Aporrea, una de las (muy pocas o única) victorias de Maduro

Si alguien interesado y competente para evaluar gestiones, tuviera entre sus manos o sobre su escritorio, todos los planes de desarrollo que hemos tenido desde el primer plan socialista hasta la ultima versión (modificada) del programa plan de la patria, que después (increíblemente) y contra toda lógica de la planificación se volvió una ley nacional, caería en cuenta, que los cinco dedos de una mano, seria una cantidad casi infinita para contar los logros de Maduro.

En muchos, incluyendo los que escribimos en aporrea, este desencanto por los escasos logros, se convertiría rápidamente en un leve soponcio al pensar en el bloqueo. Todos de alguna manera, nos hemos vuelto aparentemente como un militante muy activo contra el bloqueo. Somos unos más que otros militantes antibloqueos. Lo de aparente, no es una idea caprichosa.

Si vemos hoy por ejemplo, aquella primera línea de aquel plan que se denominó: La nueva ética socialista y que por alguna razón (no caprichosa), Chávez decidió colocar como primera línea de ese plan, nada nos haría suponer siquiera que alguna vainita se ha logrado en torno a esta línea. Ya ni punto hay para decir que hubo un arranque con esta línea de la nueva ética.

Si observamos los planes en función del grave problema que identificó Chávez y que específicamente machacaba el asunto de la gran desigualdad con la que se encontró, debemos reconocer, sin hacer mucho esfuerzo, que hoy esta desigualdad crece violentamente. Lo de violento, tampoco es una palabra caprichosa.

El asunto de la ética, no es un problema que alude a los son aficionados a meter la mano donde "haiga". Va mucho más allá. Mirar para otro lado, cuando debe mirarse a todos lados, es también un tema que toca la ética. Hacerse el indiferente o mirar un bloqueo y otros no, es un gran problema ético.

No mirar o desentenderse del bloqueo que nos hacen como articulistas en Aporrea, conduce o abona al modelo autoritario que está en franco desarrollo. No hay conciencia tuerta o mocha. Hay o no hay conciencia. El disimulo es irse por la tangente.

Desde el punto de vista de los planes y de la constitucional consiga protagónica, no hay casi ninguna victoria o logro que contar con los dedos de una mano. Sobran dedos de una mano. El montón de victorias electorales se han vuelto pírricas e inútiles. Han servido para consolidar un modelo muy distinto al que se veía en los planes. No hay protagonismo sin una libertad de expresión auténticamente clara. La libertad de decidir qué escribir y que leer, es un recurso vital para una democracia participativa.

Como articulistas de Aporrea somos diariamente bloqueados. Cada articulista ha perdido por el bloqueo del gobierno, más del 50% de sus lectores. Al bloquear Aporrea, bloquean al medio alternativo Aporrea pero bloquean a los articulistas y a miles de lectores. Unos y otros tienen sus derechos bloqueados.

Aporrea es uno o el único trofeo que tiene el gobierno. En vez de una sociedad protagónica, caminamos hacia una sociedad donde el autoritarismo va creciendo y en la medida que crece, este autoritarismo que se hace adulto, bloquea nuestros derechos.

Dentro de unos meses, APORREA alcanzará 20 años, como auténtico medio de comunicación alternativo y el gobierno está empeñado en apagarla.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1705 veces.



Amaranta Rojas


Visite el perfil de Amaranta Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: