Colombia: ¿hacia la profundización de la "guerra civil" o la militarización de la democrácia?

El Presidente de los Estados Unidos de América, el “camarada” George W. Bush, y el candidato republicano, John MacCain, insisten, el primero, en tratar de decirnos, en pequeñas dosis de veneno, que la crisis va “in crecendo”; cada vez que el “camarada” Bush se dirige a un escenario, públicamente, ¡zas! se derrumban las bolsas a nivel mundial, crece la desconfianza entre banqueros, a lo interno de la sociedad crece la conciencia sobre la crisis y sus consecuencias directas en cada “sujeto social” y, como consecuencia directa, crecen los “pobres, desempleados y desplazados del mundo ¡uníos!” Mientras que el candidato republicano MacCain, quien es “irónicamente” simpático, no se le ocurre decir otra cosa, en el último debate, que el Tratado de Libre Comercio con Colombia, iba a permitir elevar las exportaciones de productos norteamericanos, sustancialmente, al mercado de Colombia (productos agrícolas, por cierto), a costa, decimos nosotros, del aumento del desempleo y la crisis social en Colombia ¿Por qué? Pues sencillamente, la sociedad norteamericana ha decidido no gastar y ahorrar; en consecuencia, como dice un matutino colombiano, el tema de las conversaciones del Canciller colombiano con Nicolás Maduro se circunscriba al tema del comercio bilateral tomando en cuenta que la balanza del intercambio comercial, entre ambas naciones, está a favor de Colombia, en un 65% del intercambio comercial ¿Y los empresarios golpistas venezolanos, tradicionales importadores de productos colombianos, que dicen al respecto?

La crisis mundial no es financiera, es del propio sistema capitalista y de las mentalidades de los capitalistas y “seudo-revolucionarios”. El cínico presidente de la fedecamaras española no se le ocurrió otra cosa que decir, en el programa de la TVE: “Los desayunos”, que el gobierno de Rodríguez Zapatero debería bajar los intereses de los préstamos a las empresas, que los empresarios españoles con el pago de sus impuestos, son los que permiten la construcción de hospitales, escuelas, que el gobierno debería flexibilizar la política laboral del gobierno socialista para que, en última instancia, puedan “botar a la calle” a los contratados y a la pregunta sobre que los sueldos de los trabajadores españoles eran los más bajos de la Comunidad Europea, solo se le ocurrió responder que los trabajadores españoles tenían el índice de “productividad” más bajo de Europa ¡será jili…y explotador! como se dice en los bares madrileños. Pero no solo en España se ven tamañas aberraciones “humanistas”; en nuestra Patria y dentro de nuestra Revolución, en uno de esos organismo públicos que prestan un servicio público, el “nuevo Dire”, no solo se le ha ocurrido “botar a los contratados” sino que, de un solo plumazo, ha cerrado el comedor solidario para el ingente número de empleados y obreros de la institución y usuarios que cada día disfrutaban de “buena comida a excelentes precios”. ¿Lograremos darnos cuenta que esto es una Revolución y no un “día de playa” hasta que me haga “boliburgues” y/o me den mi cuota de poder por revolucionario?

Las contradicciones a lo interno del sistema capitalista se está agudizando pero, al mismo tiempo, las contradicciones revolucionarias y la “falta de conciencia revolucionaria”, en la Revolución Bolivariana, no logran desarrollarse en positivo, las primeras, y amanecer, las otras. ¿Cuál es la enseñanza de la Historia cuando el “sistema capitalista” entra en profundas contradicciones? ¿Qué nos comunican los “hechos históricos” cuando la Revolución comienza a entrar en conocimiento de sus propias realidades? La “Crisis del 29” desarrolló un accionar político que llevó a Adolf Hitler y a Francisco Franco al poder por medio del terrorismo (Alemania) y de la guerra civil (España) cuando las derechas nacionales e internacionales comienzan a percibir que su “modus vivendi” se encuentra en “crisis y caos” profundos. Mientras que las Revoluciones, por no haber tomado las necesarias decisiones políticas, de fondo, contra el “partidismo”, la “corrupción”, el “personalismo”, y las “ansias de poder”, han cometido graves errores que han concluido, entre otras manifestaciones, en temas ideológicos para las derechas nacionales e internacionales. A título de ejemplo. Las declaraciones dadas por Rafael Poleo, en aquel programa de Globovisión, son productos de las “debilidades” y el “burocratismo” de la Revolución. Son, dichas declaraciones, el “Incendio del Reichstag”.  

En este orden de ideas, en el día de ayer (16 de octubre, 2008), el señor Presidente de la hermana República de Colombia, don Álvaro Uribe Vélez declaró públicamente que los pueblos indígenas que están en protesta deberían pedirle perdón a la policía colombiana: “…El presidente Uribe les dijo ayer a los indígenas del Cauca que deben pedirles perdón a los policías y soldados heridos en las refriegas por el bloqueo en las vías del Cauca y Valle…” (http://www.eltiempo.com/colombia/caribe/2008-10-17/amenazas-de-grupos-paramilitares-paralizaron-a-tierralta-y-puerto-libertador-cordoba_4606918-1)

Nos imaginamos que el sector “duro” de Colombia debe estar “brincando en una pata” con dichas declaraciones. Con razón el general Freddy Padilla de León dijo en la “Cumbre de Emergencia” convocada por el propio Padilla de León, comandante de las Fuerzas Militares de Colombia que: “…"Esta cumbre debe adoptar las medidas preventivas necesarias para fortalecer nuestra moral interna, nuestra cohesión y la aplicación de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario en cada una de nuestras actuaciones, en cumplimiento de las directrices impartidas por el Gobierno Nacional, el Ministerio de Defensa, el Comando General y los comandos de cada una de las fuerzas…" (http://www.eltiempo.com/colombia/justicia/2008-10-16/proteger-derechos-humanos-es-obligacion-moral-y-etica-del-ejercito-dice-comandante-de-las-ffmm_4605701-1) ¿Qué significan tomar “medidas preventivas” para consolidar la moral, los derechos humanos y el derecho internacional? Y ¿Cuál es la opinión de la sociedad colombiana?

La página web del Partido Comunista Colombiano (http://www.pacocol.org/index.php?option=com_content&task=view&id=227) nos entrega un recuento, evidentemente, desde la visión particular de un partido político, del desarrollo de las protestas de indígenas colombianos en “pleno desarrollo”. Nos informa que “…La Organización Nacional de Indígenas de Colombia advierte que solo levantarán las protestas cuando sean escuchados por el presidente Álvaro Uribe, y lanzan un llamado urgente para que el gobierno se comprometa a evitar la extinción de las etnias…” Junto a estas protestas, conocemos de la situación de los “braceros”, cortadores de caña, que están solicitando que la sociedad colombiana acepte que son “seres humanos” ya que devengan un salario “de pobres y viven como esclavos”. ¿Qué está pasando en Colombia? ¿Será que tras las dificultades y difíciles situaciones de las FARC-EP y los aparentes triunfos del Gobierno de Bogotá sobre las guerrillas colombianas, comienzan a desarrollarse las contradicciones sociales que estaban presentes pero “tapadas” por todo el tema de la “guerrilla”? Frente a esta situación de “objetividad brutal” ¿Cómo va a reaccionar el Gobierno colombiano de don Álvaro Uribe Vélez frente a la “crisis del mercado” norteamericano tomando en cuenta la fuerte dependencia de las exportaciones colombianas hacia el Imperio a pesar de no haberse firmado el Tratado de Libre Comercio como bien lo señaló el republicano MacCain?

¡Misterios de la Ciencia! Diría el simpático anti-imperialista. 

delpozo14@gmail.com  


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1730 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a65750.htmlCd0NV CAC = Y co = US