La Expresión de la Libertad

Un diario regional destaca en un tercio de su primera página que el Ministro (del Poder Popular) para la Educación superior recibió una delegación de estudiantes de la Universidad Simón Bolívar, acompañada de su rector, quienes solicitaron “el sobreseimiento de las causas a los estudiantes que han sido detenidos a lo largo de estas dos semanas de manifestaciones”.

Las causas por las cuales los estudiantes fueron detenidos, pueden ser discutibles; pero, no el motivo de las manifestaciones que se iniciaron “espontáneamente” pocas horas después que concluyera la concesión de RCTV, lo cual ha sido considerado como “un atropello a la libertad de expresión”; con ello se pretende justificar cualquier forma de “expresión de la libertad”.

Lo curioso de cómo cada quien expresa su libertad es que el mismo día en que el mencionado diario destaca la noticia referida anteriormente, en su interior, ocupando la novena parte de su página señala que el ex ministro inglés, “Tony Blair cree que los medios actúan como fieras salvajes”, intitula, y agrega que “reconoció que su gobierno dedicó mucho tiempo a tratar de influir en la cobertura que le daba la prensa”.

“Blair admitió que la relación entre los políticos y la prensa ha sido siempre tensa, subrayó que esa tensión se ha intensificado en los últimos años… Creo que la relación entre la vida pública y los medios está ahora dañada de una manera que requiere ser reparada”.

¿Se imaginan la importancia que le hubieran dado a la noticia si la expresión hubiese sido de Chávez, o contra él? ¡Hubiese ocupado el lugar de la del ministro! Aunque el mundo conoce a Blair como mentiroso –por haber admitido la existencia de armas químicas en Irak, para justificar su invasión– al dejar el cargo ha dicho una gran verdad que no ha sido tomada en la proporción que se merece, por los medios que critica.

Una fiera salvaje ataca inclemente a “la presa” que ha escogido como su objetivo y no la abandona hasta haberla devorado completamente. ¿No se le asemeja a como están actuando algunos medios nacionales y transnacionales contra el Presidente Chávez? Lo que ocurre es que “la presa” resultó rinoceronte, al cual no le entran ni garras ni colmillos; es muy probable que ambos se les desgasten antes de lograr su objetivo.

Blair destaca una cuestión que es parte de la política de cualquier gobierno, en cualquier lugar del planeta: tratar de que los medios transmitan una buena imagen de él. Chávez es un caso excepcional, porque ello no le preocupa; aunque lo acusen de cerrar un canal televisivo por supuesto disentimiento en su contra. No se expresa buscando aprobación de los intelectuales, ni aplausos mediáticos. Expresa lo que siente, en clara contradicción con los conceptos tradicionales que se han tenido respecto a cómo debería expresarse un jefe de estado.

Lo más importante de la declaración de Blair ha sido que “la relación entre la vida pública y los medios está ahora dañada de una manera que requiere ser reparada”, pues ello no sólo ocurre en Gran Bretaña, sino en todo el mundo; pero, ¿de que manera está dañada esta relación? Es necesario diagnosticar con cuidado y definir con detenimiento; pero, ¿este diagnóstico requerirá de especialistas, o las victimas de los medios deben actuar como acusadores? De resultar culpables, sólo el gobierno puede introducir el correctivo requerido, al aplicarlo será acusado nuevamente de “restringir la libertad de expresión” y entonces los estudiantes marcharán nuevamente, gracias a que pueden expresar su libertad.

uiserangel@hotmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1935 veces.



Luis E. Rangel M.


Visite el perfil de Luis Rangel para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: