El Destino de Polonia

El gobierno polaco acaba de autorizar a Washington el despliegue de armas nucleares en territorio polaco, una grave imprudencia, Los gobernantes polacos tienen una larga tradición en cometer imprudencias manipuladas desde afuera. Esas imprudencias ya causaron que Polonia fuera borrada de los mapas en 4 ocasiones:1772, 1793, 1795, 1939. Es una larga serie de errores fatales para Polonia que sus actuales gobernantes atlantistas quieren continuar. Ser vasallos abyectos de Washington para los de Varsovia es una grave equivocación en geopolítica; porque Washington está muy lejos de Varsovia y el Estado profundo que gobierna en Washington tiene pocos intereses en Polonia y nada que perder usando a Polonia como una pieza sacrificable en el juego de ajedrez de los anglosajones contra Moscú que ya lleva 3 siglos jugándose y que Rudyard Kipling ya menciona como el Gran Juego mundial de Londres.

Polonia nunca fue parte del Imperio Romano. Por ello el uso del idioma escrito en Polonia empezó con la llegada del cristianismo en 966. Solo a partir de entonces tenemos noticias sobre la gente que habitaba ese territorio. Tal vez por ese retardo en lecturas sociopolíticas los dirigentes políticos polacos llevan 4 siglos insistiendo en arrastrar a su país de un desastre al desastre siguiente siempre por insistencia anglosajona han llevado a su país de desastre en desastre.

Durante la Edad Media, Polonia se encontraba dividida en dos pueblos rivales como los Ulanos y Polanos, La riqueza de Polonia provenía del comercio y del control de las rutas mercantiles que pasaban por ese territorio entre el mar Negro y el Baltico y de que ambos bandos cobraban un peaje por ese tránsito.

A fines del siglo x, lograron hacerse con el poder los planos dirigidos por la dinastía Piast, Eso unificó el territorio.

El territorio de Polonia está enmarcado por los ríos Vístula y Oder. Estos ríos complementan hacia el Baltico y mar del Norte la ruta de la Seda que venía de China,

China no es un recién llegado como parecen creer en la OTAN. por milenos China siempre fue el mayor y más rico Imperio del mundo. Sus mercancías circulaban por todo el mundo atravesando océanos en barco o desiertos a lomo de camello.

Polonia, para desgracia suya, está ubicada en algo parecido a una falla tectónica entre dos grandes placas políticas mundiales De su ubicación geopolítica proviene su trágico destino.

La falla tectónica política se extiende entre el mar Negro al mar Baltico Una región que en este momento es teatro de las mas grandes maniobras militares de la OTAN. Esa coincidencia con la última provocación nuclear a la seguridad de Rusia no parece casual. Es bien sabido que Rusia no puede tolerar armamento nuclear adverso cerca de su frontera. Igual que Estados Unidos en el caso de la crisis con los misiles soviéticos en Cuba.

Si esa provocación desencadena una guerra en que Rusia destruye con misiles nucleares tácticos los emplazamientos del armamento nuclear norteamericano desplegado allí. Polonia y toda Europa arderá. Se contaminarán de radioactividad los ríos que desembocan en los mares ribereños de Europa del Norte.

Todo ese desastre final debido a la ambición de las oligarquías anglosionistas que desean una guerra para apoderarse de los recursos de Rusia. Esos son los mismos hipócritas nos vienen a dar lecciones de ecología, cambio climático, agenda 2030 y toda la retaila.

Adiós Polonia y Ucrania. Una vez más los países eslavos son el cordero sacrificado en ofrenda a la ambición de los anglosionistas.

El trágico destino común de Polonia y Ucrania muestra como el destino de los países lo dicta la geografía.

Para sobrevivir indemne la presente confrontación final entre la OTAN y Rusia, Polonia necesitaba políticos muy prudentes. En lugar de eso tiene una banda de suicidas.

Permitir la instalación de armas nucleares en suelo polaco linda con la locura. Es convertir a Polonia en un objetivo al que apuntan por necesidad estratégica las armas nucleares de Rusia. Una distinción entre socios atlánticos muy indeseable. Es una provocación deliberada que no es admisible. Provocación que obligará a que Rusia invada a Polonia. Es cuestión en una profecía autorrealizada como lo fue la de Ucrania. La narrativa de la propaganda atlantista para justificar la existencia de la OTAN y de sus bien pagados funcionarios: Lo de Ucrania,´La OTAN no no quiere admitir que la Operación militar de Rusia en Ucrania fue obligada para poner fin a una matanza de civiles rusos por el ejército de Zelensky en clara violación de los Acuerdos de Minsk La idea de que, después de Ucrania, Putin va a atacar a los países de la OTAN es un pretexto absurdo que conviene mucho a la carrera armamentista que enriquce al complejo militar-industrial norteamericano que soborna a los políticos prefesionales.

En Washington y Bruselas quieren la guerra con Rusia, pero al igual que con Ucrania quieren que se propaganda pueda etiquetarla como guerra defensiva. Tal vez por temor al juicio de la Historia.

Si es por eso en Washington no han aprendido de lo que ocurrió después de la Primera y Segunda guerras mundiales. Serán los vencedores quienes escribirán la historia de la Tercera Guerra Mundial. Los anglosionistas deberían haber aprendido eso después de lo que hicieron después de las dos guerras mundiales. La versión que da la Historia que se escribe es la de los vencedores. No es plausible que la OTAN pueda ganar en una guerra contra Rusia y China que parecen ser los contendores escogidos por Washington. La OTAN reparte millardos entre los políticos europeos. Los pueblos eslavos de Polonia y Ucrania son el cordero sacrificado una vez más por la venalidad de sus gobernantes ineptos; corrompidos por el complejo militar –industrial norteamericano. Un peligro sobre el que advirtió en enero de 1961, durante su discurso de despedida el Presidente Eisenhower: Debemos protegernos de la adquisición de influencia injustificada por parte del complejo militar-industrial. El potencial de un desastroso incremento de ese poder fuera de lugar existe y persistirá. No debemos dejar que el peso de esta combinación ponga en peligro nuestras libertades o procesos democráticos.

El territorio entre el mar Nrgro y el mar Baltico en que se encuentra Polonia fue siempre un territorio estratégico, atravesado por rutas comerciales apretado entre el Imperio Romano- Germánico desde Carlomagno y el germen del futuro Imperio Ruso que nació del Principado de Kiev, Kiev es el primer lugar donde se asentaron los vikingos de la tribu Russ , que son antepasados remotos de los rusos modernos

Ese marco entre poderosos vecinos va a marcar el azaroso destino del Reino de Polonia (1385- 1569 ). El este de Europa colapsó en 1237 cuando aparecieron las hordas de mongoles de por Subasta ( 1176-1248) la vanguardia de Gengis Khan.

Los mongoles arrollaron y sometieron a tributo a todo el este de Europa hasta las mismas puertas de Viena. Todo el este de Europa fué sometido al yugo mongol hasta la rebelión de Dimitri Donskoi, el Príncipe de Moscú que se rebeló y derrotó a los mongoles de Mamai en la batalla de Kulikovo (1380 ) Kulikovo devolvió la libertad a Polonia, Hungría, Kiev y a todas las rusias. Desde Kulikovo Moscú reemplaza a Kiev como la capital de la Cultura eslava rusa que prevalece en las provincias de la Federación Rusa y sobre todo el este de Europa.

Una posición cultural que desde Washington tratan de socavar desde el golpe de estado Maidan en el 2014. Es a partir de aquel golpe de estado que comienza la lucha por la delegación (proxy ) de la OTAN contra Rusia. Una victoria que se ha mostrado siempre esquiva.

Eso ya lo intentaron: Carlos XII de Suecia en 1709; Napoleón en 1812; Hitler en 1941. Todos ellos fracasaron.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 878 veces.



Umberto Mazzei

Doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Florencia (Italia ) y Profesor Emérito de Relaciones Económicas Internacionales del Instituto Sismondi de Ginebra (Suiza)

 umbertomazzei2@mail.com

Visite el perfil de Umberto Mazzei para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: