Las extravagantes y ambiguas inversiones del Vaticano

Vista de la decoración navideña del Vaticano.

Vista de la decoración navideña del Vaticano.

Credito: REUTERS

MÁS INFORMACIÓN

Juguetes, películas, gafas, agua, gas, luz, construcción. La actividad financiera del Vaticano, aparentemente, apuesta por todo tipo de mercados. Centurion Global Fund, con sede en La Valletta (Malta) es el fondo de inversión internacional que la Secretaría de Estado usa para desarrollar una parte de la actividad económica de la Santa Sede.

ROMA 06/12/2019

Las finanzas de la Santa Sede siempre han sido una cuestión delicada. Los temas económicos, actualmente, están siendo bastante problemáticos para el país más pequeño del mundo y están comprometiendo su imagen. Todo ello, no obstante los grandes esfuerzos del Papa Francisco por cambiarla y mejorarla de forma contundente. Parece ser las inversiones del Vaticano son muy diversas y, a menudo, poco tienen que ver con la religión.

El Vaticano está siendo investigado a raíz de un fondo de inversión con sede en Malta. Así pues, tal como se ha podido apreciar por diferentes medios de comunicación italianos estos días, la Secretaría de Estado de la Santa Sede–principal dicasterio del país, que en la práctica funciona también como Ministerio de Exteriores– es un actor activo de las operaciones financieras ejecutadas a través de un fondo de inversión maltés. Todo ello, con el objetivo de diversificar la actividad económica del Vaticano. La Justicia del país ya está investigando el caso.

Esta noticia llega tan sólo dos semanas después de las dimisiones del controlador financiero del Vaticano, Rene Brülhart, tras un registro sin precedentes en las oficinas de la Autoridad de Información Financiera (AIF) y de la Secretaría de Estado a principios del mes de octubre. Por otra parte, hace algo más de un mes, se llegó a conocer las frágiles cuentas del Vaticano, debido a la progresiva disminución de las donaciones a nivel mundial y el aumento incontrolado de los costes del personal, además de las malas inversiones y la existencia de contabilidades paralelas. Hace un mes y medio, sin embargo, dimitió Domenico Giani, el jefe de la seguridad de la Santa Sede y guardaespaldas del Papa Francisco, tras la filtración relativa a una investigación interna.

El Vaticano está siendo investigado a raíz de un fondo de inversión con sede en Malta

Las inversiones del Vaticano se concentran en Centurion Global Fund, el fondo de inversión internacional en el que se canalizan las diferentes actividades financieras de la Santa Sede. La sede de la entidad tiene sede en La Valletta, la capital de Malta, y dos tercios están financiados por la Secretaría de Estado. Al mando de la compañía de inversión aparece Enrico Crasso, de 71 años, un italiano residente en Suiza quien, en el pasado, fue uno de máximos responsables del dinero del Vaticano. Según el periódico italiano Corriere della Sera "en Malta es él quien decide dónde invertir el dinero del Papa".

Juguetes, películas, gafas, agua, gas, luz, construcción. La actividad de inversión del Vaticano, aparentemente, apuesta por todo tipo de mercados. Este septiembre la financiera Centurion cerró un trato por un valor de 10 millones de euros para entrar en la compañía New Deal, la sociedad propietaria de la conocida marca de juguetes italiana Giochi Preziosi, perteneciente a Enrico Preziosi. La operación tuvo una condición clara: "El vendedor", así pues, Preziosi, "se comprometerá para que Giochi Preziosi salga a Bolsa antes del final de 2020", para permitir que la sociedad pueda beneficiarse de ello. El Corriere, por ejemplo, hace una simple reflexión: "Visto así, parece un préstamo. ¿Pero y si luego no hay una salida a Bolsa?".

En la base del problema está que el Estado más pequeño del mundo necesita más financiación, más allá de las donaciones

Una de las curiosidades más llamativas acerca de las finanzas del Vaticano tiene que ver con la cinematografía. Más de cuatro millones de euros han sido destinados para la producción de películas como Men In Black o el reciente film dedicado a la figura de Elton John, Rocketman. A través de la financiera Centurion, Enrico Crasso ha conseguido recoger unos 70 millones de euros para diferentes tipos de inversiones: acciones, inmuebles y otros fondos de inversión. Con 6 millones de euros, Centurion ha adquirido al 25% de las acciones de Italia Indipendent, la sociedad de Lapo Elkann, empresario y nieto de Gianni Agnelli, el conocido propietario de la casa FIAT. Con otros 4,7 millones de euros Centurion también ha invertido en el sector del agua. El mayor desembolso ha sido de 16 millones de euros, invertidos en el sector de la construcción.

¿Por qué el Vaticano desarrolla este tipo de inversiones? En la base del problema está que el Estado más pequeño del mundo necesita más financiación, más allá de las donaciones. ¿Y les son útiles los fondos de inversión? El Corriere della Sera, por ejemplo, asegura que Centurion, a finales de 2018, perdía casi el 5% por un total de 2 millones de euros.

Mientras tanto la Justicia vaticana seguirá su labor. En una nota de esta semana emitida por la Sala de Prensa del Vaticano, las "investigaciones siguen activas" y añade: "Actualmente los elementos útiles para definir la posición de la Santa Sede, en relación a los fondos mencionados y eventualmente otros, están en camino de comprobación por parte de los magistrados vaticanos, en colaboración con las autoridades competentes". El problema no es el Vaticano, sino cómo algunos quieren gestionar su dinero.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 2963 veces.


La fuente original de este documento es:
Publico.es (https://www.publico.es/sociedad/inversiones-vaticano-extravagantes-ambiguas-inversiones-vaticano.html)



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter




US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/n349777.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO