Don Alvaro Uribe, felicitaciones, pero...

…¡CUIDADO!...LA POLÌTICA SIGUE SU INEXORABLE CAMINO. ESCOJA UNO DE LOS DOS FUTUROS: ¡PAX COLOMBIANA! O ¡PAX ROMANA!

La Política (con mayúscula) es un “juego de ajedrez”: tiene reglas, fichas, movimientos, táctica y estrategia, y final. Don Álvaro debe tener, permanentemente, presente esas realidades para continuar jugando a la Política. En algún momento decíamos que don Álvaro iba hacia una segunda reelección. Ayer consolidó su triunfo y el grande derrotado fue su Ministro de Defensa, Santos. Sacrificó “la reina” en función de ganar un “peón”. Movió sus caballos y alfiles, sin sacrificar sus torres; y, por último, ganó el centro del tablero, permitiendo a las “negras” salirse “por los palos”. Todo en función de continuar con su Política de Estado permaneciendo en el Poder. Lo felicitamos. Es Usted todo un “betancourista” copeyano.

La candidata a la Presidencia de Colombia, Ingrid Betancourt, junto a los ciudadanos norteamericanos y miembros de las fuerzas públicas colombianas han alcanzado la libertad. Fue una operación calificada de militar, donde la colaboración del Pentágono, en la persona del Comando Sur; el Departamento de Estado, en la persona del Embajador representante de la Casa Blanca ante el Gobierno de Uribe Vélez, y las Fuerzas Armadas de Colombia, participaron en el rescate de los retenidos. La libertad tomó dos caminos: el colombiano y el norteamericano.

En ese escenario, don Álvaro le mandó un mensaje a las FARC-EP: “… [que] las Farc entiendan que nuestra política de Seguridad Democrática no es un fin en sí mismo sino un camino a la paz…” Claro, con condiciones: “…liberando a los secuestrados que aún permanecen en su poder…” ya que “…Hemos mantenido siempre la disposición…a la paz total…” Reitera que la política de Seguridad Democrática no guarda rencores “…La única factura que queremos pasar es la invitación a las Farc para que hagan la paz…” abogando por que las FARC-EP tomen la decisión “…Y que empiecen…” a buscar la paz para Colombia. Como se dice en Castilla la Vieja: “la mesa está servida”.

Ingrid Betancourt habló. Fueron tres las Ingrid que se manifestaron: la dama-secuestrada; la política-candidata presidencial; y la “guerrillera de Estocolmo”. La Dra. Betancourt, con rabias contenidas, habló de su dignidad. Con razones, comentó momentos de indignación a su persona y a la de sus “camaradas” retenidos. Habló la “mujer fuerte”, como la calificó su enfermero, con coraje, reclamándole a las FARC-EP, su actitud inhumana. Nos solidarizamos. Los errores tácticos se pagan muy caros. Habló la mujer-política. Con tacto pero con firmeza, Ingrid Betancourt, mandó mensajes al pueblo colombiano, a las Fuerzas Armadas, a los “compañeros que quedaron en la selva”, a Álvaro Uribe Vélez, felicitó a los actores del rescate y no nombró a los norteamericanos. Habló el ser humano retenida por las FARC-EP durante años. Habló el subconsciente betancouriano. Habló el “Síndrome de Estocolmo”. Se preocupó por “Gafas” e hizo un llamado, fuerte, sereno, seguro y directo, al Secretariado de las FARC-EP. En resumen, habló de la necesidad de alcanzar acuerdos de Paz para Colombia, para el pueblo colombiano, por los niños colombianos, por los muertos, por la vida y el futuro de Colombia.

En ese orden de ideas, el matutino “El Tiempo” de Bogotá comenta que “…los expertos aseguran que su popularidad [la de don Álvaro] se va a disparar aún más, que tiene el camino despejado para un nuevo período presidencial y que impondrá sus condiciones en el intercambio humanitario…” En esa tónica, el senador Gustavo Petro comenta que “…el Presidente puede escoger entre dos caminos: o perpetuarse en el poder, porque no va a tener contradictor, o terminar su segundo período y quedar en la historia como el hombre que pudo doblegar a las Farc…" Continua la información de “El Tiempo” que “…El rescate también significa el triunfo de la tesis de los cercos humanitarios que defendió el Gobierno y que, en su momento, fue criticada por los familiares de los secuestrados ante los riesgos que se corrían…”

Comentábamos en alguna ocasión que don Álvaro Uribe Vélez lo tiene claro. Las visitas de José María Aznar, Vicente Fox y, la más reciente, John McCain a Colombia para apoyarle en sus aspiraciones de alcanzar un nuevo mandato Presidencial, son mensajes, muy claros, de las derechas internacionales. La derecha internacional quiere y necesita que Álvaro Uribe Vélez se perpetúe en la Presidencia de Colombia. Es, en definitiva, el contrapeso a Hugo Rafael Chávez Frías y a la Revolución Bolivariana; es decir, a ese movimiento social y continental que busca la horizontalidad de la distribución equitativa de las ganancias; es decir, es, la Revolución Bolivariana, un proceso político que afecta al desarrollo del capitalismo en la América del Sur, Centroamérica y El Caribe.

Pero, y todo tiene su “pero”, por aquello de los “contrarios”, Álvaro Uribe Vélez tiene su contradicción. No hay peor enemigo que aquel que ha tenido tiempo para pensar; y, eso, es lo que han hecho Ingrid Betancourt y los anteriores liberados, políticos y militares. Pensar en por qué no se ha hablado de Paz, efectivamente. ¿Han sido, únicamente, las FARC-EP, en la figura, exaltada por Ingrid Betancourt, de Manuel Marulanda, que se han opuesto, como aragoneses, a un diálogo de paz? Han pensado, seguramente, en lo absurdo de la confrontación entre hermanos colombianos. Han pensado en lo laborioso del trabajador colombiano, las riquezas naturales de Colombia, los desplazados, los “paracos” que nadie nombró ayer excepto por aquella fugaz referencia de Uribe Vélez al paramilitarismo; han pensado en el futuro de los hijos, esposas, madres, familiares ante la insostenible guerra fratricida que vive Colombia. Han pensado que es tiempo para alcanzar la “Paz y Progreso” para el pueblo trabajador y patriota. Colombia ¡está cansada!

Es verdad que las encuestas dirán como la popularidad de don Álvaro Uribe Vélez ha subido a cifras inimaginables para “tirios y troyanos”. Pero, reiteramos, la Política es un juego de ajedrez y el juego termina cuando se da: ¡jaque mate!

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 2149 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a59835.htmlCd0NV CAC = Y co = US