Walter, debe callar y renunciar, según el erudito Jesús R. Silva

En una página digital, denominada "La Razón", me encontré hacen varios días una opinión atribuida al señor Jesús R. Silva, que no debe haber pasado desapercibida, con el siguiente titular: "Walter debe callar y renunciar", e indaga en el sub título, OPINÓN I ¿Dónde estuvo su protesta pública cuando censuraron o botaron a otros colegas? No quiero imaginarme el contenido de la OPINIÓN II.

Escribo sobre el asunto, no porque sea Walter a quien le dan la "recomendación" un tanto desconsiderada solo desde la perspectiva legal y constitucional a una realidad consecuente con el camino que transita el gobierno hacia Autocracia; que supongo defiende el señor Silva; y que además, ha dejado en el camino a Omar Rivero Torrealba, Vladimir Acosta, Miguel Ángel Pérez Pírela, Vladimir Villegas, por hablar solo de algunas personas con audiencia nacional en diversos medios; si realizamos un paneo de las regiones, se ratificará que se trata de una política del Estado, tendente a silenciar la crítica y tener el control absoluto de los medios como herramienta fundamental para el control social de la población.

La pregunta que le hace el señor Silva a Walter, en la OPINION I ¿Dónde estuvo su protesta pública cuando censuraron o botaron a otros colegas? me imagino se la plantea a el mismo, es decir, una autopregunta surgida de su proyección, ya que, también le sacaron su programa del aire, y como supongo que él calló y renunció, acatando preceptos legales, entonces recomienda a Walter hacer lo mismo. Señor Silva, en la frondosidad de su extenso Currículo, casi a nivel de erudito, con el cual fundamenta su opinión, que respeto como todo demócrata; aunque no la comparta, debe haber visto algún contenido filosófico, que le indique el marco político e ideológico de los preceptos legales y constitucionales, a fin de que estos no sean estructuras tan tecnocráticas que terminen matando la justicia.

A pesar de que Ud. defiende la actual gestión gubernamental, no quisiera presumir, que se esté prestando a la sucia tarea de justificar con preciosismos jurídicos las decisiones del alto gobierno, quien apelando a un humanismo del que carecen, argumentan que querían preservar la salud de Walter por su edad ante el COVID – 19. ¿Alguien con dos dedos de frente podría creer eso?

Según el Sr. Jesús Silva, "Legalmente VTV no está obligada a trasmitir Dossier aunque Walter tenga un contrato. Es más, VTV puede dar por terminado el contrato cuando le dé la gana sin dar justificación, porque es un canal del Estado y el espectro radioeléctrico es un bien público administrado por el gobierno a través de los entes respectivos: Conatel, ministerio de comunicación, VTV ec."

Por otra parte, indica el Señor Silva: "La alta burocracia tiene la absoluta posibilidad de escoger a sus amigos, a sus colaboradores y a sus empleados. Y aunque sus decisiones en esta materia no nos parezcan las mejores, ni las más justas, ni las meritocráticas, ni provistas de agradecimiento, esas son las decisiones del alto poder revolucionario y la potestad del estado(jerarquía) no se discute, salvo impulsando una nueva constitución o apoyando un cambio de poder. Cuidado con lo último. Leales siempre traidores nunca."

No habría imaginado nunca, que un laureado constitucionalista, un erudito en el tema, podría expresar que una decisión, aunque sea la más injusta debe ser acatada si viene del poder revolucionario y de la potestad del Estado (jerarquía), dificulto que exista una postura más patética que esta. Efectivamente, describe muy bien el Señor Silva el accionar Autocrático del "gobierno revolucionario", me asalta la duda sobre si esa posición desfavoreces o favorece al alto gobierno. |

En este párrafo, se interpreta que la burocracia gubernamental es una especie de club, que obviamente escoge a sus amigos, explicación que comparto plenamente con el Señor Silva; si, así es Señor Silva; Ud. debe ser uno de los amigos de ese club, donde el amiguismo y el nepotismo campean por doquier. Y claro, quien critique al club es amenazado y acusado de contrarrevolucionario, tal como Ud. lo indica al final de párrafo anterior, al cerrar con una tendenciosa perla: "cuidado con lo último. Leales siempre traidores nunca".

"Yo Salí de la Tv sin oponerme y sin protestar e incluso sacrificando mi derecho constitucional de la presunción de inocencia por lealtad al gobierno revolucionarios", expresa Silva en el curso de su opinión.

Un mal ejemplo de un constitucionalista para los ciudadanos de su país, promover el sacrificio de la Constitución, de la justicia y de los derechos de los ciudadanos por lealtad a un gobierno; o sea aplaudir la violación de la Carta Magna y dejar a un lado la justicia cuando el gobierno la infrinja como ha ocurrido en la actual gestión de gobierno.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2807 veces.



Roger Lázaro


Visite el perfil de Roger Lázaro para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: