El otro Gaviria

El secretario general de la Organización de Estados Americanos, César Gaviria, ha manifestado su pleno respaldo al gobierno del presidente boliviano Sánchez de Lozada, amenazado por una insurrección popular que pide su renuncia. Pude escuchar la declaración dada a CNN por Gaviria y, sinceramente, quedé estupefacto. El ex mandatario colombiano brindó un apoyo a la democracia boliviana con un lenguaje tan determinante, sin tapujos y sin disimulos, que me obligó a establecer inevitables comparaciones con respecto a la conducta que ha asumido en el caso venezolano.

No quisiera adentrarme en el caso específico de Bolivia, porque no es el objetivo de estas líneas. Quiero limitarme a comentar la actitud de Gaviria, primero frente a Venezuela y luego frente a la hermana nación. El señor Gaviria no ha pronunciado hasta ahora palabras claras, determinantes e inequívocas para defender la democracia venezolana frente al golpismo que la amenazó antes y después de abril de 2002, y que aún la amenaza mediante estrategias terroristas.

No se le ha escuchado decir una sola palabra de solidaridad para un gobierno tan electo por el pueblo como lo es el boliviano, sin entrar en detalles de porcentajes de votos, porque si a eso vamos contados gobiernos latinoamericanos disponen de la legitimidad popular con la cual cuenta el del presidente Hugo Chávez.

Los venezolanos seguimos esperando, además, una clara explicación del señor Gaviria con respecto a la "guabinosa" o sinuosa actitud que asumió en abril de 2002, cuando pretendió que el legítimo embajador de Venezuela ante la OEA, Jorge Valero, se ausentara del salón de sesiones de ese organismo, con lo cual, de hecho, brindaba reconocimiento al golpista Carmona Estanga y sus secuaces.

Y eso sólo por mencionar apenas dos actitudes nada equilibradas asumidas por el secretario general de la OEA frente al caso Venezuela. Ni hablar de sus posturas lamentables sobre las presuntas amenazas a la libertad de expresión en nuestro país por parte del Gobierno, ni de su silencio escandaloso frente a los dos únicos cierres de medios ocurridos en Venezuela, el del canal 8, VTV, promovido por los golpistas, y el de Catia TV, ordenado por Alfredo Peña.

En cambio, el Gaviria que habló sobre Bolivia parecía otra persona. Incluso, se refería insistentemente a la defensa del orden constitucional "representado por el presidente Sánchez de Lozada". Ni una palabra sobre los muertos por la represión, que hasta los momentos pasan de cuarenta. Repito que no critico a Gaviria por su defensa de un régimen democrático, lo que sinceramente lamento es su doble discurso. No hay otro término para definir esa actitud, que le queda bien a un personaje como Condoleezza Rice, representante de un gobierno que se empeña en promover la desestabilización en Venezuela. Pero a Gaviria, aunque por los poros le brote el antichavismo, le corresponde guardar las formas, para no quedar en evidencia.

La conducta que ha asumido Gaviria frente a los sucesos de Bolivia contribuye, en consecuencia, a desdibujar una vez más su actuación en Venezuela. Si Gaviria hubiese condenado firmemente al golpismo en nuestro país desde un primer momento, tendría toda la autoridad moral para seguir actuando en procura de soluciones institucionales a las diferentes situaciones que puedan presentarse en nuestros países. Ahora sus palabras para condenar la insurrección popular en Bolivia suenan huecas, carentes de solidez y de ecuanimidad.




Polichacao
La impunidad sigue rondando la muerte de los ciudadanos Raúl Gavídez, Carlos Rodríguez y Yorman Alcalá, ejecutados hace más de dos años por agentes de la policía de Chacao. La Fiscalía, en la persona de la doctora Esther Puche, a quien conozco como una funcionaria seria y justa, no ha acusado a los efectivos policiales involucrados en el crimen.

Se trata del asesinato de tres trabajadores a quienes se les presentó como delincuentes, luego de ser ejecutados por la policía “justiciera”. •

(*) Embajador de la Republica Bolivariana de Venezuela en Brasil





Esta nota ha sido leída aproximadamente 4099 veces.



Vladimir Villegas

Periodista. Ex-presidente de VTV, ex-viceministro de Relaciones Exteriores para Asia.

 vvillegas45@gmail.com      @VladiVillegas

Visite el perfil de Vladimir Villegas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: