Insulza

La próxima elección del Secretario General de la OEA, mantiene un interesante pulso político y mediático en las principales capitales del continente, acerca de la conveniencia de que este socialdemócrata chileno, de larga vida política, deba permanencer al frente de una organización internacional que “ni moja ni empapa”, pero que parece, aún, inamovible en el tablero geopolítico del continente americano, como espacio de contacto, maniobras y confrontación, entre los principales actores de nuestra compleja situación regional.

A la OEA se le ha vaticinado su vergonzoso fallecimiento, administrado “los santos óleos”, declarado en “muerte vegetativa”, organizado sus funerales, preparado el féretro y la fosa para su “descanso eterno”, pero por “arte de magia”, esta “Ministerio de Colonias”, como la definiera el ex-canciller cubano, Isidoro Malmierca, sigue “vivita y coleando” y, la razón, parece obvia: sigue, en lo fundamental, sirviendo a la política estratégica de los Estados Unidos, porque sino el mismísimo imperio hubiera dejado de financiar su abultado presupuesto – lo hizo con la UNESCO – y la hubiera echado a patadas de su capital.

A pesar del importante cambio en la composición de fuerzas en el seno de la OEA, expresada en los gobiernos de ALBA y del MERCOSUR; la OEA sigue siendo, 62 años despues de su fundación, reaccionaria en la vision de su burocracia, costosa en su financimiento, perezosa en sus reacciones a conflictos politicos y emergencias humanitarias , zigzagueante y torpe para respetar sus decisione y, capotera y genufleza para enfrentar las acciones hegemónicas y unilaterales del imperialismo en contra de nuestros pueblos.

La llegada de José Miguel Inzulsa, en el año 2005, a la Secretario General, luego de la dura batalla diplomatica de los gobiernos progresistas, encabezados por el comandante bolivarisano Hugo Chávez Frías, en contra de las candidaturas del “arenoso” expresidente salvadoreño Flores y, su recambio de última hora, el canciller del gobierno opusdeista mexicano, Selzcer, promovidas abiertamente por los Estados Unidos; fue el fruto final de una coalición plural de gobiernos que coincidieron en la necesidad histٕórica de un cambio de vision y mision en la OEA que se correspondiera con las nuevas realidades políticas del continente y el planeta; batalla que significó una severa derrota al gobierno del G. W. “ botellita” Bush y su canciller Condolezza “Exxon” Rice, pero cuyos resultados son, realmente muy escasos.

Pero hoy, las circuntancias del 2005, aunque parecida, no son las mismas. La resolución que anula la exclusion de Cuba, el Golpe de Estado de Honduras, las bases gringas en Colombia y el triunfo de Piñera en Chile, todo ello en medio de una persistente crisis global del Capitalismota, producen una variación del escenario de alianzas y de los retos geopolíticos en la region, por lo que la figura del Secretario General y, el consenso politico a su alrededor, pareciera un factor importante en la dirección de los próximos acontecimientos de Nuestra América, en la medida en que se distancie y cuestione la anunciada contraofensiva imperial en contra de los cambios soberanistas, democráticos y de Justicia social que se desarrollan en Nuestra América.

Así, en ausencia de contendores a un mes de la elección, todo pareciera indicar que un nuevo consenso, forzado por las nuevas circuntancias, le permitirá al otrora ministro chileno, José Miguel Insulza, mantenerse por cinco años más, al frente de una OEA que deberá soportar grandes tensiones políticas, sociales, económicas y militares, que pondrán a prueba sus reconocidas habilidades de negociador y “equilibrista” de la diplomacia americana. “Con OEA o sin OEA, ya ganamos la pelea”. Carlos Puebla.


yoelpmarcano@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1452 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a95146.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO