Libertad para Julian Assange

 

Hoy en una corte londinense de justicia se decide si Julian Assange es
deportado o no a Estados Unidos, nunca nadie ha sido castigado y
perseguido tanto como Julian, por decir la verdad al mundo, por
denunciar los crímenes de guerra de los Estados Unidos y publicar los
documentos desclasificados y aquellos que siendo Top Secret esconden
los rastros de sangre de hechos realizados por USA y sus cuerpos de
inteligencia en todo el mundo, incluso en los Estados Unidos mismo.

Se le acusa de conspiración para intentar piratear un ordenador en
relación con la publicación en 2010 de información militar clasificada
obtenida a través de Manning.

El abogado de Assange dice que la acusación es preocupante por sus
implicaciones para la libertad de prensa.

Assange estudió matemáticas en la Universidad de Melbourne entre 2003
y 2006, y no llegó a graduarse, cuando empezó a implicarse
profundamente en WikiLeaks.

Lo han descrito como autodidacta y conocedor en ciencias y matemáticas.

También ha estudiado filosofía y neurociencia.

Assange pasó encerrado siete años en la Embajada de Ecuador en Londres
y otros cinco en la prisión de máxima seguridad de Belmarsh, también
en la capital inglesa, donde sigue hoy.

"Tiene 52 años, y está siendo tratado con medicación. En octubre de
2021 sufrió un infarto leve.

Assange, de 52 años, se enfrenta a 18 delitos relacionados con la
filtración en Wikileaks de archivos confidenciales de las Fuerzas
Armadas estadounidenses y de cables diplomáticos, delitos penados con
hasta 175 años de cárcel.

EE.UU. alega que la revelación, la mayor filtración de documentos de
este tipo de la historia, puso en peligro la vida de sus agentes,
funcionarios y colaboradores, y que no hay excusa posible.

Sus partidarios en todo el mundo le consideran un héroe de la libertad
de expresión y el periodismo de investigación, perseguido por haber
sacado a la luz las violaciones de la ley internacional y de los
derechos humanos en todo el mundo por parte de Washington.

"Es un ataque a todos los periodistas en todo el mundo - ha asegurado
Stella Assange, su esposa, en el exterior del Alto Tribunal que le
juzga en Londres - Es un ataque a la verdad y al derecho del público a
saber".

La también abogada ha relacionado su caso con el de Alexéi Navalni, el
opositor ruso muerto el pasado viernes en prisión. "Julian es un preso
político y su vida corre peligro.

Wikileaks filtró cerca de 400.000 documentos clasificados relacionados
con la guerra de Irak

El Gobierno británico firma una orden para extraditar a EE.UU. a
Julian Assange, que se enfrenta a 175 años de cárcel.

Más de 90.000 documentos militares estadounidenses relacionados con la
guerra de Afganistán. En los documentos hay detalles sobre graves
violaciones de los derechos humanos por parte de Estados Unidos.

Julian Assangese le ve hoy: cansado, enfermo y decaído.

Vestido correctamente con ropa de negocios informal, el fundador de
Wikileaks estaba sentado en un banquillo de paredes de vidrio, en la
parte de atrás de una sala de juicios adjunta a la prisión de alta
seguridad de Belmarsh, en Londres, flanqueado por dos funcionarios
penitenciarios.

Hoy, Julian Assange comparece de nuevo ante un tribunal para la
reanudación de las actuaciones en las que se decidirá en última
instancia sobre la petición de extradición formulada por la
administración Trump. Esta mañana, han negado el acceso remoto a
Amnistía Internacional a la audiencia. Alegan que no se formalizó la
petición, lo cual no es verdad.

Pero en el banquillo no estará sentado sólo Julian Assange. Junto a él
se sentarán los principios fundamentales de la libertad de prensa que
sustentan el derecho a la libertad de expresión y el derecho de la
ciudadanía a acceder a la información. Si se silencia a este hombre,
Estados Unidos y sus cómplices amordazaron a otras personas,
propagando el miedo a la persecución y a ser enjuiciados/as en una
comunidad global de medios de comunicación que ya es blanco de ataques
en Estados Unidos y en muchos otros países del mundo.

Si Reino Unido extraditar a Assange, éste sería juzgado en Estados
Unidos por cargos de espionaje por los que podría ser condenado a
décadas de prisión, posiblemente en un centro reservado para reclusos
de máxima seguridad y sometido a los regímenes más estrictos, incluida
la reclusión prolongada en régimen de aislamiento. Todo por hacer algo
que los editores de noticias hacen en todo el mundo: publicar
información de interés público facilitada por sus fuentes.

De hecho, el presidente Donald Trump ha calificado a Wikileaks de
"vergonzoso" y ha afirmado que su actividad, al publicar información
clasificada, deberían conllevar la pena de muerte.

El fundador de Wikileaks, Julian Assange, se enfrenta este martes y
miércoles a una vista en el Tribunal Supremo británico que podría
sellar su destino y abrir la puerta a su extradición a Estados Unidos.
Assange no ha comparecido en persona por problemas de salud, pero
fuera del tribunal se han concentrado cientos de personas para pedir
su liberación. Si gana el caso, la acusación puede aún presentar
alegaciones. En cambio, si pierde su única opción para evitar ser
extraditado será un recurso de urgencia al Tribunal Europeo de
Derechos Humanos.

Es una vergüenza para el Mundo la injusta prisión de Julian Assange

Prácticamente ha sido condenado a morir en prisión por decir la verdad
a los pueblos y las naciones, verdades ocultas bajo el cintillo del
TOP SECRET que avergüenzan a la humanidad el que hoy aún se cometan
como en tiempos de la inquisición, Vietnam o Hiroshima y Nagasaki
crímenes de USA que aún claman castigo o condena para los culpables,
por la muerte de tantos miles y miles de inocentes.
Desde este portal pedimos hoy
¡Libertad para Julian Assange!

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 681 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor