Dramáticas profecías para Globovisión y su falangista

Para comprender la programación de este canal, con el cual se intenta aplicar el Mein Kampf de Adolfo Hitler, legitimar su acción mediática hacia la clase media Venezolana. A través de un movimiento social político, enraizado en el glamour, buenos perfumes y rituales satánicos en el estudio 666, como una especie de iluminates de lucifer.

Estos engendros del diablo, estos panfleteros de la comunicación que blasfeman de cuantas cosas no conocen; y en las que por naturaleza conocen, y se corrompen por un salario.

Desconocen el daño que le hacen a su familia, ya ellos espiritualmente son irrecuperables.

Lo antes expuesto no es meramente teoría, es una realidad comprobada en varios periodistas de este canal, familiares, amistades. Un manto de desgracias ha caído sobre ellos, su aura cada día se observa más opaca, sin luz espiritual.

Como actúan de forma hipnotizada, se niegan a obedecer sus órdenes que vayan contra su espiritual manera cristiana de pensar y actuar, especialmente en lo moral y en lo espiritual.

Por profanar, la mente y corazón de la clase media, están siendo malditos, en el tiempo y espacio eterno de Dios. No tienen ni tendrán paz.


El falangista los graba día y noche.

Por ser este hombre, un engendro del diablo y que está perdiendo la batalla contra el bien, la luz de Dios, se comporta maltratando a un periodista por usar un salcillo en la oreja (una cosa normal entre artistas y deportistas), y eso no lo califica de homosexual.

¿Dónde están los derechos de ese valiente periodista?



Los escritores, médicos, abogados, estudiantes, sacerdotes, monjitas, militares, políticos, son espiados por este señor.

Su estudio o Salón Kitty, se ha hecho célebre en el este de Caracas, con una cartera de clientes que son los que patrocinan el canal, y de este modo recoge su información.

Ha comprado cartas y grabaciones intimas de mucha gente, de su vida privada y los chantajea de hacerlas públicas, si no asisten al canal a declarar o emitir su opinión.


Su orden.

Para evitar que los secretos del canal, no corran riesgo, se aplica el código siguiente: el periodista tendrá conocimientos de asuntos secretos únicamente del cual se le ordenaron investigar.

Ni sus colegas, familiares, amigos, pueden conocer la información.

Nadie debe enterarse de una misión.

Caso concreto 11 de Abril del 2002, periodistas del canal, colocados al lado de los francotiradores que asesinaban a un pueblo a favor y en contra del gobierno.

Caso Danilo Anderson.

Caso plaza Altamira.

Caso Daktari.

Por ultimo, muchas periodistas, por usar prendas de vestir de última moda, son chantajeadas.


La paz les doy la paz os dejo, hay tiempo periodistas de Globovisión para el arrepentimiento y salvar a sus familias, ellos desconocen la maldad que ustedes están haciendo.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2106 veces.



Lucas Pérez


Visite el perfil de Lucas Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Lucas Pérez

Lucas Pérez

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a70092.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO