Comentario sobre el artículo de "The Washington Post" y la "perdida de influencia" de Chávez en la región

Los “analistas”, o mejor dicho, los laboratorios ideológicos del imperio no pierden oportunidad para lanzar su veneno en contra de los Latinoamericanos y más aún contra los procesos de liberación de estos pueblos y que las circunstancias, la historia y la vida colocan a Venezuela y su líder, Hugo Chávez, al frente de esta dura batalla; como los imperialistas están acostumbrados al ejercicio de la política de la forma más baja y ruin, ahora intentan generar un conjunto de escenarios en donde el ego de presidentes y mandatarios están en la mira de estos "analistas expertos". Ahora hablan de una supuesta "perdida de influencia" de Chávez en la región motivado por "la llegada de Obama a la casa Blanca"...por una parte ensalzan a Chávez para otorgarle poderes supranacionales para luego intentar dibujar un escenario donde supuestamente "pierde influencia". No valdría la pena ni siquiera comentar el editorial sino es por el importante despliegue mediático que a través de distintos canales, prensa escrita e internet se le otorga al tema y sobretodo porque es importante precisar que el artículo al cual haremos referencia no es otra cosa que el producto de un sucio laboratorio del imperio, esto desde luego nos ofrece la oportunidad para precisar algunas opiniones con respecto a lo que está ocurriendo en Latinoamérica igualmente.

La primera gran mentira del artículo publicado en The Washington Post, firmado por un señor llamado Edward Schumacher, es tratar de presentar al presidente Chávez como el promotor de "la guerra con Colombia"; nadie con cuatro dedos de frente cree esto, sin embargo, el artículo dirige sus cañones en el sentido de crear esta matriz absolutamente falsa. Es Venezuela objeto de una gran agresión por parte de la visión guerrerista de los ejecutores del Plan Colombia, tanto dentro como fuera de ese país. Venezuela al igual que Ecuador son víctimas de esa política guerrerista de Uribe y su camarilla paramilitar y narcotraficante, pero, según el señor Edward Schumacher-Matos, el héroe del famoso artículo, Chávez anda desesperado en una guerra con Colombia y recibe el desmarcaje de Ecuador. La forma como manipulan las declaraciones de distintos funcionarios del gobierno Ecuatoriano le colocan al señor Schumacher-Matos el espejo que éste quiere ver, inmediatamente se refiere a supuestas declaraciones del ministro de la defensa Ecuatoriana en este tenor, "Sólo la semana pasada, dos aliados de Chávez rompieron filas. Ecuador y Venezuela se habían unido contra su vecino Colombia por causa de la guerrilla en ese país. Pero el presidente ecuatoriano, Rafael Correa, acaba de aceptar una oferta de paz de su homólogo colombiano Álvaro Uribe" y luego prosigue este "analista"..."Además, el vicepresidente ecuatoriano incluso dijo que su país no dejaría que Chávez lo arrastrara a una guerra con Colombia, mientras que el ministro de Defensa rechazó un nuevo intento del mandatario venezolano de darle a las FARC la condición de beligerantes"....Nada más absurdo, algo que jamás ha sido planteado como política de estado por parte de Venezuela, Chávez en alguna oportunidad planteo algo absolutamente lógico...si en Colombia se está buscando la paz y la desactivación de las guerrillas para que se incorporen a la actividad política normal y pacífica, lo lógico es que se les reconozca su beligerancia, eso está de cajón, no obstante, el señor Schumacher recoge este retazo y lo descontextualiza de tal forma que para un lector desprevenido la conclusión es la siguiente: (Chávez quiere la guerra con Colombia porque no le reconocen la beligerancia a las FARC, para ello se alió con Ecuador peeero..."Ecuador se desmarcó de la influencia Chavista").

En el paquete no podía quedarse fuera Lugo de Paraguay y la posición del Congreso de ese país; desde hace algunos días los medios opositores vienen presentando como "un gran éxito" el logro de la derecha paraguaya en el congreso de ese país al bloquear el ingreso de Venezuela en el Mercosur, algo meramente simbólico porque la integración al sur es cada día más palpable y evidente, no obstante, la derecha se masturba la mente con este tipo de obstáculos como la decisión de la derecha paraguaya enquistada en el congreso de ese país. Podemos concluir que el análisis de este personaje está tan alejado de la realidad que raya en lo absurdo, pero, llama la atención poderosamente el despliegue informativo que en el mundo se le da a un análisis tan pobre y tan fuera de foco...cualquier editor que eche una ojeada a semejante mamotreto de artículo debe tirarlo a la papelera, lugar quizás demasiado importante para tal "monumento a la mentira" que representa ese artículo del señor Schumacher, con ello, queda descartado un posible desliz del periódico, por tal razón, la única conclusión lógica de la publicación de semejante bodrio no puede ser otra cosa que parte de una sistemática campaña para agredir a los pueblos Latinoamericanos, insultar el liderazgo que se levanta en estas tierras y sembrar, o intentar sembrar la división en el seno de la unidad suramericana contra la instalación de las bases militares de EEUU en Colombia. La intención del artículo ampliamente publicitado no es otra que la siembra de la confusión dentro de los pueblos y por otra parte, se intenta minimizar lo que evidentemente es el centro de la próxima reunión de Unasur: la grosería imperial y la manipulación extrema de un país como Colombia al mantener una actitud bélica e irracional jugando el papel triste de otra Israel, la Israel de Latinoamérica.

A todas luces el señor Edward Schumacher-Matos no es otra cosa que el producto de esos laboratorios de la CIA que simulan ser "analistas" y "escritores" y publican con cualquier nombre “sus análisis”, sobretodo para sembrar la confusión en las filas de los pueblos. Intentar personalizar el proceso Latinoamericano en un hombre no puede ser sino una maniobra del enemigo imperial, Chávez juega un rol de vanguardia en este despertar de los pueblos, al igual que Fidel, Correa, Lugo, Evo, Daniel y a ellos se suman visiones nacionalistas y progresistas como el caso de Argentina, Brasil y otros gobiernos, sin embargo, las posiciones más claras están en Cuba y Venezuela, los procesos en estos países dan garantía al ritmo de la marcha...por esa razón no es casual la invasión a Colombia; la ocupación militar yanqui de Colombia forma parte de ese plan hemisférico del imperio por recuperar el terreno perdido ante el avance ideológico de los pueblos Latinoamericanos y el surgimiento de una conciencia de la necesidad de la unión de Latinoamérica. Eso en resumen es Bolivarianismo; son las ideas de Bolívar contra Monroe y su doctrina de "América para los norteamericanos".

Cabe destacar que uno de los principales recursos de las campañas mediáticas imperiales es sembrar en el imaginario popular la impotencia y el desánimo...para los gringos lo primordial es mantener pueblos sumisos e incapaces de otear el horizonte y trazarse metas de gloria y heroísmo. Otra táctica de los Think Tank del imperio es invisibilizar a los pueblos, quitarles la voz, hacerlos invisibles, desmotivarlos...Qué casualidad que luego de lo del Congreso Paraguayo surjan este tipo de "análisis" y con todo el despliegue mediático por los principales medios oligarcas, forma parte de la estrategia imperial que va desde lo ideológico, comunicacional hasta lo estrictamente militar... ¡bienvenidos a la guerra de cuarta generación! En esta guerra " la artillería del pensamiento" como nos lo indicaba Bolívar es vital, por esa razón, no dejemos ningún espacio al azar...


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1815 veces.



Luis Alberto Toro Ojeda

Publicista. Militante de izquierda. Integrante del Frente Bicentenario de Campesinos del estado Trujillo. Integrante del PSUV.

 latojeda@gmail.com      @latojeda

Visite el perfil de Luis Alberto Toro Ojeda para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Luis Alberto Toro Ojeda

Luis Alberto Toro Ojeda

Más artículos de este autor