En CNN el show debe continuar

Alguien podrá explicarnos porqué la televisora CNN le dedicó el martes una hora a la supuesta conversación entre el comentarista del programa La Hojilla , Mario Silva y un militar del G2 cubano; mientras que apenas realizó un pase de tres minutos en vivo a una tragedia en Oklahoma, Estados Unidos, en la que estaban muriendo más de veinte personas a causa de un tornado.

Para cualquier televisora más o menos responsable, lo elemental, hubiera sido darle la mayor importancia a la tragedia que en ese momento estaba ocurriendo en Oklahoma, en vez de seguir comentando de manera sesgada un sonido presentado por la oposición golpista para seguir desprestigiando al proceso revolucionario en Venezuela.

No cabe duda que lo que explica esa conducta de CNN es que la misma es una trasnacional mediática totalmente al servicio de las políticas injerencistas del Pentágono en todo el mundo, pero, sobre todo, una herramienta de manipulación que impulsa y sostiene las operaciones psicológicas que desarrolla Estados Unidos en nuestro país.

Por supuesto que la semántica de alto impacto psicológico que utiliza CNN para dejar veneno en el subconsciente colectivo, está apoyada en sofisticadas técnicas de manipulación que en ocasiones son difíciles de develar, incluso por los especialistas en el tema de la comunicación. Una de esas técnicas consiste, por ejemplo, en la exagerada reverencia con la que CNN presenta a sus referentes de opinión, que siempre son escritores, especialistas, investigadores y otros, que suponen tener mucha experiencia y autoridad en los temas que abordan.

Si ustedes revisan la programación de CNN podrán darse cuenta que dedican buscan con lupa temas que afecten directamente la imagen del proceso bolivariano. Resulta inusual que CNN haya estado durante cinco días en vivo y directo desde Caracas en un supuesto “Operativo Democracia” durante las elecciones presidenciales del 14 de abril. Queda claro que estaban legitimando el fraude cantado por Radonski .

La televisora ha venido implementando una guerra mediática contra Venezuela a través de programas “ light “ como Cala, conducido por el cubano Ismael Cala, CNN Dinero de Xabier Serbiá, y Conclusiones, del mexicano Fernando Del Rincón, este último un hábil operador de guerra sucia, que el martes se entretenía exprimiendo un caliche, mientras niños y mujeres quedaban tapiados en sus vivienda en Oklahoma ,y eso no era noticia.

Mientras Maduro se reúne con los dueños de Televen, Venevision y Globovision, en CNN el show de la conspiración debe continuar.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1589 veces.



Jhonny Castillo

Periodista, presidente de la Fundación Lectura Crítica de Medios.

 jhocas10@hotmail.com      @heraclitando

Visite el perfil de Jhonny Castillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jhonny Castillo

Jhonny Castillo

Más artículos de este autor