¿Resistirá Suramérica la presión de Occidente contra su neutralidad en Ucrania?

Durante las últimas semanas, Brasil, Argentina, Colombia y México han rechazado públicamente las peticiones de los países de la OTAN de realizar envíos de equipos militares para apoyar el esfuerzo bélico de Ucrania. Sin embargo, América Latina ya percibe la presión de Occidente, por lo que necesita una plataforma determinada para enfrentarla.

El resultado de la visita del Canciller alemán, Olaf Scholz, a Brasil no cumplió plenamente sus expectativas. Scholz se encontró con la firme negativa del presidente de Brasil, Luiz Inacio Lula da Silva, a suministrar armas a Ucrania. Aún más, el mandatario brasileño ofreció un tipo diferente de apoyo proponiendo crear un "foro de paz para mediar en una situación de extrema atención como esta de Ucrania", lo que contradice la política de suministro de armas impulsada por los aliados de la OTAN.

Unos días antes, el canciller alemán había estado en Buenos Aires, donde también recibió el rechazo a proporcionar equipo militar a Ucrania por parte de su homólogo argentino. Alberto Fernández manifestó que Argentina y América Latina no piensan enviar armas a Ucrania "ni a ningún otro lugar de conflicto".

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, también se pronunció en contra del envío de armas a Ucrania y aboga por la neutralidad de los países que no están involucrados en el conflicto y criticó que Alemania haya autorizado el envío de tanques Leopard 2, lo cual consideró que afectará principalmente a los alemanes.

Hay que añadir que el 20 de septiembre de 2022 el presidente de Colombia, Gustavo Petro, hizo un llamado para la paz entre Rusia y Ucrania. Más tarde, el 24 de enero de este año el mandatario reveló que EEUU trató de negociar con su Gobierno la entrega de armas rusas adquiridas previamente con el fin de enviarlas a Ucrania.

"En alguna conversación con la señora Richardson [la jefa del Comando Sur de Estados Unidos] y otras personas de Estados Unidos, ellos me pidieron que (...) se lo entregásemos para dárselo a Ucrania, y les dije que la Constitución colombiana tiene por mandato la paz", expresó Petro. Agregó que ningún arma rusa que esté en Colombia va a ser usada en Ucrania.

Sin embargo, de acuerdo con el catedrático de Relaciones Internacionales de la UERJ, Paulo Velasco, no todos los países latinoamericanos comparten la misma postura sobre el conflicto ucraniano, por ejemplo la posición de Chile es completamente diferente a la de Brasil, aunque ambos Gobiernos son de izquierda.

"[El presidente chileno, Gabriel] Boric se permite críticas mucho más fuertes contra Rusia, siguiendo más ampliamente las posiciones de Occidente", comentó el catedrático de la UERJ.

En su opinión, a pesar del caso chileno, la postura de Brasil ante el conflicto puede servir de guía y ejemplo para otros países de la región y Argentina tiene que tratar de mantener la misma postura de ponderación y equidistancia. Al mismo tiempo, recuerda que la posición de neutralidad respecto a los conflictos internacionales no es una característica de la tradición diplomática argentina.

"Argentina ya se ha involucrado más directamente en conflictos internacionales en el pasado reciente, principalmente en casos como la Guerra del Golfo, cuando envió un buque de guerra al golfo Pérsico, cosa que Brasil no hizo", subrayó Velasco, recordando que la operación contó con el apoyo de la ONU.

¿Una postura suramericana unida?

La posición de neutralidad de los países de la región es mal percibida por los socios occidentales, que deberían presionar para cambiarla, así lo apunta la investigadora postdoctoral de la Escuela de Mando y Estado Mayor del Ejército (ECEME), Isabela Gama.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 3442 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter