La oposición desconoce la pertinencia del sentido común

¡Ahora a marchar contra las misiones!

Necesario es lograr la mayor cantidad de gobernaciones y alcaldías en las próximas elecciones. Imperativo es interiorizar que lo que se decidirá el 23 de noviembre de este año será la ratificación o no de la senda que este pueblo se dio al elegir a Chávez como Presidente; votar la Constituyente; oponerse al golpe de estado y al paro criminal petrolero. Estas elecciones también son el escenario adecuado para la reflexión a lo interno del chavismo sobre algunos personeros que juegan a la indecisión, al golpe suave, a la siembra de la desesperanza, a un chavismo sin Chávez o sin pueblo. En tal sentido, en respuesta a esos y a la oposición irresponsable, fundamental es precisar cuales son los logros más reveladores del proceso; cuales significan promesas de nueva sociedad, de socialismo posible, de respuesta adecuada ante un universo capitalista que cada día muestra con mayor crudeza sus contradicciones y fisuras.

Importa mucho, en esta honda reflexiva, precisar el odio de clase presente en sectores recalcitrante de la oposición. Tomar conciencia que la voluntad fascista que los envuelven no acepta, no concibe beneficio alguno para los sectores populares, lo cual quedó claramente establecido este sábado 30 de agosto por vía de Globovisión: Ni hablar, la oposición odia al pueblo venezolano. Ese día, desde la plaza Brión de Chacaíto, los descocados de la derecha venezolana, advirtieron y amenazaron con grandes movilizaciones de masas contra el ´´Reeegimen´´ a partir del inicio de clases en septiembre (nuevamente la utilización de muchachos y muchachas para sus barrabasadas). La idea, la intención no es otra que embochinchar el país, generar
algarabías solo concebible en gallinas cluecas sin capacidad de poner huevos pero si de armar confusiones cuando otra lo hace; es justificarse ante la administración Busch y demás estertores del Neo-liberalismo en Nuestramérica.

¡Tremenda verdad! La canalla oposicionista en Venezuela quiere pero no puede. El tiempo pasa; Busch se va; Obama anda buscando brújula; Rusia le da un parao a la OTAN y Hondura se integra al ALBA, mientras la Corte Internacional de Justicia estudia la posibilidad de enjuiciar al delincuente, al jefe de los paramilitares colombianos y aliado de los conspiradores venezolanos - Álvaro Uribe-. 

Así y todo, los descocados se reúnen en Chacaíto y luego de la alucinación propia de los lunáticos, bajo la tutoría del Gran Maestro de la Desvergüenza (Pompeyo Márquez) y con la cobertura de Globovisión dicen: ´´En septiembre marcharemos contra el Reeegimen; contra la distribución de la riqueza petrolera; contra la ayuda a Bolivia y demás pueblos miserables, ahora si nos pusimos los pantalones largos y plantamos nuestra cara al sol´´. El Gran Maestro de la Desvergüenza dice que marcharan contra Barrio Adentro; Misión Milagros; Misión José Gregorio Hernández, en fin, que marcharán en contra de las dadivas populistas del chavismo y que hoy disfruta el pueblo venezolano. Los
opositores de siempre, herederos y protagonistas de la IV República, también se duelen por el paquete de leyes habilitantes y no podía ser de otra manera, adivinen, en su conjunto estas normas benefician a los sectores populares y ello molesta a las fieras salvajes del neoliberalismo pendiente siempre de que el pueblo, los mal vestidos, los de abajo, no alcancen favor alguno, en pos de las ganancias del capital. Así habla y pregona esta oposición ¨democrática¨.

La mesa está servida, la intolerancia tropical considera una raya que a los sectores populares, niños y gente de avanzada edad se les enseñe a leer y escribir; que a otros se les arreglen sus dientes; que los muchachos del pueblo vayan a las universidades; que la gente se empareje con Mercal o Pedeval; que las comunidades populares alcancen un hábitat digno; que los ojos de ancianos y ancianas vean nuevamente; en fin que las grandes multitudes pobres y desasistidas hasta hoy, cuenten con atención médica. Ante lo cual, nuestro deber es exigirle a ese fascismo trasnochado, a sus candidatos a Gobernaciones y Alcaldías que expliquen ante los sectores populares, en cada uno de sus discursos y programas de opinión ¿Porque se oponen a las Misiones? Que cada candidato del fascismo diga si eliminará o no los programas sociales, así como la intencionalidad política e ideológica que los direccionan. Ellos -los lleva y trae del Imperio- los mismos que señalaron que PDVSA no era rentable y ahora vociferan histéricamente porque el producto de PDVSA permite el impulso del ALBA y de ese chorreron de Misiones, que expresen sus argumentos ante una política que ha respondido de manera adecuada a los intereses populares. Que la oposición diga sin socarronería que solo añora servir al Imperio y a la clase parasitaria de la oligarquía nacional.

En atención a esta novedosa arrogancia de la derecha fascista venezolana, pensamos que un buen ejercicio de democracia y participación es preguntar en murales, artículos de opinión, foros y seminarios, pintas: ¿POR QUÉ LA OPOSICIÓN MARCHARA A PARTIR DE SEPTIEMBRE CONTRA LAS MISIONES? Y en ese sentido que la opinión pública opine, es más que se entreviste a voceros y candidatos de la oposición, a sus analistas y asesores. Queremos saber si ellos tienen una propuesta que supere la intencionalidad política e ideológica de las Misiones. Que la campaña para gobernadores y Alcaldes esté matizada por esa interrogante.

¡Solo el pueblo salva al pueblo!
Frente Anti-fascista de Venezuela



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3213 veces.



Luis Villafaña


Visite el perfil de Luis Villafaña para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: