La Revolución Bolivariana y la solidaridad internacionalista

La solidaridad internacionalista es una herramienta revolucionaria indispensable  para compensar la desigualdad que soportan  los movimientos revolucionarios  a nivel mundial para enfrentar exitosamente la reaccion del enemigo de clase, que si actúa integrado a nivel global y con todo el poder del imperialismo neoliberal neoconservador.

Los movimientos revolucionarios combinan diversos  tipos de lucha de masas, tipos de lucha que son impuestos por las acciones que utilicen  los enemigos de clase, en general acciones de terrorismo de estado, para impedir el triunfo revolucionario.

Cuando al actuar dentro de la legalidad burguesa esto representa la muerte para los revolucionarios verdaderos y para quienes los apoyan o simplemente simpatizan con ellos, solo queda como via revolucionaria la lucha politica social armada.

El caso colombiano es una prueba irrefutable de que la legalidad burguesa solo garantiza la muerte, o la persecusion o la carcel o el exilio para los revolucionarios de verdad y para quienes los apoyan o simpatizan con ellos.

La persecusion que están sufriendo en Colombia  la valerosa senadora Piedad Cordoba y los otros  miembros del Polo Democratico, demuestra que la actual legalidad burguesa colombiana, cooptada por el narcoparamilitarismo, no permite que se desarrolle una  autentica oposicion legal.

Las acciones terroristas del gobierno  narcoparamilitar del uribato, cuyo capo di tutti capi es Uribe (AUV=AUC), el mafioso numero 82 del cartel de medellin, el numero 79 era Pablo Escobar ,según documentos desclasificados del gobierno USA, contra quienes se oponen a sus politicas de entrega de las riquezas naturales colombianas a transnacionales extranjeras y capitalistas nativos, contra quienes investigan e informan sobre los negociados de los familiares del capo, contra quienes investigan e informan sobre las acciones criminales de la fuerza publica del uribato y sus narcoparamilitares: los asesinatos de civiles presentados como guerrilleros dados de baja en combate, eufemisticamente llamados por los mass media del uribato como “falsos positivos”,  las desapariciones forzadas, el desplazamiento de comunidades y apropiacion ilegal de las propiedades de esas comunidades, contra quienes investigan e informan sobre la parapolitca del uribato, contra los ataques del capo contra  la Corte Suprema de Justicia, contra quienes no estan de acuerdo con la cooptacion y compra de la voz, la imagen y los escritos de los medios masivos de comunicación, contra quienes no estan de acuerdo con la reeleccion indefinida del capo, etc, estan demostrando que en Colombia es indispensable combinar todas las formas de lucha de masas para derrotar el uribato narcoparamilitar  y entronizar un nuevo regimen politico social  comprometido con la  paz con justicia social, que mediante negociaciones politico-sociales militares termine con el conflicto politico social armado que se desarrolla en Colombia.

El pueblo colombiano está necesitado de la solidaridad internacional para tratar de salir de la pesadilla que representa el uribato narcoparamilitar y para terminar con la intromision en los asuntos internos de otros paises mediante narcoparamilitares filtrados utilizando elementos traidores de los paises vecinos.  

El Gobierno Bolivariano de Venezuela debería declararse neutral frente al conflito armado interno colombiano y  conceder el status de beligerancia a la insurgencia guerrillera, en especial a las FARC-EP y el ELN. De esta manera se blinda frente a posibles demandas y reclamaciones e inclusive contra posibles intervenciones militares  por “apoyo al terrorismo” por cuanto al declararse neutral no tiene porque perseguir ni encarcelar ni extraditar a los revolucionarios que ocasionalmente ingresen a su territorio;  podría prestar asistencia humanitaria hospitalaria para heridos de las partes en conflicto, ademas podria colaborar muy efectivamente para lograr acercamientos entre el gobierno colombiano y la insurgencia guerrillera. De igual manera deberian proceder los gobiernos de Ecuador, Brasil, Peru, Panama,  Nicaragua, Cuba, Rusia, China, Vietnam, etc. Asi ha actuado desde siempre Suiza y lo sigue haciendo en relacion con el conflicto armado interno colombiano.

Causa extrañeza, por decir lo menos, el silencio que los gobiernos progresistas de America Latina  guardan frente a la crisis humanitaria que se vive en el hermano pais de Colombia por cuenta del uribato narcoparamilitar, comprobado agente del USAimperialismo, que incrusiona mediante sus fuerzas militares - narcoparmilitares y de policia  en el territorio de los paises vecinos.

Cuando hablan de los movimientos de liberacion nacional esos gobiernos progresistas omiten deliberadamente referirse a los valerosos movimientos guerrilleros colombianos, en especial a las FARC-EP y el ELN, cuando en especial las FARC-EP son la principal y autentica barricada anti imperialista y de liberacion nacional  de America Latina, que enfrenta con las armas y la politica el terrorismo de estado del narcopara estado mafioso colombiano.

Los presidentes Chavez y Correa conocen perfectamente la calaña del mafioso capo  narcoparamilitar uribe, su hipocresia, su arrodillamiento frente al gobierno USA, saben que Uribe mantiene relaciones comerciales con Venezuela y Ecuador  porque dicho  intercambio comercial favorece netamente a las empresas colombianas, en las cuales el mafioso uribe tiene participacion , si el balance comercial fuera al contrario hace muchisimo tiempo el capo uribe hubiera suspendido esas relaciones.

En cuanto a la Republica Bolivariana de Venezuela, creo que el Presidente Chavez debería llamar de inmediato a servicio activo a  las Milicias Populares Bolivarianas para entrenarlas y equiparlas en el uso de los armamentos mas modernos y eficaces en la lucha contra aeronaves, navios, blindados y tropas especiales, luego organizar unas maniobras a nivel nacional para establecer el modo de operar  para la defensa de la Patria Bolivariana.  

A la menor muestra de que los apatridas internos  pasan a la accion contra la Patria  y el Gobierno Bolivarianos las Milicias Populares Bolivarianas deben tomarse todas las empresas y propiedades de los incitadores, promotores, financiadores, comunicadores, ejecutores y sus socios; asi mismo se debe hacer con los centros de educacion que traten de apoyar cualquier intentona desestabilizadora o golpista.

Las milicias populares bolivarianas plenamente organizadas, armadas  y entrenadas, dirigidas personalemte por el Presidente Chavez,  seran el freno para cualquier mando militar traidor o complaciente con las acciones desestabilizadoras o golpistas y aplicaran ejemplar justicia popular revolucionaria  inclemente contra los militares traidores y sus compinches apatridas, nacionales y extranjeros. 

 El imperio no descansa y sabe que la Revolucion Bolivariana es la luz que ilumina el camino de la revolucion bolivariana y socialista del America Latina y el Caribe, por lo cual no ahorrara ni esfuerzos ni componendas con la contra revolucion interna apatrida y vende patria tanto de Venezuela como de otros paises, en especial de Colombia.

El Pueblo unido, concientemente organizado y adecuadamente armado, ideológica, política y bélicamente, jamas sera vencido

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1016 veces.



Francisco Javier Angulo


Visite el perfil de F. J. Angulo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: