La Revolución y el odio de los Medios

Resulta interesante la discusión que en los últimos años se viene dando en Venezuela en torno al papel cumplido por los medios de comunicación social. Sin duda, se trata de una discusión que busca, que procura y que intenta entender y explicar las verdades, los odios y las pasiones políticas asumidas de manera fraudulenta por algunos medios y, sobre todo, por periodistas miserables que analizan la realidad nacional con ojos de vidrio y cerebro de tuerto. De verdad, si dirigimos una mirada atenta y reflexiva a lo dicho y hecho por esas “catedrales de la información”, vamos a encontrar que ese ecosistema comunicacional sufre en los actuales momentos un grave deterioro debido a la contaminación originada por el resentimiento de sus dueños.

Para una mejor comprensión de la intensa dinámica política que se vive en el país y el odio impulsado desde los medios de comunicación, es necesario despertar en conciencia y acción. Precisamente, es con el despertar de la conciencia del pueblo venezolano que comienza una nueva era revolucionaria en América Latina, convirtiéndose la misma en una clara referencia para el resto de los pueblos oprimidos del mundo. A medida que se abren los surcos para sembrar las semillas de la libertad, el imperio norteamericano comienza seriamente a trazar las coordenadas de la violencia para impedir que surjan liderazgos que cambien el rostro de las democracias de la región. Para ese macabro juego imperialista, se prestan poderosos medios de comunicación venezolanos, así como grupos opositores y enemigos de la democracia que conspiran día y noche para que la patria se hunda en las garras del gobierno norteamericano.
Cobijados con el manto del neoliberalismo, algunos dueños de medios comenzaron ha hablar de la revolución de los medios de comunicación. Esa supuesta revolución prometía –entre otras cosas- una comunicación total y globalizada. No obstante, detrás de esa estupenda y grandiosa verdad, venían ocultos en programas y paquetes, los odios, el desequilibrio, las desigualdades, la dependencia y la dominación. Es decir, con la llamada revolución de los medios, se diseñó un escenario donde no sólo se refleja el desequilibrio informativo, sino que también se refleja la imposición de valores y la forma de vida de las sociedades capitalistas.

Ese tipo de comportamiento venenoso es el que desgarra las arterias de la realidad de los países. A partir de ese cambio de piel, algunos medios de comunicación venezolanos se convirtieron en instrumentos directos del imperio y fieles representantes de las bajas pasiones, que los ha llevado hasta promover el sicariato comunicacional. Es importante señalar que medios regionales y nacionales no sólo han dejado de transmitir las verdaderas noticias, sino que han conducido a cientos de venezolanos hasta la morada de la muerte, tal como lo hicieron los días 11, 12 y 13 de abril de 2002. No obstante, a pesar de todas esa ráfagas de viento seco, muchos venezolanos hemos aprendido a interpretar y leer la realidad por encima de las páginas de los periódicos. Lo que escuchamos o vemos por la televisión, nos permite reforzar la conciencia como sujetos revolucionarios. En el caso concreto de la televisión, encontramos que a partir de lo que observamos diariamente en Globovisión, RCTV y Televen, sólo por nombrar algunos, nos damos cuenta que nuestra conciencia revolucionaria hace rato se alejó de esos basureros. A esos y otros canales se lo dejamos para que zamuros tuertos se deleiten con sus propias miserias.

Lo más higiénico que podemos hacer los venezolanos es razonar para descubrir lo oculto tras las apariencias y no confundir los ecos con las sombras. Debemos involucrarnos en el debate, ello nos permitiría avanzar y profundizar en la acción revolucionaria, sobre todo, en lo que se ha hecho y lo que se podría hacer en el futuro inmediato. Mientras tanto, avancemos nosotros en la ola revolucionaria y dejemos que los enemigos se consuman en la salsa de su propio odio.

*Politólogo
Email: eduardojm51@yahoo.es


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2038 veces.



Eduardo Marapacuto*


Visite el perfil de Eduardo Marapacuto para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a26341.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO