Neuronas frente al televisor

"Las neuronas producen y trasmiten los impulsos nerviosos".

Miedo, horror, pavor, terror, susto, alarma, temor, mieditís, es lo que a través de películas de Hollywood- Netflix, han creado, para que el pensamiento de las masas, tenga una predisposición, una especie de "tendencia rechazo" hacia el pueblo- gobierno- Partido Comunista de la República Popular de China y el señor presidente Xi Jinping.

Esto no es nada nuevo, en la historia de la humanidad, ya el Vaticano y los nazis lo hicieron contra el pueblo judío, gitanos, sindicalistas, homosexuales y lesbianas, todos condenados a la muerte.

Terminada la segunda guerra mundial, los alemanes eran todos demonios y la Casa Blanca, eran ángeles.

Durante la guerra fría, detrás de la cortina de hierro, la hoy Rusia, se escondían los enemigos rojos de la democracia.

Después del 11 de Septiembre del 2001, la Casa Blanca, apunto hacia el Corán y los musulmanes, todas y todos incluyendo los niños eran terroristas.

Hoy, el epicentro de esa conspiración de control mental de las masas, creada desde Netflix, por un sobrino de la cuarta generación de Sigmund Freud 1856-1939, llamado Marc Randolf, resultado de haber recopilado toda la información en relación a las debilidades o miedos ocultos que hay en la mente.

El encierro en nuestros hogares, medida necesaria para evitar el contagio Covid19, durante la pandemia, le vino como anillo al dedo a esta conspiración contra China.

Ese estrés, originado por el encierro y estar sentado muchas horas frente al televisor, permitió lo siguiente:

"El desplazamiento que se da cuando las ideas se desplazan de un hecho inaceptable o peligroso a uno aceptable".

Cuando se sembró en la mente colectiva global, Diciembre 2019, que el virus Sars-cov-2, apareció por primera vez en Wuhan, en el mercado mayorista de mariscos de Huanan. Esta noticia se repitió tantas veces, que origino la tendencia global siguiente:

¡Rechazo total made in China!

¡China culpable de los muertos por Covid19!

Esta mentira peligrosa contra la República Popular de China, se convirtió en una verdad aceptable contra China.

Netflix, a través de sus series tipo novelas, episodios y más episodios, lavan o ensucian la cara del objetivo. Durante el gobierno de Barack Obama y su señora esposa Michelle Obama, los demócratas de la Casa Blanca, enfilaron sus baterías contra China y su comercio, hoy el señor presidente Joe Biden, sigue al pie de la letra la conspiración.

Para muestra un botón, hay una película en Netflix, con el titulo de Salvación, que trata de un meteorito que se aproxima a la tierra y que puede caer en territorio de los Estados Unidos, la Casa Blanca y la Nasa, desarrollan un plan, para desviar la ruta del meteorito, para que caiga en territorio de la República Popular de China.

Para la Casa Blanca- Netflix, intentan crear en la mente del espectador, que es un mal necesario, que asesinar a 1500 millones de seres humanos, no es malo, si se trata de salvar al imperio y sus depredadores de la Casa Blanca.

Ya, según la película, la Casa Blanca con el proyecto "Atlas", años anteriores, habían desviado un meteorito hacia territorio ruso, y lo uso como arma de guerra, para destruir a Rusia, sin dejar huella alguna.

Ya lo hicieron con la bomba atómica, lanzada en Hiroshima y Nagasaki, finalizada la segunda guerra mundial, ante un Japón rendido y vencido.

Igual, a los bombardeos realizados contra Bagdad, la ciudad de los cuentos de hadas descrita en las Mil y una noches: brillaba con pompa y riqueza y era, al mismo tiempo un centro de cultura y ciencia.

China, intentando mejorar su cine de ciencia ficción, método crucial para promover la innovación científica, la alfabetización y la cultura, con su película La Tierra Errante- The Wandering Earth, esta avanzando para neutralizar la pantalla de Netflix.

Gracias por leer mi artículo.

Ancianos Artesanos Por la Paz Global.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1935 veces.



Lucas Pérez


Visite el perfil de Lucas Pérez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: