El complejo militar industrial absorbe a McCain

El complejo militar industrial de los Estados Unidos es un legado de la segunda guerra mundial. Los cinco años de movilización transformaron la relación del gobierno y la industria de la defensa dando origen a la sociedad militarista que tenemos hoy.

En 1940 la industria del acero en los EEUU operaba al 54% de su capacidad cuando empezó el rearme. Los miembros del nuevo trato bajo Edwar Stettinius presidente de U.S. Steel estableció objetivos modestos de rearme pero Henry Wallace, Harry Hopkins y Leon Henderson presionaban constantemente para un rearme rápido y drástico incluso mas que el propio ejercito. Todos ellos incluso los generales quedaron estupefactos cuando Roosevelt estableció un objetivo de producción de 50.000 aviones al año. Las grandes empresas temían una movilización a gran escala, verse abrumados por una excesiva producción si la guerra era pequeña. El modelo con el que se operaba industrialmente hasta ese entonces era la primera guerra mundial.

General Motors en la primera guerra mundial realizo trabajos por 35 millones de dólares sin cambiar su planta en absoluto, continuo con la producción de vehículos como si nada. En la segunda guerra mundial GM obtuvo 12 mil millones de dólares en 1942 hasta 1945 no produjo un solo vehículo dedicándose a la producción de 337 nuevas unidades de combate. Otras firmas sufrieron transformaciones aun mayores debido a la guerra. Se abrieron campos completamente nuevos tales como el radar, sistemas de comunicaciones, vehículos de combate y la energía nuclear. Nuevas industrias surgieron de la noche a la mañana como prósperos y fascinados abastecedores del gobierno federal. Los contratos se adjudicaron a las compañías capaces de solucionar el abastecimiento rápidamente. El 40% de todos los contratos se otorgaron a las 10 empresas mas grandes que terminaron transformándose en corporaciones. El gobierno financio cientos de nuevas y enormes plantas al finalizar la guerra el gobierno vendió muchas de ellas a los gigantes industriales a costo nominal. La Genova Steel Plant cuya construcción costo 202.4 millones se vendió en 47.5 millones de dólares, el gobierno también pago por investigaciones que quedaron como patentes particulares así cientos de casos mas.

Las grandes empresas durante la guerra sufrieron crisis económica propusieron que el gobierno nacionalizara los productos de guerra, asimilara las industrias a la economía de guerra y estableciera beneficios en las industrias. El general Brehon Somervell jefe de adquisición militar con el 42% de guerra anual para ser utilizado llamo a la total militarización de la economía. El ejercito se haría cargo de las plantas los presidentes de las corporaciones usarían uniforme y estarían sujetos a la ley militar. Pero la crisis de movilización fue resuelta por adulaciones en vez de la fuerza. El sistema de libre empresa incentivado por los fondos gubernamentales tuvo como consecuencia que el PNB aumentara a mas del doble en un lapso de cinco años 687 mil millones de dólares en los años de guerra abrumo a Europa con la fuerza productiva de Norteamérica. El sistema fue transformado en proceso. En 1944 Charles e Wilson presidente de la General Electric propuso una economía de guerra permanente, un juego permanente de relaciones entre la industria y los militares. Nació de esa manera el galopante complejo militar industrial que tiene secuestrados a todos los inquilinos de turno de la casa blanca.

John McCain sostiene que la modernización de las fuerzas armadas supone la adquisición de sistemas de armas avanzados que ayudaran en forma rápida y decisiva ha derrotar cualquier adversario y proteger vidas americanas. “La modernización de las fuerzas armadas significa la adaptación de nuestra doctrina formación y tácticas para el tipo de conflictos que tienen mas posibilidades de enfrentar actualmente. Las fuerzas norteamericanas participan en misiones peligrosas en todo el mundo. McCain cree que la respuesta a estos retos no pueden hacer retroceder nuestros compromisos. El tamaño y composición de nuestras fuerzas armadas deben adecuarse a nuestra noción de defensa de la seguridad nacional. El ataque como requisito para ampliar la guerra mundial contra el terrorismo causa justa por los valores e intereses de nuestra nación. John McCain ha trabajado agresivamente desde el senado para reformar el proceso de elaboración del presupuesto de defensa para asegurar que EEUU disfrute de los mejores militares al mejor costo”. Esto incluye la reforma de las adquisiciones de defensa asegurando el fiel y eficiente gasto de los contribuyentes disponibles para la defensa contribuya directamente a la seguridad nacional sin mas tramites que la aprobación inmediata. Ley utilizada por Bush cuando solicito 170 mil millones de dólares mas para gastos en Irak.

En el otoño de 1945 dos meses después del fin de la segunda guerra mundial el general Hap Arnold jefe de estado mayor de la fuerza aérea reunido con la industria de la aviación concordaron que la seguridad nacional seguirá siendo una tares ardua y costosa ya que EEUU será el primer objetivo en la tercera guerra. La experiencia y el éxito de la guerra dejo dispuestas a las grandes empresas para aceptar a los militares como fuerza legitima y permanente de la vida norteamericana con lo cual la industria toma condiciones provechosas. Por la misma razón la guerra rehabilito la imagen publica de las grandes empresas la que estaba muy opacada debido a la depresión de los años treinta. Al crear el arsenal nuclear se creo el arsenal de la democracia para la política exterior norteamericana. No había duda que lo que era bueno para la General Motors era bueno para la nación. La GM producía tanques para combatir a Hitler. Así los militares de a poco se vieron comprometidos en tecnología como en política en especial con la tarea de manejar bienes de la economía civil fabricas, transporte, sistemas de salud, comunicaciones, tecnología por un valor de miles de millones de millones de dólares. Es el complejo militar industrial de los EEUU.

John McCAIN cree firmemente en el despliegue del teatro de operaciones con mísiles para la defensa nacional. “El sistema antimisiles es esencial para proteger a América de los regímenes renegados de Irán, Corea del Norte y para protegerse de competidores de sistemas balísticos como China y Rusia. Defensa antimisiles también son necesarios para que las fuerzas norteamericanas puedan operar en el exterior sin ser disuadidos por la amenaza de ataque con mísiles desde una perspectiva global”. Declaración efectuada durante un discurso ante la federación nacional de empresas independientes.

rcpuma061@yahoo.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2874 veces.



Raúl Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: