Espectro radioeléctrico, leyes y democratización

Siempre conviene en este tipo de comentarios, hacer una síntesis histórica para transitar por el origen de la Radiodifusión y la Televisión, cuando de nuevo se pone sobre el tapete por parte del Estado, la necesidad de establecer reglas del juego para que permitan recordar que el ¨EL ESPECTRO RADIOELECTRICO¨, pertenece a la nación, como producto de acuerdos internacionales, el primer acuerdo en la Convención de Praga en 1928, cuando reservó para la radiodifusión interna de cada país las ondas larga y media.

Revisando el libro ¨El Locutor Educativo¨, cuyo autor, Oswaldo Antonio Nuñez, y de quien guardamos vastos conocimientos sobre el importante oficio de locutor por allá en la década del 80, ya que era un preocupado profesor de la locución. Refiere el libro que el 23 de mayo de 1926, aparece la primera emisora de aficionados Aire Broadcasting Central de Caracas y el 11 de marzo de 1930, sin permiso, y 2 años después recibe el permiso para funcionar como radiodifusora comercial, Brodcasting Caracas y en 1937 aparece Radio Nacional, primera emisora cultural. El 19 de enero de 1932 aparece el primer reglamento de Radiocomunicaciones, el primer concesionario Coronel Arturo Santana, la primera planta de televisión fue la Televisora Nacional el 22 de noviembre de 1952, también surge la Cámara Venezolana de la Industria de la Radio y la Televisión, más tarde se dividieron.

Fue bastante difícil bajo el régimen dictatorial de la época poder fomentar el medio radiofónico, además las limitaciones tecnológicas y de conocimientos; sin embargo a la muerte de Gómez, poco a poco se fue incrementando este medio tanto en Caracas como en el interior, fundan la cadena de Radio Continente y Rumbos, donde se difundieron programas novelados, musicales y después surgió el Radioperiodismo con los noticieros.

En 1940 se promulga la primera Ley de Telecomunicaciones, la que permaneció invariable por muchas décadas, se desarrolló la televisión y todavía en las década del 80, no era posible aprobar una ley que normara la Radio y la Televisión, las normativas se hacían por medio de reglamentaciones, decretos, resoluciones de despacho y otros mecanismos, como el decreto del 1x1 en la década del 70 para equilibrar las programas musicales y el de la década del 80 del Presidente Luis Herrera, sobre la eliminación de la publicidad de licores y cigarrillos, este fue polémico, protestado y el Presidente se ganó el silencio en los medios Radioeléctricos, en dichas reglamentaciones contemplaban, la locución, el idioma, la propaganda, la publicidad, la disposición de la media hora para que el Estado informara de sus proyectos y realizaciones, los aspectos técnicos, tarifas, concesiones etc.

Lo usual con el funcionamiento de la Radio, primero, y la Televisión posteriormente fue el otorgamiento de concesiones a personeros muy ligados a gobiernos o partidos de gobierno, senadores, diputados, ex- militares, gobernadores, ex –gobernadores y empresarios, la costumbre se hizo ley así se fueron haciendo al espectro radioeléctrico, a través del tráfico de influencias. Los locutores ingresaban a la radio, como productores independientes, con el 50-50; 60-40, que cobrábamos producto de la venta de publicidad ( cuñas), los empleados directos, muy pocos, los operadores en aquella época, toda la programación tenía que ser rentable, por eso los programas de corte cultural se hacía difícil difundirlos, ya que los patrocinantes eran escasos, predominaban los deportivos, opinión, talento vivo y otros que por sus condiciones especiales daban utilidad económica. En los noticieros o programas de opinión, se debía de observar ciertos lineamientos y controles para no afectar a personeros del gobierno u oposición que fueran influyentes, en cuanto a la relación de trabajo, no se permitió la sindicalización, el Sindicato de Radio, Cine y Televisión, hizo sus escaramuzas y parcialmente en una época se lograron algunos pasos, pero a los dirigentes los retiraban de los cargos, siempre los patronos negaron la contratación colectiva, de manera que la presión se hacía tan fuerte que las luchas se desvanecieron.

Nuevamente se pone sobre el tapete, el Tabú que ha envuelto a los medios de y comunicación, ahora a los de las ondas eléctricas, por intocables, por ser acecho, peligro a los gobiernos, siempre estas empresas de Radio y Televisión agrupadas y muy bien amparadas por las respectivas cámaras, han sido un muro, no como el de Berlín, se derrumbó, pero si como los de Israel en Palestina, y el de EE.UU. en la frontera con México, o una verdadera muralla China. En los 10 años de Gobierno bolivariano, se han promulgado dos leyes, para establecer las normativas legales, la Ley Orgánica de Telecomunicaciones que tiene 7 años de vigencia y la Ley de Responsabilidad Social de Radio y Televisión, promulgada en diciembre de 2004. Esta última revivió el tabú, no pueden amordazarnos, defendemos la libertad de expresión, esto es una dictadura, nos quejaremos ante el mundo de las agresiones de este gobierno autocrático. No aceptaremos la ¨LEY MORDAZA¨, de esta forma la bautizaron, se movieron cielo y tierra, buscaron padrinos aquí y allá, contaron con la bendición de la jerarquía eclesiástica, que por cierto en la década del 70 y 80 del pasado siglo, abogaron por las regulaciones de estos medios.

En esa época fue creado el proyecto RATELVE, diseñado para una nueva política de Radiodifusión del Estado, (mayo 1975), en ese entonces, Ovidio Pérez Morales, Monseñor declaró en El Nacional: ¨Es necesario que el Estado asuma seriamente su misión en el campo de la comunicación¨. (10-07-75), aún ese diario esparcía algo de la semilla de su fundador Miguel Otero Silva.

El referido proyecto, nació y murió, los poderes mediáticos acallaron hasta a la Iglesia, se siguió con los pañitos de agua tibia. La Tv, siguió mostrando sus imágenes cautivas y eróticas de programas novelados y la violencia del cine, y sus jugosos comerciales de privilegio; la Radio continuo difundiendo sus programaciones con las cuñas y pautas de buenos dividendos, y la Prensa con sus abultados anuncios publicitarios, sus líneas editoriales políticas, informaciones a su manera y opinión ajustada a sus intereses.

Es de muy vieja data, desde la misma aparición de la radio, el principio de la obligación de servir al público, cuando se otorgaba una concesión se resaltaba esta premisa de ¨interés, conveniencia y necesidad pública, normativa básica para entregar licencias a operadores, de hecho en el Norte y Europa, se retira la concesión a quien no se ciña a la norma de interés público. Tal Vez en nuestro país ante la negativa de los dueños de medios a aceptar una nueva ley; los legisladores en la ley de Educación de 1980, en su artículo 11 dejaron establecido lo siguiente: Los Medios de Comunicación Social, son instrumentos esenciales para el desarrollo educativo; en consecuencia aquellos dirigidos por el Estado será, orientados por el Ministerio de Educación y utilizados por este en la función que le es propia. Los particulares que dirijan o administren cooperación a la tarea educativa y ajustarán su programación para el logro de los fines y objetivos consagrados en esta ley.

Se prohíbe la publicación y divulgación de impresos u otras formas de comunicación social que produzcan terror en los niños, inciten al odio, la agresividad, la indisciplina, deformen el lenguaje y atenten contra los sanos valores del pueblo venezolano, la moral y las buenas costumbres. Así mismo, la ley y los reglamentos regularán la propaganda en defensa de la salud mental y física de la población.

También la ley del trabajo, sobre la actividad de menores y los malos efectos de la propaganda, la ley del sufragio y el reglamento de alimentos, la reglamentación de la publicidad y la propaganda, alertaban y prohibían sobre los malos pasos de los medios. Recién se acaba de sacar del aire una propaganda engañosa, psicológicamente dañinas a las madres embarazadas, violadora de los derechos de la mujer y prohibida hasta en viejas legislaciones, entonces una jueza no consiguió méritos para condenar y prohibir la mencionada propaganda, es decir la Juez no halló una ley para proceder a eliminarla, a pesar que la Fiscalía avaló la prohibición. El ministerio del ramo según las leyes existentes puede prohibirla, y la ley contra la no violencia de la mujer también lo prohíbe, un juez o jueza, debe actuar apegado a derecho, con equilibrio, sin parcialidad política, económica, de raza, religiosa; actuar en forma contraria es ir contra el interés general y dañar la imagen del poder judicial.

LA DEMOCRATIZACIÓN DEL ESPECTRO RADIOELECTRICO, no tiene vuelta atrás, es una deuda del poder ejecutivo con el pueblo, en las dos leyes: Orgánica de Telecomunicaciones y de Responsabilidad Social en Radio y Televisión, repasamos su articulado y están las herramientas legales para ejecutar medidas en beneficio de la colectividad, desconozco los reglamentos, que son los que permiten la amplitud y comprensión conceptual del articulado de la ley, pero en la ley dice de los deberes y derechos de operadores y usuarios, de CONATEL, del Ministerio del ramo, no sé si los reglamentos fueron elaborados por el Ejecutivo, los he buscado infructuosamente.

Pero las leyes establecen claramente todo lo que hay que hacer contra las violaciones y abusos de los que disfrutan las licencias concedidas por el Estado, más bien la demasiada democracia ha dado larga a los operadores para ponerse a derecho y cumplir las normativas, son nueve años y cinco años de promulgadas las mismas, muchas veces estas se hacen letra muerta por aquello de la costumbre y por las estrategias y trabas de los intereses para no cumplirlas y así obtener beneficios e imponer la famosa ley de la costumbre.

La lucha es dura, ninguna lucha es fácil, desde que el Ministro Diosdado Cabello, anunció las medidas contra la ilegalidad en que han caído los posibles operadores, se armó las de San Quintín, gritos y quejas ante el Imperio y organismos internacionales, esa mala costumbre, de los que se oponen al gobierno Democrático, progresista, soberano, rescatador de nuestras riquezas para distribuirlas mejor al pueblo, esa oposición que es como los muchachos chiquitos, que ponen quejas por nada, pero siquiera estos niños lo hacen ante los padres o maestros, pero estos adultos, que al parecer perdieron la noción de lo que es patria, pues quejarse aquí ante organismos internacionales y no conformes se van a la OEA, a la Corte Internacional, a casa del TIO SAM, a llorar por las decisiones soberanas porque el pueblo eligió al gobierno, basado en la Constitución y leyes, para que las haga cumplir. LAS LEYES SE CUMPLEN O LA MILICIA SE ACABA, y el no ponerlas en práctica, la anarquía os devorará como bien lo dijo nuestro Libertador, y los anarquistas de la Ultra Derecha, no olvidemos, tienen sus propias leyes. Veámonos en el espejo de Honduras, los usurpadores ignoraron la Constitución e impusieron la de ellos, la de sus intereses minoritarios y capitalistas, olvidando a las mayorías.

Todos estos días han salido los enemigos de la justicia y la paz, abogan por que nada pase con su ilegalidad, que la Radio y la Televisión sigan alienando y lanzando mensajes cuyos contenidos, dirigidos a los sentimientos de su segmento cautivo y también para aquellos que puedan ser vulnerables a su terrorismo mediático. Qué como sabemos lo importan desde los laboratorios especializados del Imperio, ellos son los creadores de la propaganda, publicidad, relaciones públicas, el mercado, el mercantilismo, el snobismo, el cine violento, las armas nucleares, el expansionismo, las invasiones, los quita y pone gobiernos, amos y reyes, se consideran el centro y la capital del mundo y allá van a redimirse los que creen que sus vidas serán eternas…


saguete@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4302 veces.



Teodoro Guerrero Salas


Visite el perfil de Teodoro Guerrero Salas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a82463.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO