Mario Silva “La Piñata” de moda

No es que sea excepcional que critiquen a Mario Silva, tampoco que las criticas sean duras, a veces ponzoñosas y en muchas ocasiones personalísimas, pero es que al parecer la nueva moda es usar al conductor de “La Hojilla” de piñata, y no es que no se le pueda criticar, claro que se puede, y hay un grupo de escribidores de Aporrea que suelen hacerlo y muy ácidamente.

Una lee que el Sr. Silva es “grosero”, “ordinario”, “inquisidor”, que “llama a la confrontación”, que “se cree más chavista que el ¿¿Papa??” (esa no la entendí), que es “chabacano”, que “insulta a todos” y un muy largo etc., pero quienes escriben estas criticas a su vez insultan al Sr. Silva de todas las maneras que pueden, otros escriben acusándolo de tapar o encubrir las fallas de la Revolución Bolivariana con ataques inmisericordes a los críticos o cuestionadores, que incluso alegan ser objeto de una especie de “persecución” televisiva, y otros van más allá y acusan a “La Hojilla “ y a su conductor de tener “mediocridad dialéctica y holganza revolucionaria” y de practicar un periodismo alternativo “bufo y execrable”, como diría mi hija ¡¡Guao!!.

Cuando se leen tales cosas sin tener referencias o un contexto del trabajo de Mario Silva en “La Hojilla”, se podría creer que este ciudadano es una especie de “mafioso” tipo “padrino”, que con el poder que ostenta en la Revolución Bolivariana “destruye” y que nunca ha contribuido en nada, que solo es una especie de ególatra, aficionado o peor aun, adicto a globovisión ( y su nada ingenuo “periodismo”), que nos obliga a verlo cada noche, para robarnos nuestra paz y tranquilidad, además de tratar de “inyectarnos” y mantenernos como pueblo en una “división histórica”.

A estas alturas se puede creer que el Sr. Mario Silva no solo es poderoso a la manera humana tradicional, es que al parecer tiene poderes sobrenaturales, que le han permitido crear hechos periodísticos, políticos y económicos, induciendo y programando a los autores de la conjura del Golpe de Estado del 11 de Abril del 2002, o los asesinatos de venezolanos ese fatídico día, o la desaparición del video que demostraba que no había marcha de la oposición en el Puente Llaguno, o el regocijo descarado de periodistas, dueños de medios, curas, empresarios y militares en Miraflores el 12 de Abril del 2002, felicitándose unos a otros por su participación en el Golpe de Estado, o el sabotaje a la industria petrolera, o las bombas en las embajadas, o las guarimbas del fascismo de Primero Justicia, o los cientos de complots y planes para asesinar al presidente Chávez, en fin la suma de todas y cada una de las maldades de los apátridas que componen la oposición en nuestro país.

La realidad es que, el Sr. Mario Silva ha contribuido a desenmascarar, desnudar, destapar y destruir las mentiras, las manipulaciones y los engaños de la oposición golpista, nos ha ayudado a entender lo que es un mensaje subliminal, a mantenernos alertas ante la alienación, a aclarar quien es quien, a no creer en falsos llamados a la reconciliación, a destapar la miseria de más de un falso revolucionario, y claro que en un proceso como ese se van dejando enemigos, y no solo en la oposición golpista.

¿Que Mario Silva no es perfecto?, espero que no, porque después de todo es humano, ¿Qué su programa puede mejorar?, por supuesto, todo es mejorable, por mi parte espero que “La hojilla” permanezca, que se transforme en donde deba y crezca, pero que en su esencia no cambie, porque la guerra comunicacional apenas empieza.

nadezca@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2850 veces.



Nadezca Mujica


Visite el perfil de Nadezca Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: