Eleazar Díaz Rangel en José Vicente Hoy

El programa “José Vicente hoy” (domingo, 07 noviembre , 2010) tuvo como invitado-entrevistado a Eleazar Díaz Rangel, director del matutino “Últimas Noticias” para conversar sobre la lección que haya dejado en la sociedad las pasadas elecciones parlamentarias del 26-S que, por apreciaciones, han dejado escenarios políticos que enfrentan realidades en el marco del proceso revolucionario en curso en Venezuela que deberían seguir siendo profundamente analizados no por los acostumbrados paradigmas de post-elecciones en Democracia Representativa sino por la dialéctica que toda y, en particular, ésta revolución debe realizar para conocer los paradigmas obligados con la finalidad de continuar con el proceso de cambios políticos estructurales en las realidades nacionales. Es decir, pareciera que hay debilidades teóricas que no estarían siendo tomadas en consideración; nos explicamos, no se deben analizar realidades post-electorales sin considerar que una revolución es un proceso político profundamente diferente a las acostumbradas visiones de una asentada democracia en el marco de un estado burgués. En última instancia, debemos en estos cruciales momentos históricos decidir cuál es la etapa obligada que la Revolución Bolivariana debe andar en el proceso de transformación.

En la introducción al programa referido, José Vicente Rangel, expuso el proceso informativo-crítico que ha venido proponiendo en su programa dominical por Televen cuál es, en última instancia, la objetiva realidad presente del proceso revolucionario post-elecciones referidas en sus enseñanzas, mensajes y simbologías cuando se enfrentan dos evidentes posicionamientos sociales cuales serían el conjunto “bolivariano-nacionalista” y chavista y el conjunto de la denominada MUD; pero hay dos realidades a considerar que sustentan la razón de ser de la propuesta de José Vicente Rangel: la explícita como mensaje objetivo de la sociedad votante y la implícita de aquel sector social que no participó en el proceso eleccionario por cualesquiera razón; en ese orden de ideas se presentan dos consideraciones: en primera consideración es la lectura objetiva, honesta e ideológica que se proponga del resultado eleccionario; la segunda sería, en conociendo los resultados de dicho análisis, cuáles serían las políticas ideológico-pragmática por decidir por cada uno de los conjuntos arriba referidos, sea el revolucionario, sea el de las derechas burguesas.

En alguna ocasión referíamos que los resultados de las elecciones del 26-S dejaban tres escenarios: las realidades de las izquierdas pro-revolucionarias; las realidades de las derechas en todo su espectro; las realidades de aquel muy amplio e importante sector social que decidió no participar por cualesquiera sean las razones que, subjetivamente, propongamos. Pero esas realidades políticas nos llevan a adherirnos a las razones expuestas por Díaz Rangel en el programa referido sobre cuál sería el centro de gravedad sobre el cual se deberían enfocar los análisis tanto para el segmento revolucionario como para el conjunto de los diferentes partidos de la oposición a la Revolución Bolivariana. Comentaba Díaz Rangel sobre las realidades del PSUV. Probable que más de un oído se ha sentido “herido en su orgullo”. Quien expresó esas ideas es un periodista-intelectual que en alguna ocasión escribió un análisis titulado: “Porqué se dividió el PCV”, es decir, que Díaz Rangel debería saber algo sobre qué es un partido político, mas de izquierda, y cómo debería funcionar su estructural partidista. Con el máximo respeto y sustentando su argumentación sobre comentarios precisos e históricos, consideró cuál fue la deficiencia orgánica partidista del PSUV. Acá nos vamos a permitir un comentario real sobre el partido Copei. En algunas ocasiones concretas nos refería un muy alto dirigente de ese partido socialcristiano que las tesis de “partido leninista” deberían ser aplicadas al partido socialcristiano; además lo razonaba con profundo criterio no solo como político sino como solución a para la organización y disciplina partidista; comentario del dirigente referido que adquiría mayor significación en sabiendo su profundo conocimiento de la Revolución Bolchevique. Ese comentario, además de parecernos interesante, pudimos comprobar ese razonamiento cuando, en algunas circunstancias, fuimos invitados a escuchar, presencialmente, las discusiones y debates políticas del Comité Nacional de dicho partido que nos obligó a comprender aquel razonamiento de “partido leninista”; pero los intereses burgueses en las propias entrañas de ese partido que, ideológicamente, debería haber sustentado sus diarios comportamientos en la Doctrina Social de la Iglesia estaban por encima de la ideología; es decir, los intereses pequeño-burgueses de sectores de esa dirigencia, entre ellos un actual gobernador, nunca se percató de sus propios pecados. Nos permitiremos otro ejemplo histórico. Cuando el Partido Comunista Chino no supo releer las realidades sociales de las contradicciones de conciencia que se presentaron en la sociedad china sufrió las consecuencias de las reacciones de las derechas chinas apoyadas por las derechas imperialistas internacionales con consecuencias, si se nos permite, como la de Chile post-Salvador Allende. En conclusión, un partido sólido es fundamental para impulsar políticas revolucionarias plus una ideología cónsona con esa revolución nacionalista y ese partido revolucionario.

Eleazar Díaz Rangel y José Vicente Rangel son periodistas, intelectuales y políticos (disculpen el orden). Ambos conocedores de primera mano de la Historia Política Contemporánea de Venezuela por lo que es obligado, para cualquiera que se considere político y/o practicante de la Política, poner profunda atención a sus apreciaciones, análisis, comentarios y sugerencias en temas políticos; de ahí que el contenido de la entrevista referida es de obligado estudio y queda de aquellos responsables políticos tomar decisiones recordando que la Historia los juzgará por sus decisiones y sus praxis. Expresamos estas líneas porque tanto realidades políticas nacionales como las internacionales se encuentran, quiérase o se rechace, sobre el escenario político, social, económico e ideológico sobre Venezuela. Tema, por cierto, considerado en el programa referido en fundamentales temas como son, por ejemplo, las elecciones tanto en Brasil como en los Estados Unidos de América. Así mismo, se consideró el tema de la transferencia de la materia y espíritu del insigne líder argentino hacia la Eternidad. No se dejó de lado las realidades internas de Colombia.

Comencemos por Colombia. Juan Manuel Santos ha decidido dejar el desmonte de la estructura de poder de Uribe Vélez y concentrarse en el proceso de transición de Colombia hacia un estado moderno globalizado dentro de las nuevas realidades mundiales. Cualquiera que siga a Uribe Vélez por twitter conocerá cuáles son sus objetivos políticos; quiere regresar y ya se ha asomado que la alcaldía de Bogotá necesita un presidente. Es evidente la confrontación entre dos derechas: la de Uribe Vélez-Aznar y la de Santos; en ese marco, ¿dónde ubicaríamos la derechas chilenas de Piñera? Dos concepciones cristianas-católicas en pugna. Interesante observar su desarrollo porque nos obliga a preguntarnos: ¿cuál de esas derechas le será más agradable al dúo política norteamericano Pentágono-Clinton? ¿Cómo queda en ese juego político la UNASUR en sabiendo que falta su ratificación por los legislativos de Brasil, Uruguay, Paraguay y Colombia? ¿En la lógica negociación por la Secretaria General de UNASUR intervendrán los Estados Unidos a través de alguno de los gobiernos de las derechas latinoamericanas? Lo decimos por aquella negociación del factor militar. En ese marco referencial, sí Brasil sigue con su política de estado actual, propondrá un Secretario General acorde con el posterior desarrollo de la UASUR como un todo comunitario donde lo militar jugará un importante y fundamental rol político de negociación. Además no debemos olvidar la “piedrita en el zapato” como es la presencia de las inversiones chinas en el continente al sur del río Bravo porque los chinos tienen a su favor con relación a los Estados Unidos de América tanto la balanza en su favor del comercio bilateral como los “benditos” bonos.

En ese escenario entra en circulación las realidades post-elecciones legislativas y de gobernadores en los Estados Unidos de América. ¿Perdió Barack Obama las elecciones? ¿Ganó el Tea-Party? ¿Los republicanos-GOP verdaderamente ganaron las elecciones y/o se “metieron en un berenjenal”? Barack Obama está en la India y ya anunció acuerdos comerciales por un monto de US$10 mil millones con lo que busca dos objetivos: consolidar la presencia norteamericana tanto frente a la histórica influencia rusa en aquel populoso país como contrabalancear la fuerte y dinámica presencia China en el Sureste Asiático. En el marco de ese periplo post-elecciones legislativas norteamericanas no criticado por los sectores influyentes norteamericanos pero si por el sector del Tea-Party por el costo diario del viaje presidencial que alcanza la cifra de US$200 millones, tendrá acercamientos con los países con problemas fronterizos con China. Importante tema a seguir por aquello de los límites acuíferos. Es decir, la reingeniería del capitalismo y de la geopolítica internacional más temprano que tarde bañará las costas latinoamericanas; sí ese escenario se manifiesta nos preguntamos ¿no será el actual momento de estudiar aquellas políticas de la 3ra Internacional sobre el Frente? Es decir ¿el tema que ha venido considerando José Vicente Rangel en su programa, más arriba referido, sobre el objetivo análisis de las elecciones del 26-S no debería ser discutido con el Poder Popular como lo sugiere Hugo Rafael Chávez Frías como líder fundamental de la Revolución Bolivariana? 

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3019 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /medios/a111886.htmlCd0NV CAC = Y co = US