Viviendo con las pandemias

En momias de Egipto y Perú, se encontraron evidencias de tuberculosis. En la actualidad los rebrotes de tuberculosis, cobran la vida de dos millones de personas por año. La tuberculosis es letal, es una enfermedad antiquísima, ha aniquilado literalmente a millones de personas.

En 1882 Robert Koch, aisló el bacilo de la tuberculosis e ideo una prueba para el diagnostico de la enfermedad. Sesenta años después se descubrió la estreptomicina, antibiótico contra la tuberculosis, resulto también útil contra la peste bubónica que diezmo en un 40 al 50% las poblaciones de Europa, África y parte de Asia desde 1347. América escapo de los estragos de la peste por su aislamiento geográfico. Pero la navegación oceánica termino con ese aislamiento. En el siglo XVI, asolaron al nuevo mundo oleadas de epidemias más mortíferas que la peste.

El paludismo, mata casi todos los años a un millón de niños. Picados por el mosquito anofeles, descubierto en 1897 por Ronald Ross como portador de la enfermedad. Los niños son picados unas 50 a 80 veces por mes en los países tropicales. A partir del siglo XVII, la quinina extraída de la corteza del quino, salvo millones de vidas.

En 1798, Edgard Jenner logro elaborar una vacuna contra la viruela. En el siglo XX la vacuna resulto eficaz para combatir también otras enfermedades como: la polio, la fiebre amarilla, el sarampión y la rubéola. En octubre de 1977 la Organización Mundial de la Salud, OMS, localizo el último caso de viruela contraída por contagio directo. Se trataba de Ali Maow Maalin, cocinero de un hospital de Somalia quien se recupero totalmente en semanas. Después de dos largos años, los médicos ofrecieron una recompensa de 1000 dólares a quien presentara pruebas de la existencia de otro caso de viruela activa, nadie logro hacerlo. En mayo de 1980 la OMS realizo un anuncio oficial. “El mundo y todos sus pueblos están libres de viruela”. Diez años antes la viruela cobraba la vida de dos millones de personas por año. Por primera vez en la historia se había erradicado una enfermedad infecciosa grave.

La viruela fue introducida en la América por los conquistadores europeos, a más de las matanzas producidas por la guerra, las epidemias diezmaron la población nativa. “Casi todos los nativos han muerto de viruela, escribió Jhon Winthrop, jefe de la gran emigración hacia la nueva Inglaterra”.

El doctor Richard Kranse, ex director del instituto nacional de alergias y enfermedades infecciosas de EEUU señala: “Las epidemias son tan seguras como la muerte y los impuestos. La tuberculosis y el paludismo no han desaparecido, la reciente pandemia del sida, nos recuerda que estas conviven con nosotros”.

Hoy día la viruela y la peste podrían parecer catástrofes relegadas a la historia. Sin embargo en el siglo XX surgieron nuevos brotes. En un número de abril del 2005 Energing Infections Diseases dice. “Hay intereses económicos que publican, que para nuestros días ya se habría terminado las amenazas de las enfermedades infecciosas, luego inmediatamente hay algún rebrote epidemiológico”. La revista Nature del 8 de julio del 2004 expone: cada año 15 millones de humanos mueren en todo el mundo por enfermedades infecciosas. La aparición del sida a inicios de los 80, nos acerca siempre a nuevos brotes infecciosos que no podemos evitar.

En 1907 en Sn. Francisco, hubo un brote de peste bubónica ocasionando varios muertos. El municipio inicio una campaña para exterminar a las ratas cuyas pulgas trasmiten la enfermedad, en dos meces se controlo la situación. En 1896 la India sufrió la misma peste, en 12 años provoco la muerte de 10 millones de personas, sin llegar a determinar la causa de la epidemia.

En los países en desarrollo, aproximadamente el 40% de sus poblaciones no tienen acceso al agua potable y viven en una completa insalubridad por la pobreza. La ONU, en 1999 solicito a los gobiernos 13 mil millones de dólares para frenar las epidemias del sida, tuberculosis y paludismo, todos los estados miembros de la OMS firmaron la declaración, para el 2002 solo se recibieron menos de 2000 millones de dólares, en cambio para ese año las mismas naciones invirtieron 700 mil millones de dólares en gastos de defensa. Las guerras, sus constantes amenazas son lo único que une a los países de la tierra.

Entre 1918 y 1919 ocurrió la pandemia mas destructiva en la historia de la humanidad, en aquel momento se desconocía un remedio eficaz, millones de jóvenes morían en la flor de la vida, los cadáveres se acumulaban con tanta rapidez que resultaba difícil enterrarlos. En algunos lugares desaparecieron pueblos y aldeas enteras, Ni siquiera Samoa, una lejana isla se salvo, el 7 de noviembre de 1918, un barco atraco llevando la epidemia, en dos meces mato al 20% de sus 38302 habitantes.

A mediados de octubre de 1918 en Filadelfia, Pensilvania, el historiador Alfred W. Crosby comenta que: un vendedor de féretros aseguro haber podido vender 5000 ataúdes en dos horas. En poco tiempo la gripe española mata a más personas que cualquier otra pandemia similar en la historia humana. 21 millones de personas murieron en todo el mundo. Hay epidemiólogos que creen que la cifra de muertos fue mayor entre 50 y 100 millones.

La gripe española mató a más personas en un año, que la peste negra de 1347 en 4 años. La gripe española mató a más personas en 24 semanas que el sida en 25 años. La epidemia conocida como la gripe española, es la pandemia más devastadora en la historia de la humanidad.

Para que terminen las enfermedades ha de acabarse la pobreza, el hambre y las guerras primero, pues, estas calamidades van de la mano con microorganismos patógenos, desde 1914 ha producido la muerte de mas o menos 850 millones de personas entre: tifus, viruela, tuberculosis, paludismo, gripe española, gripe aviar, porcina, sida y últimamente, aunque no es una enfermedad infecciosa, debe ser considerada una pandemia, la desnutrición.

La OMS en julio del 2001, dice que la desnutrición no solo afecta a los más de 11 millones de niños que mueren todos los años. 800 millones de personas en la tierra están afectados por la desnutrición, es decir más del 20% de la población mundial o lo que es lo mismo 1 de cada 7 habitantes.

“Tenia hambre y ustedes formaron un comité para investigar mi hambre. No tenía hogar e hicieron un informe sobre mi problema. Estoy enfermo y organizaron un seminario sobre la situación de los desprotegidos, investigaron todos los aspectos de mi enfermedad. Pero todavía tengo hambre, carezco de hogar y sigo enfermo” Anónimo.

En 1996 la FAO se propuso reducir hasta el 2015, la mitad de los desnutridos del mundo, estamos en el 2010 y esa meta se sostiene en mas de 800 millones de desnutridos y cada año nacen mas de 80 millones de nuevas personas. La desnutrición es la enfermedad más fácil de prevenir y la que menos cuesta curar. Pero estratégicamente es conveniente sostener la pobreza. Esa la razón de ser de los gobiernos.

Si este nuevo brote infeccioso es provocado o no, lo cierto es que desde 1998 la trasnacional MOSANTO, con la semilla transgenica TRIATOR, esta en condiciones de alterar la salud de los pueblos usando la alimentación. Y, desde 1960 EEUU realiza constantemente pruebas con armas químicas y biológicas, utilizo estas armas en Vietnam, Camboya, Cuba, Irak a más del uranio empobrecido. En Colombia y Ecuador, utilizo armas químicas glifo zato, mezclándolo con APOREA y COSMOFLUX, también un arma biológica, un hongo patógeno FUSARIUM que se les fue de las manos, ya que no solo destruía la mata de coca sino todas las especies similares alcanzando proporciones dantescas ya que muto con hongos naturales, viéndose obligados a fumigar para destruirlo utilizando el pretexto de erradicar los cultivos de coca. Esa la explicación de que haya fumigado mas de 360 mil hectáreas por año cuando los cultivos nunca superaron las 100 mil.

Si tantas epidemias existen por el mundo de las naciones pobres, matando millones por año sin que las trasnacionales farmacéuticas se humanizaran ¿Por qué esta repentina preocupación por una gripe que según la OMS no tiene procedencia animal? La publicidad utilizada para desviar la atención de asuntos realmente dramáticos que están por ocurrir en Asia… será el tema de otro artículo.

Verdaderamente es indignante esta realidad. Dice la OMS.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 5881 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: