El producto influye

En el mundo del que llaman el séptimo arte en la fábrica del mismo por allá en los Hollywoods hubo una Crítica del Film "Ted Bundy: Durmiendo con el asesino", de Joe Berlinger, con Zac Efron y Lily Collins, Estrenada el 29-08-2019, que tuvo una calificación de mala a buena, como regular y que tuvo su publicación el 28-08-2019.

Según la crítica norteamericana de la "Industria del Cine de la Muerte" como todo sistema Capitalista tiene que generar Mucho Dinero sin importar la vida del hombre y que tras el documental de Netflix, la figura del asesino serial tiene ahora un acercamiento desde la ficción como el mismo director a cargo, todo un conjunto de elementos que tienen una relación social. Esto es normal en una sociedad contaminada por una parte de la industria del Cine Macabro.

El detalle del Film, su personaje Ted Bundy: Durmiendo con el asesino que su título en inglés es; Extremely Wicked, Shockingly Evil and Vile, realizada en Estados Unidos/2019, bajo la Dirección: Joe Berlinger. El reparto se formó con un elenco de Zac Efron, Lily Collins, Kaya Scodelario, John Malkovich, Jeffrey Donovan, Angela Sarafyan, Dylan Baker, Brian Geraghty, Jim Parsons y Haley Joel Osment. El Guión estuvo a cargo de: Michael Werwie. Fotografía: Brandon Trost. Música: Marco Beltrami y Dennis Smith. Distribuidora: BF París. Duración: 110 minutos. Según la normativa el film es apta para mayores de 16 años.

Cómo todo lo que se hace en la tierra Guerrerista del tío Sam, expone que la fascinación de Netflix por los asesinos seriales (además de las teorías conspirativas y los fanatismos religiosos, entre otros temas) hizo que el nombre de Ted Bundy sonara con fuerza cuando estrenó el escalofriante documental Conversaciones con asesinos: Las cintas de Ted Bundy, centrado en grabaciones de distintas entrevistas a uno de los criminales más famosos del siglo pasado. Allí quedaba claro que aquel hombre seductor y con pinta de galán, condenado a muerte por 30 asesinatos comprobados (aunque se cree que fueron varios más), era un ser aterrador, manipulador, siniestro.

Sin embargo, el que ve éste documental sólo por hobby y no con sentido crítico se puede decir que aquel documental, llega ahora una ficción que aborda su figura. Lo particular que ofrece Ted Bundy: Durmiendo con el asesino es el punto de vista. o al menos eso promete la sinopsis oficial: "La historia de sus numerosos y terribles crímenes contada a través de los ojos de su novia". Menudo desafío el de abordar una figura de por sí inabordable mediante un tercero. Un desafío del que la película de Joe Berlinger (el mismo director del documental) no sale del todo airoso.

La película está narrada a través de la mirada de ella y, por lo tanto, el andamiaje criminal de Bundy (Zac Efron, extraordinario) es mostrado de manera tangencial. El centro está (o al menos intenta estar) en la relación entre ambos, en la negación de Elizabeth Kloepfer (Lilly Collins) a creer que su pareja era un asesino y en los intentos posteriores a rehacer su vida mientras Bundy estaba preso.

Pero Berlinger, qué duda cabe, está menos interesado en los sentimientos de la mujer que en Bundy y un juicio que aquí recrea al dedillo. Esa fascinación hace que la película abandone el punto de vista a mitad de camino, cuando empieza el proceso judicial y la vida de ella quede en segundo plano, limitada a mostrarse a través de montajes paralelos. De esta manera, como si Berliger fuera una víctima más de los encantos de Bundy, el resultado es un thriller jurídico efectivo, tan magnético y atrapante como superficial.

En conclusión, este análisis de este film se tiene que hacerse en relación con lo cotidiano de nuestra sociedad, y en los hechos acontecidos últimamente dónde somos elementos integrantes que nos interactuamos entre sí y en el cual no nos podemos escapar.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 803 veces.



Marco Pedraza


Visite el perfil de Marco Pedraza para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Marco Pedraza

Marco Pedraza

Más artículos de este autor