OMC: Destellos de lucidez en la Ministerial

Este año termina con una gran actividad internacional, centrada en Europa. En Roma, la Cumbre de la Alimentación, de la FAO.  En Ginebra, la Conferencia del Sistema Global de Preferencias Comerciales de la UNCTAD y la Conferencia Ministerial de la OMC. En Lisboa, la Conferencia Iberoamericana. En Copenhagen comienza la Conferencia del Clima. Esta concentración de eventos no favorece a los países en desarrollo y menos a Ibero-América, porque suelen tener pocos funcionarios en Europa, pocos especialistas y poco dinero para tanta movilización.  

Un evento de mucha importancia futura fue la Conferencia del Sistema Global de Preferencias Comerciales, en la UNCTAD, cuyo tema fue el comercio preferencial entre países en desarrollo. Sobre eso escribiremos luego. Por hoy nos limitamos a comentar lo de la OMC, que hizo poco ruido en la prensa … y pocas nueces.  

La Conferencia Ministerial de la OMC pasó, sin gloria, pero con algunas intervenciones lúcidas. Continúa el ritual de proclamar el deseo de que se concluya la ronda Doha en 2010, pero es evidente la falta de convicción. Antes de la ministerial, en una reunión preparatoria del G-20 agrícola, en la OMC, Ximena Montano, delegada de Bolivia, expresó claramente que su país priorizaba la sustancia de la negociación a la urgencia de firmar un negociado. Eso sería un “leit motiv” de las declaraciones de los ministros y representantes lúcidos. El otro fue el de la reforma de la OMC, que muchos quieren, pero con agendas divergentes.  

Intervenciones notables

Cuba

Los primeros destellos estuvieron en la declaración del Canciller de Cuba,  Rodrigo Malmierca. “La crisis ha desmentido los mitos de que la desregulación y la liberalización económica promueven el crecimiento y el desarrollo. El sistema comercial y financiero internacional necesita ser transformado de manera radical, no cosméticamente, para enfrentar los desafíos del Siglo XXI”, comenzó diciendo.  

“Los procedimientos de las negociaciones en la OMC no han mejorado en términos de transparencia”, continuó, “pues todavía no se garantiza la participación real y efectiva de todos los Miembros en todas las fases del proceso, como única vía genuina para llegar al consenso”…”La situación actual de la Ronda Doha está lejos de alcanzar los propósitos del Desarrollo que pretendieron sustentarla. El propósito de culminar la Ronda el próximo año no puede ser una meta traducida en precipitaciones que menoscaben los intereses legítimos del Sur. El objetivo debe ser lograr progresos significativos y equilibrados en todas las áreas de negociación, en particular las relativas al desarrollo.” 

Sur África

Mas tarde, el Ministro de Relaciones Exteriores de Sur África, Robert Davies, habló del desvío de prioridades en la negociación. Primero aclaró que “Sudáfrica no es parte de los acuerdos alcanzados por algunos miembros en el paquete de julio, 2008. Que “los textos son desequilibrados y dan amplio acomodo a la sensibilidad de los países desarrollados en la agricultura, al tiempo que piden demasiado de los países en desarrollo en reducción de aranceles industriales aplicados y en espacios para políticas de desarrollo industrial.”  

“Sudáfrica apoya plenamente la posición del G20, del Grupo de África y de otros, para pedir una “conclusión temprana y exitosa” de la Ronda de Doha, definiendo el éxito en términos de lo que promueva en desarrollo, según lo mandado en Doha. Permítanme decir que, si tenemos que elegir entre las dos conclusiones, Sudáfrica opta por la del desarrollo exitoso.” 

“Los paquetes de rescate en curso de varios países desarrollados …, pueden exacerbar los desequilibrios existentes… por esta razón, Sudáfrica apoya las propuestas formuladas por Argentina y otros países en desarrollo, para que la OMC de seguimiento al impacto de esas medidas [de rescate] en el comercio y la inversión de los países en desarrollo.”  
 
”Por último, apoyamos el llamamiento … para iniciar un diálogo sobre la futura reforma de la OMC. Para Sudáfrica este debe enfocarse a fortalecer el principio de consenso y garantizar un proceso inclusivo y transparente en la toma de decisiones. También se necesita más claridad en la OMC sobre aquello que se entiende por desarrollo y más coherencia entre la OMC y otras instituciones multilaterales encargadas de promover el desarrollo y del trabajo decente.”   

Estados Unidos

También Ron Kirk, Representante para el Comercio de Estados Unidos, prefiere esperar. Dijo desear un resultado “fuerte” de la Ronda Doha para 2010, pero admitió que lo que cuenta es la sustancia: “Los Estados Unidos está comprometido a lograr ese resultado, y creo posible el éxito en 2010. Pero es la sustancia lo que impulsará nuestro progreso y el éxito no es algo que algún miembro o grupo de miembros, puede entregar o dictar”. Una clara crítica a M. Lamy, al Sr. Amorin y los ultra-ronda que empujan para firmar rápido y a cualquier precio.  

Es interesante que Mr. Kirk reconoció también que “El liderazgo dentro de la OMC es ahora más amplio y más incluyente y cada miembro del liderazgo tiene ahora una responsabilidad”. Admitió que ya hay otros motores de la economía mundial: “Mientras los países desarrollados seguirán teniendo un papel importante en la economía mundial, los países en desarrollo avanzados desempeñan un papel cada vez mayor. Según el FMI, el 58 % del crecimiento económico mundial, hasta el 2014, será dado por China, India, Brasil, Argentina, Sudáfrica y los países de la ASEAN.” Asumimos que el pronóstico se limita al 2014, porque luego será más alta.  

Venezuela

Otra lúcida participación fue la del Embajador Germán Mundaraín, que habló por Venezuela. El Sr. Mundaraín señalo la ilegitimidad de la intromisión del G20 financiero en la negociación de la OMC, que es asunto entre 153 países: “Se producen declaraciones y hasta se desfiguran los términos precisos, al decir que se observa un "mandato del G-20".  Me pregunto ¿puede el G-20 imponerle un mandato a la OMC, o a nuestro Director General? Por esto y por otras razones, estimo que a la OMC, se le está percibiendo como una oficina comercial del G-20.”

Argentina

El Canciller de Argentina, Jorge Taiana, fue de los últimos en hablar, porque estuvo ocupado en Lisboa.   

El Sumario del Presidente de la Ministerial

El país anfitrión es quien debe presidir la Ministerial, pero Suiza declinó ese derecho. Entonces, como Chile preside el Consejo General, se le dio la presidencia de la ministerial al Sr. Andrés Velazco, Ministro de Finanzas de Chile.

irei@eurospan.com





Esta nota ha sido leída aproximadamente 1319 veces.



Umberto Mazzei


Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a91663.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO