EEUU-Europa y China dejan por fuera a Rusia

La cumbre del G20 en Londres, no puede ser vista como una estimulación a la economía. Con algo de oro y 1.1 billón de dólares poco se puede hacer para ayudar a las economías de naciones en vías de desarrollo, peor estimular indirectamente las finanzas mundiales.

La conmemoración de los 60 años de la OTAN en Estrasburgo, calmaron la avaricia de Francia en su regreso a la OTAN. Las propuestas de Ángela Merkel y Nicolas Sarkozy, tiene como fin, un nuevo orden en la OTAN. La unión franco-alemán, ejerce presión contra la temida alianza anglo-estadounidense, por el nuevo proyecto Asia, desde Afganistán. Es cuestión de ver un mapa, para darse cuenta de lo que repercute esa nación en la geoestrategia capitalista en el mundo. Prácticamente abarca toda Asia. Y, es que ya no solo se habla de Afganistán, se incluye a Pakistán. Tampoco se puede mencionar solo a estas dos naciones, sin que en ellas se introduzcan India, Irán, Rusia, China, Corea del Norte y del Sur, con estos últimos países obligatoriamente entra Japón, nación que en unión con Corea del Sur amenazan permanentemente a los norcoreanos, y solicitaron una reunión del consejo de seguridad de la ONU.

Para calmar los ánimos, la presencia de Obama fue fundamental en Estrasburgo para designar a un secretario neutral, el danés Anders Fogh Rasmussen a pesar de la oposición turca. Sin embargo, esta estrategia de la OTAN para definir la coalición de 42 naciones y mas de 62 mil soldados, incluidas tropas de España y Alemania que se habían retirado de Irak, mas los 5 mil soldados adicionales que ofrece Washington, antes de las elecciones afganas y para preparar la policía de ese país, no es solo para enfrentar un puñado de Talibanes y gente de Al Qaeda, no, persigue un mayor compromiso entre las alianzas de Europa- EEUU y China. Dejando por fuera a Rusia.

La reunión efectuada en Checoslovaquia con los ministros de finanzas de la Unión Europea, es el complemento de las anteriores cumbres del G20 y la OTAN en donde EEUU indudablemente sale fortalecido. El presidente checo Mirek Topolanek recibe a Obama, primera visita oficial de un presidente norteamericano a un ex satélite de la ex URSS, hoy en manos de la UE, y participante activo junto a Polonia del escudo anti misiles. Esa reunión entre la UE, EEUU, en Checoslovaquia, es un claro mensaje a Medvedev que acepte la propuesta de reducir el armamento atómico realizada en Londres, pues esta cercado en su mismo perímetro por la OTAN y por el escudo anti nuclear de los Estados Unidos. Además desde Afganistán, EEUU cierra la pinza.

Los acontecimientos del escudo anti misiles, el cerco de la OTAN, la guerra de Georgia el año pasado, el problema entre Ucrania y Rusia, por el gas hacia Europa, impuso una línea de firmeza por parte de los rusos, anuncian acontecimientos perennes en la nueva etapa de la guerra fría, en la cual China no quiere intervenir. La solidaridad internacional, imagen trasmitida por Obama, se refuerza en una lucha sin cuartel por apropiarse del mundo. En ella China quiere ser una parte importante al lado de Europa y EEUU. Es una oportunidad que no quiere perder, de paso se alía de mejor manera con el país del cual es su acreedor.

Desde al año pasado, antes de agudizarse la crisis y por el compas de espera, por las elecciones en EEUU, tres grandes agujeros se disputaban el mundo. EEUU con Europa, Rusia y China. El que reunía mas satélites en su orbita aliándose con otro se impondría. Pues bien, China se alió con occidente y forman una formidable alianza abarcando al G20.

El G7 trabaja sosteniendo su predominio estableciendo más puntos estratégicos con el G20. Satélites económicos que serán también, de hecho, satélites políticos, pero que seguirán siendo “independientes”. Con esta estrategia EEUU consigue dos fines:

A- Incluye otros satélites sin recurrir a las amenazas de la vieja estrategia imperialista. Amortigua las críticas sobre las crisis, y no reduce, en apariencia, esos satélites a colonias.

B- Consigue acuerdos ventajosos con la siempre Europa a su lado y con China definitivamente como aliado.

Desde que llego a la presidencia Obama manifestó su confianza en que podrá negociar acuerdos ventajosos ante la crisis, sin frenar la expansión como imperio. Hay que subrayar la palabra ventajoso, porque su objetivo es efectuar un cambio favorable del equilibrio de poder que se estaba perdiendo y sacar así del empate a los complejos militar industrial de los estadounidenses y europeos con la industria bélica de los rusos. Ningún acuerdo justo podía servir a esos fines, únicamente los ventajosos con China como aliado, para sacar a Rusia del medio.

China ya no plantea problemas, que los acuerdos económicos no puedan resolver. Parecería ser, que con Rusia se disputaban la amistad de EEUU, para dominar al mundo, independientemente no lo podían hacer. Empezaron de un modo práctico, comercialmente, energéticamente, industrialmente y militarmente, inmiscuyéndose en las finanzas mundiales, pero siempre requerían de los norteamericanos para afianzarse. La alianza EEUU-Europa, se inclino por la potencia económica del momento, China, pero sin tratarlos como a iguales. Solo son socios temporales y hasta superar la crisis,


rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 4889 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: