La Propaganda evita que pienses

Cuando estudiamos Teoría de Estado, debemos analizar lo que algunos autores denominan: factores de dominación; entendiendo éstos como herramientas útiles para que un determinado grupo social (público o privado) imponga su voluntad sobre otros y no necesariamente en contra de su resistencia. Estos factores son múltiples, pero nos referiremos en este artículo a uno que a nuestro juicio constituye, actualmente, la herramienta más poderosa de dominación de nuestra civilización; esta es, sin lugar a dudas, la propaganda política. Así como en el ámbito comercial, la publicidad es hoy la mejor herramienta para apoderarse de un mercado, la propaganda política es la mejor herramienta para mantener un gobierno o para derrocarlo.

¿Cómo funciona y cual es el efecto esperado con la aplicación de la propaganda política? Desde que en el Tercer Reich se asumió y desarrolló la propaganda política como herramienta de guerra, los métodos no han variado mucho. La Alemania Nazi ha sido la fuente más importante de conocimiento para entender cómo se puede utilizar la propaganda política para dominar a las masas. En este sentido, la propaganda mantiene los siguientes principios generales: "¿A quién debe dirigirse la propaganda? ¿A los intelectuales o a la masa menos instruida? ¡Ella debe dirigirse siempre y únicamente a la masa!... La tarea de la propaganda consiste, no en instruir científicamente al individuo aislado, sino en atraer la atención de las masas sobre hechos y necesidades. ...Toda propaganda debe ser popular, y situar su nivel en el límite de las facultades de asimilación del más corto de alcances de entre aquellos a quienes se dirige... La facultad de asimilación de la masa es muy restringida, su entendimiento limitado; por el contrario, su falta de memoria es muy grande. Por lo tanto, toda propaganda eficaz debe limitarse a algunos puntos fuertes poco numerosos, e imponerlos a fuerza de fórmulas repetidas por tanto tiempo como sea necesario, para que el último de los oyentes sea también capaz de captar la idea." (Mein Kampf (Mi Lucha). Autor: Adolf Hitler). En términos generales, la estrategia utilizada se basó siempre en el principio de propaganda básica: la simplificación y reiteración constante del mensaje, apelando a las emociones y no al intelecto, de esa manera, el receptor odia o ama; así se busca que el mensaje se procese de manera superficial y penetre en el inconsciente de las personas orientando su conducta casi sin percatarse de ello; y cuando es eficaz la propaganda, el receptor rechaza cualquier conversación, lectura, audio o video que lo intente hacer reflexionar sobre el asunto; evita cualquier cosa que pudiera hacerlo cambiar de opinión. En estos casos, los afectados por las propagandas, viven en un mundo de sensaciones que los hacen percibir una realidad distinta a la que realmente vive.

Entre las técnicas utilizadas por los Nazis, está la técnica de infundir temor, denunciando peligros que generan ansiedad, ofreciendo, al tiempo, las soluciones para ello. Hitler dijo:“Para obtener rápidamente un importante consenso entre la masa trabajadora éstos son medios infalibles. En las concentraciones copiar a los marxistas en el uso del color rojo…” de esta manera intentaban confundir a quienes simpatizaban con los marxistas.

¿Cuál es el antídoto a la manipulación propagandística?

Si ya hemos visto que la propaganda persigue que las personas sientan y no que piensen, no hay otro antídoto que el análisis científico de la situación social; investigar; buscar fuentes más confiables que los periódicos o los noticieros televisivos o radiales para conocer lo que pasa en nuestro entorno. Existen muchas fuentes que utilizan métodos científicos para obtener datos, con los cuales podemos construir una visión más cercana a la realidad; de otra forma, corremos el riesgo de ser tontos útiles de intereses mezquinos.


valgo7@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2403 veces.



Juan Carlos Valdéz


Visite el perfil de Juan Carlos Valdez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: