Ante la desacertada medida contra Los Papeles de Mandinga

La salida de aire del programa Los Papeles de Mandinga que conduce Alberto Nolia nos ha causado la mayor desazón y, sobre todo, una inmensa indignación, pues sus comentarios y análisis que él hizo en su último programa trasmitido el pasado 5 de agosto sobre la Ley de Desarme, por más agudos que hayan podido ser, no explican ni justifican, en modo alguno, que se opte por la implacable medida de cerrarle el programa.

Es algo inconcebible que nos resulta extremadamente difícil digerirlo y menos cuando observamos que al aire se mantienen en la televisión privada desde hace años, inclusive y no creo equivocarme, a partir del mismo momento en que la oposición salió con las tablas en la cabeza con el sabotaje petrolero de diciembre/02 y febrero/03 (caso especialísimo el canal Globovisión), programas de opinión donde todos los días y de modo abierto y sin tapujos de ninguna naturaleza el chavismo ha sido calificado como una banda de malhechores y el teniente coronel Chávez no fue otra cosa que un zángano dictador y ahora ya ido él al otro mundo, se acusa de ilegitimo no sólo a Nicolás Maduro como Presidente Constitucional, sino que se desconocen, a voz en cuello, el resto de los poderes del Estado, sin excluir a ninguno, afirmando que no son tales y que los maneja a su antojo el primer mandatario nacional o, como lo dicen algunos, el chavismo comunista, discursos esos persistentes, de todos los días que atentan de modo flagrante y artero contra la institucionalidad y la paz de la República, sin que nada ocurra.

Frente a esa grotesca realidad no sólo Conatel brilla por su ausencia para sancionar, como lo disponen las leyes,  a unos medios de comunicación que incurren en total y absoluto desacato al ordenamiento constitucional y legal del país, sino que los propios Poderes del Estado, que son los blancos de los misiles de una derecha que, como es por todos sabido, no es más que un grupo de títeres del imperio yanqui, expoliador voraz y asesino histórico de pueblos enteros, se quedan petrificados, como si no fuera con ellos y, por supuesto, absolutamente nada sucede contra esa feroz campaña de desestabilización.

Es por ello que nos cuesta entender tal medida contra Los Papeles de Mandinga, la cual  no podemos dejar de calificarla de obtusa, pues por más que se intentara disfrazarla, no muestra otro rostro que una simple y muy clara censura que es intolerable y más en el marco de un  proceso revolucionario que vino para acabar con esos vicios que tanto daño le hicieron a los venezolanos en la Cuarta República.

Esperamos que con este caso de produzca una rectificación. Nolia en absoluto ha atentado contra la institucionalidad del país, sólo dio a conocer en ese programa sus opiniones sobre una norma legal, apuntaladas todas en un conjunto de razones que no vemos causa alguna para descalificarlas y que, por el contrario, deben ser tomadas como importantes alertas para que la referida Ley de Desarme se sometida a una rigurosa revisión, de manera que no resulte peor el remedio que la enfermedad.

A los lectores les pido que, por favor, relean lo que Nolia dijo en ese programa, abriendo estas páginas que les indico (hacer clic o copiar y pegar): 

http://corresponsalesdelpueblo.bligoo.com/caracas-ernesto-j-navarro-entrevista-a-alberto-nolia-sobre-las-razones-de-su-salida-de-vtv



Esta nota ha sido leída aproximadamente 4980 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a171485.htmlCd0NV CAC = Y co = US