Demanden la excarcelación del opositor socialista a la guerra por delegación de la OTAN en Ucrania, Bogdan Syrotiuk

El jueves 25 de abril, Bogdan Syrotiuk, un opositor socialista al régimen derechista de Zelenski y a la guerra entre Ucrania y Rusia que instigó la OTAN, fue arrestado por el Servicio de Seguridad de Ucrania, el SBU, en su ciudad natal del sur ucraniano.

Bogdan, quien tiene 25 años y sufre problemas de salud, se encuentra en una prisión de Nikolaev bajo condiciones atroces y cargos fraudulentos de socavar la integridad de Ucrania y servir los intereses de Rusia. Si fuera hallado culpable de estos cargos en una farsa judicial, Bogdan se ve amenazado por una condena de 15 años a cadena perpetua, que equivale a una pena de muerte.

La detención de Bogdan es el último ejemplo de la brutal represión del régimen de Zelenski contra los movimientos de izquierda, cuya oposición a la guerra encuentra una respuesta cada vez mayor en el seno de la clase obrera ucraniana.

Los agentes del SBU saquearon el apartamento de Bogdan y la oficina que ha utilizado para llevar a cabo actividades políticas y educativas. El World Socialist Web Site ha sido informado de que el SBU afirma haber encontrado en la oficina un abrigo militar ruso, una mochila con la letra "Z" –el símbolo asociado al chovinismo militar ruso— y una máscara antigás. Solo una policía fascista torpe puede esperar que la gente crea que tales objetos se encontrarían en una oficina que exhibe de forma prominente una foto de León Trotsky y ofrece una amplia selección de literatura marxista-trotskista.

Si tales objetos fueron "encontrados" en la oficina de Bogdan, es porque fueron colocados allí por el SBU, cuyos métodos sin escrúpulos y similares a los de la Gestapo son de conocimiento público en Ucrania.

 

 

Bogdan Syrotiuk en un acto del 9 de mayo, en honor a la victoria soviética sobre la Alemania nazi en la Segunda Guerra Mundial

Los intentos de presentar a Bogdan como partidario del régimen de Putin y de su invasión de Ucrania son políticamente absurdos. El camarada Syrotiuk es un destacado miembro de la Joven Guardia Bolchevique-Leninista (JGBL), una organización juvenil trotskista activa en Ucrania y en toda la antigua Unión Soviética.

En solidaridad política con el Comité Internacional de la Cuarta Internacional (CICI), la JGBL se opone a los Gobiernos capitalistas oligárquicos tanto en Ucrania como en Rusia. En numerosos artículos publicados en el World Socialist Web Site y en discursos pronunciados en actos patrocinados por el CICI, Bogdan ha condenado inequívocamente la guerra y ha llamado a la unidad de la clase obrera ucraniana y rusa contra los regímenes reaccionarios chauvinistas con sede en Kiev y Moscú. Sus camaradas en Rusia se oponen inequívocamente al régimen capitalista restauracionista de Putin y a su delirante glorificación del nacionalismo ruso neozarista.

En un discurso escrito tres días antes de su detención, que planeaba pronunciar en la próxima celebración del Primero de Mayo por el Comité Internacional, el camarada Bogdan afirma:

el día de la solidaridad internacional de la clase obrera, nosotros, miembros de la rama ucraniana de la Joven Guardia Bolchevique-Leninista, y toda la JGBL, ¡llamamos a la unificación del proletariado ucraniano y ruso con el proletariado de los países imperialistas para poner fin a esta guerra!

La detención del camarada Bogdan Syrotiuk, parte de un patrón de brutales medidas represivas del régimen de Zelenski contra los opositores a la guerra y toda la clase obrera, pone al descubierto la mentira de que la guerra de EE.UU. y la OTAN contra Rusia se libra en defensa de la democracia. Ucrania es un Estado policial. Su población está sometida a la ley marcial. Las elecciones han sido canceladas y Zelenski gobierna como un dictador, sujeto únicamente a los dictados de sus patrocinadores de la OTAN, a los intereses financieros de los oligarcas multimillonarios y a las bandas neonazis en las que se apoya para intimidar al pueblo ucraniano.

De hecho, la Oficina de Democracia, Derechos Humanos y Trabajo del Departamento de Estado estadounidense reconoce en su último informe, publicado a principios de este mes, el carácter brutalmente represivo del régimen ucraniano. Entre los graves "problemas de derechos humanos" citados por el informe se encuentran:

desaparición forzada; tortura y tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes; condiciones penitenciarias difíciles y potencialmente mortales; detención o prisión arbitrarias; graves problemas de independencia del poder judicial; restricciones a la libertad de expresión, también para los miembros de los medios de comunicación, incluida la violencia o las amenazas de violencia contra periodistas, detenciones o procesamientos injustificados de periodistas y censura; graves restricciones a la libertad en internet; límites sustanciales a las libertades de reunión pacífica y asociación; restricciones a la libertad de circulación; grave corrupción gubernamental; violencia de género generalizada; restricciones sistemáticas a la libertad de asociación de los trabajadores; y existencia de las peores formas de trabajo infantil. Algunos de estos problemas de derechos humanos tenían su origen en la ley marcial, que seguía restringiendo las libertades democráticas, como la libertad de circulación, la libertad de prensa, la libertad de reunión pacífica y la protección jurídica.

En estas condiciones de represión feroz, la vida de Bogdan Syrotiuk corre peligro de forma inminente. Dentro de las prisiones, los reclusos son sometidos al violento régimen instituido por una administración saturada de fascistas ucranianos. El informe del Departamento de Estado afirma además:

Aunque la Constitución y la ley prohibían la tortura y otros castigos crueles e inusuales, hubo informes de que las autoridades policiales cometieron tales abusos. En circunstancias normales, los tribunales no podían utilizar legalmente confesiones y declaraciones de detenidos realizadas bajo coacción policial como pruebas en procedimientos judiciales, pero la institución de la ley marcial desde el inicio de la invasión a gran escala de Rusia lo permitió.

Dado el intento del SBU de inculpar a Bogdan como agente del ejército ruso, es particularmente alarmante el hallazgo del Departamento de Estado de que:

Hubo informes de que agentes del orden y militares maltrataron y, en ocasiones, torturaron a personas detenidas para obtener confesiones, generalmente relacionadas con presunta colaboración con Rusia.

Al régimen de Kiev, responsable de estas atrocidades, le llueven miles de millones de dólares y es armado con el armamento más avanzado por Estados Unidos y sus aliados de la OTAN. La detención de Bogdan se produjo justo cuando el Congreso de Estados Unidos aprobaba la asignación de otros 60.000 millones de dólares a una guerra que ya ha se ha cobrado la vida de unos 500.000 soldados ucranianos. La Administración de Biden y sus homólogos en Londres, París, Berlín, Roma y las demás capitales implicadas en la conducción de la guerra por delegación no son menos responsables de lo que le suceda a Bogdan Syrotiuk que sus agentes en Kiev.

La clase obrera y la juventud de todo el mundo están justamente indignadas por la guerra criminal que libra Israel, con el apoyo del Gobierno de Biden y la OTAN, contra el pueblo de Gaza. Pero hay que entender que los mismos Gobiernos que están colaborando en el genocidio de Gaza están patrocinando la guerra por delegación en Ucrania. La violencia en Gaza y Ucrania son frentes interconectados en una escalada global de conflictos militares que amenazan a la humanidad con una catástrofe nuclear.

La lucha por la libertad de Bogdan y por el fin de la guerra por delegación debe considerarse un componente esencial de la lucha contra el imperialismo, el genocidio y el fascismo.

El Comité Internacional de la Cuarta Internacional y el World Socialist Web Site llaman a una campaña mundial para exigir la liberación inmediata de Bogdan Syrotiuk.

La clase obrera internacional y la juventud estudiantil de todo el mundo deben ser informadas de la detención de Bogdan y movilizadas en su defensa.

Pedimos la máxima difusión de esta declaración en todas las redes sociales disponibles. Se ha creado una petición en línea para pedir la libertad de Bogdan en Change.org. Te instamos a que firmes la petición y publiques una declaración en el sitio para difundir tu demanda por su libertad. Promueve esta campaña entre tus compañeros de trabajo y de estudios. Para más información sobre cómo participar en la lucha por la liberación de Bogdan, ponte en contacto con el World Socialist Web Site.

¡Bogdan Syrotiuk debe ser liberado!



Esta nota ha sido leída aproximadamente 460 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter