RCTV como promotora de la guerra mediática: un totalitarismo sin precedentes

En materia de política exterior también se dan giros casi imperceptibles. En ese sentido los cambios, tal como están y siguen operando en los medios de comunicación mundiales, y luego del inicio internacional de la democratización del espectro radioeléctrico iniciada por Venezuela, parece indicar un leve puente modulante que, seguramente conduciría a otros destinos no necesariamente bélicos, pero si da carácter psicológico de los medios claramente convertidos en esa maquinaria  de hacer guerra.

 

Paradójicamente, se ha iniciado  el debate por una nueva televisión, la reproducción de nuevos valores, el freno a la globalización del gusto y la estética ,sobre todo ante la circulación exponencial de esteriotipos, prácticas de violencia transmitidas morbosamente por teléfonos celulares  y otras perversiones que operan en el espacio virtual y televisivo.

 

Pero Imperio contraataca. Es cierto que vemos desplegarse un omnipoder bélico-tecnológico-mediático, y por eso necesitamos percatarnos de sus movimientos, la clave de ello por su puesto que es las mega empresas que conforman un complejo tinglado, del poder trasnacional. Sin embargo, debemos detenernos en analizar no lo que cambia sino aquello que permanece constante.

 

En  La Doctrina de la Guerra Permanente encontramos respuestas, Fernando Mires atribuye un único desplazamiento a los movimientos del imperio: su relación con la política internacional. No deja de ser un motivo de alerta, las reacciones sobre el caso de RCTV, que se ven en las televisoras, periódicos y prensa electrónica europea, de ciertos sectores venezolanos y académicos extranjeros, profesionales de medios, y fundamentalmente ¨activistas de derecha¨ refugiados en  una especie  ¨revival¨ (reciclaje) de la lucha por los derechos civiles, pero que dejan entre líneas una expresión de "pena ajena" al convertirse en meras ¨estaciones repetidoras¨ de los reiterados anuncios de los voceros de Bush o de las recetas del llamado Golpe Suave que tiene sus orígenes en aquella revuelta de los estudiantes de la Plaza Tiananmen en Pekín.

 

El escenario internacional está allí, los medios de comunicación  exhiben los movimientos, acuerdos,  visitas, giras presidenciales, por eso ese lamento y  es el poder del cual RCTV se lamenta, no olvidemos que  los noticieros antes del golpe mediático del 2002 en Venezuela, operaron con un esquema análogo a  la fenomenología de la música: se introduce el tema, se repite incesantemente una información,  se desarrolla, se busca el punto de máxima tensión y se resuelve.

 

En todo caso las noticias que atañen al Presidente Chávez son indicadores necesarios de la clara diferenciación lograda entre el proceso bolivariano revolucionario respecto a la geoestrategia mundial que pone en movimiento Bush, en sus cadenas de noticias (CNN) , donde RCTV y Globovision son sus eslabones queriendo erigirse como la única verdad, parámetro para las grandes decisiones mundiales logrando  reproducir globalmente  una sociedad totalitaria sin precedentes, ajena y contraria a ese mundo posible y multipolar dispuesto a responder a las demandas planetarias: democracia participativa y protagónica.

 

Es un hecho que ese  núcleo de contradicciones e intercambio de valoraciones, que se han presentado mundialmente con el cese de la concesión de RCTV, es y seguirá siendo reacciones ante el episodio de confrotacion que lidera Venezuela con el neoliberalismo mediático. Por su  parte el  discurso desconstructor (J. Derrida)  de  Chávez  se expande cual pedagogía ciudadana –muchas veces incomprendida- pero permanentemente de la diversidad y niveles de los destinatarios, lo cierto que se difunden  los temas de la real integración, la multipolaridad, el comercio equitativo, el respeto a la opinión, la soberanía alimentaria, el desarrollo endógeno sustentable, la soberania y la diversidad cultural se ha expandido.  

 

La reciente denuncia ante el mundo y las Naciones Unidas de la libertad de Posada Carriles  ha logrado: arrojar a la luz pública el desenmascaramiento del Estado Terrorista, para lo cual Venezuela se muestra activa ante materias en otras épocas olvidadas o temas tabú: activación de los mecanismos de seguridad y defensa de la nación, depuración  del sistema electoral, la re-estructuración a fondo de los componentes estructurales del sistema de político mediante mecanismos de participación ciudadana o el llamado poder popular donde ahora cada Ministerio obedece a esa denominación.

 

En Venezuela, los magnates de los medios se tenían que rebelar otra vez, pero buscaron nuevos actores (los estudiantes) entre tanto en ese espacio de debate, en cada discusión, se drena energía creadora y destructora, los estudiantes ocupan el lugar de la oposición mientras escenarios como la Asamblea Nacional, Las Universidades se unen a la ya explosión del poder popular,  la circulación social de tanta verdad llevada de la boca de jóvenes revolucionarios y no-revolucionarios de no más de 20 años irrumpe en la escena pública con la misma importancia y relevancia que aquel esbozo de  una política exterior audaz, la misma que pudo restaurar la   soberanía petrolera de la OPEP; y lo que significa abortar una   mutación en el orden jerárquico del capital internacional, esa  misma política internacional de Chávez enfrenta a los Estados Unidos por principios.

 

Las mutaciones se han dado. No olvidemos que Bush ha creado un nuevo tipo de militarismo a raíz de la guerra del golfo  y ahora con nuevo cuño: arsenal de armas no atómicas, plataforma tecnológica post-bélica, la ideología del globalismo y el principio táctico de la precisión, que se convirtió en escenario real  en Bosnia, Kosovo, Afganistán, Irak, Palestina  y Líbano.

 

El Imperio , ha sabido reactualizar un conjunto de contenidos teológicos (una lectura dogmática del Antiguo Testamento), especie de parábolas de contenido retórico, recuerdos que, que para Bush  retumban en el inconsciente de su país, que en otros tiempos tuvo a Martin Luther King,  y otros luchadores que ha luchado por la reivindicación de los derechos civiles, con atavismos de ideología cooperativista, recordemos una  reacción contracultural como fue el movimiento hippie, -el mismo Bob Dylan hoy Premio Principe de Asturias- quien musicalizó la irrupción de la generación joven y del movimiento estudiantil de los años sesenta y setenta, las reacciones alternativas del mundo académico, ese movimiento social  que  hoy reencarnó en el movimiento antiglobalización y el Foro Social Mundial.

 

La ofensiva mediática y los partidos, grupos y ONG financiadas por intereses extranjeros no han podido ante el mundo, lograr manipular con el pensamiento único, eso  no es tarea fácil. Por su parte el jefe de Estado (Chávez) ha sabido enfrentar con los giros neuro-lingüistas los anti-valores que Bush ha pretendido globalizar: la paranoia del odio, la caída, el poder, el racismo y la exclusión.

 

Ante el fracaso de la estrategia del Golpe Suave, podemos decir que los episodios venideros estarían caracterizados por el establecimiento de esta nueva doctrina donde se visualizará lo siguiente: la dominación de la guerra electrónica, el avasallamiento unidimensional de la información, presión  de organismos internacionales de los derechos humanos, ya que por ahora el concepto de Guerra Asimétrica,  guerra de fuerzas tácticas, operaciones inferiores o de baja intensidad no estaría planteada en el escenario latinoamericano con una izquierda galopante y en el poder.


jlopezmujica@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3138 veces.



Joaquín López Mujica

Filósofo, escritor y diplomático

 j.lopezmujica@laposte.net

Visite el perfil de Joaquín López Mujica para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: