Dios marginado de la realidad en Haití y en el mundo por Obama

El imperio norteamericano fiel a su hábito ocupo el destruido palacio presidencial. Alarde de fuerza e invasión como le realizado en Irak y Afganistán, para publicidad informativa de la propaganda imperial sin importar que estaban en Haití, nación desbastada por un terremoto.

Una vez que Dios quedo marginado de la realidad en Haití por más de 12000 marines para poner orden, con muy escasa represión moral, empezó a resultar inevitable una reacción internacional encabezada por Venezuela, Francia, Bolivia. El actual presidente de UNASUR Rafael Correa tarda en pronunciarse.

A comienzo del siglo XXI Irak, Afganistán, Colombia, vieron la luz del imperialismo, el capital financiero mundial, la esencia del imperialismo en su nueva proyección mundial absorbió a Rusia y China en una alianza que en su primera fase durara hasta el 2020, para que el imperialismo de una vez por todas sea la fase superior del capitalismo. No pueden entregar la posta al socialismo, a pesar que las contradicciones socialistas se acentúan con la crisis del calentamiento global.

Al capitalismo, solo le queda el imperialismo como recurso financiero, descarado, voraz e inhumano. Durante esta crisis sostendrá una lucha furiosa por los mercados; el que no soporta la competencia se arruina, vencen los capitalistas que tienen apoyo del imperialismo el G8. Cada crisis económica les da un nuevo impulso a sus monopolios, nuevas fábricas, nuevas centrales hidroeléctricas, puertos, aeropuertos, carreteras, se construyen en las naciones subdesarrolladas, obras prioritarias para esos países. En nombre del desarrollo, por la dependencia comercial y económica les seguimos facilitando la explotación.

Es una de las razones por las que se dice que el capitalismo se desarrolla de manera cíclica, o sea, realiza una rotación de una crisis a otra, y el mundo subdesarrollado requiere construir obras públicas para explotar mas recursos energéticos y naturales para satisfacerlos en una misma fase: estancamiento, reanimación, ascenso, después, cuando nos damos cuenta, una nueva crisis y nosotros continuamos en el subdesarrollo.

La nueva industria de China y Rusia, mas los dólares chinos evitan que, el dólar norteamericano se desplome de una vez por todas y sostienen e impulsan al imperialismo norteamericano transformando todo el planeta de prisa, porque saben que el calentamiento global los atrapara, por eso, las enormes inversiones en los continentes atrasados en petróleo y minería. Simultáneamente Rusia, colabora colocando armamento, con ello mantiene viva la carrera armamentista en cualquier parte del mundo e impulsa la competencia en las industrias bélicas por la tecnología norteamericana y rusa en juego ¿coincidencia? No, acuerdos económicos-militares con el imperio.

El desenvolvimiento de Obama durante la crisis económica y su proyección para solucionarla requiere enlazar todos los rincones del globo en una economía mundial única con sus nuevos socios rusos y chinos. Acuerdos que no se establecerán sobre la base de la voluntariedad y la igualdad de derechos de todos los países, sino sobre la base de la dependencia militar que causa toda la opresión económica y política por la dominación y el sometimiento usando a sus vecinos regionales mejor posicionados.

En Sudamérica uno de esos vecinos es Brasil, de allí hacia abajo todos los países están conscientes que su mejor socio comercial es EEUU para vender sus productos. El G20 será utilizado en un corto tiempo como intermediarios económicos, gigantescos bancos-políticos regionales, es decir, la amistad del vecino que influye con el otro y el otro, mediante la dependencia económica-militar.

El imperialismo de Obama conduce al empeoramiento de la situación de la mayoría de naciones del mundo y pueblos por los principales Estados capitalistas agudizando la lucha entre ellos por arrebatarse a los países subdesarrollados. Los monopolios de las trasnacionales y sus fusiones se encuentran concentrados en tres grandes frentes principales: petróleo, armas y alimentación. Puede uno hacerse idea de las proporciones gigantescas de estas fusiones modernas que, surgen de cualquier rama de la economía desmoronando otras que no estén en la lista del semestre.

Las oficinas de compra estarán en las naciones del G20 como intermediarios a cambio, la entrega de armas y las licencias para producir alimentos pasaran por la autorización del G8 ¿Por qué? Porque estos monopolios poseen el dinero y las industrias pesadas suficientes para explotar el mundo. Las grandes empresas lo son todo, las pequeñas nada. De hecho, las empresas pequeñas llamadas autónomas e independientes se encuentran supeditadas al gran capital monopolista ¿por qué? Porque el poderío económico permite establecer precios y especular guardando el producto un tiempo para afectar las raíces de la producción y la economía de los países pequeños y pobres.

Además, de que, los monopolios imponen precios en los mercados y fijan los salarios. Los precios son un instrumento político ¿Qué pueden hacer los países pequeños? Aliarse a los grandes a través del G20, esa la jugada del imperialismo para una mejor administración del mundo a través de los bancos, empresas capitalistas cuya misión fundamental sigue siendo la intermediación de los pagos. Reúnen recursos en formas de depósitos y los ponen a disposición de los capitalistas. Es lo que hizo Obama, y ahora otra vez esta advirtiendo a su banca por no prestar a los pequeños y medianas empresas, mismo juego con permiso oficial para que la banca gigantesca continúe absorbiendo a los bancos pequeños.

Simultáneamente, las compañías de seguros se fortalecen y estas están ligadas a los grandes monopolios encargados de concentrar la producción de cada país. Los bancos se ligan cada vez con las empresas industriales de pequeñas naciones haciendo imposible determinar si son solo industriales o banqueros. Esta ensambladora es evidente en las alianzas con China y Rusia, tendiente a la formación de capital financiero a nivel mundial.

Puñado de capitalistas más grandes que rigen en la actualidad los destinos del mundo. Para América Latina, Haití y su calamidad les cayó como anillo al dedo.


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 3495 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: