China y Estados Unidos en ambos lados del pacífico

"Nuestra vida no existe por casualidad,

no es una casualidad"

Benedicto XVI

Nos acercamos a las proximidades del nuevo año 2024 lo que obliga, con cierta generosidad, a una reflexión de una muy peculiar geopolítica que ha transitado por escenarios tan graves como delicados durante 2023 de los cuales algunos parecieran no ven "la luz al final del túnel" y donde algunos de esos escenarios se agravan mientras otros se encuentran en el zaguán de la apertura de momentos muy álgidos más por soberbia de las partes que por reflexiones sesudas y calmadas geoestratégicas que deberían sopesar dramáticas consecuencias.

Consideramos que la geopolítica en curso se sustenta en dos razones: la primera la más que obvia confrontación directa entre ambas potencias en referencia, China y EEUU; mientras que la segunda se basa en la propia dinámica del sistema capitalista el cual por lógica de desarrollo sistémico-histórico obliga a caminar hacia las "fuertes y profundas contradicciones" entre ambas mencionadas potencias.

Al tiempo están muy presentes los diferentes conceptos como serían "Poder", "Imperio" y "Tiempo Histórico". La propia Historia en su manera de expresarse sin límites nos enseña como los imperios aparecen, se desarrollan y entran en una profunda decadencia acompañados por la "sicología del Poder adquirido" cual al entrar en crisis existencial, viéndose a sí misma en decadencia, se niegan a reconocerse lo que las obligan a expresarse en "violencia violenta", es decir, en guerras continuas confrontándose "el Uno con el Otro".

En ese orden, en la lógica del desarrollo sistémico actual gracias a la Cumbre de la ASEAN realizada en la ciudad de San Francisco, EEUU de Norteamérica, la Historia nos habla sin cortapisas para decirnos que es de necesidad que aparezca otro Fernand Braudel porque no solo el Mediterráneo es historia, en sí mismo, sino que ha comenzado, en continua e inevitable crisis, la "decadencia europea", es decir, que la filosofía-tradicional ha entrado en su crisis de identidad al nivel más radical como desconocida de los tiempos pretéritos viéndose confrontada por un "histórico-pensar" de reflexión incomprensiva para el pensar judeo-cristiano, es decir, occidental.

La "Región del Asia-Pacífico" ha sido, históricamente, la "cornucopia" del capitalismo británico, en primera instancia, para pasar, posteriormente, a ser controlado por los EEUU de Norteamérica como bien lo pronosticaría, directa e indirectamente, Alfred Thayer Mahan.

Aquí entramos en exponer las actuales realidades de Washington y el Pentágono en la extensa región asiático-pacífico por lo que nos obliga a conocer su geografía para poder entender las decisiones geoestratégicas de Washington referidas a sus "socios y aliados" en la mencionada región.

La ambición por el control de China no es de reciente fecha como son de conocimiento aquellos escenarios sobre China y sus entornos cuando la Compañía de las Indias Orientales Holandesas desarrollaron "ese camino" desde las regiones marítimas colindantes con el Reino Unido de la Gran Bretaña e Irlanda hacia el control de las "especias".

En ese orden de ideas, aquella relación comenzaría con una extraña mezcla de comercio y evangelización. La enigmática China obligaba al "eje fundamental" del naciente capitalismo británico a "asumir sus responsabilidades" como sistema cuando sería "Su Majestad Victoria" quien justificaría la visión global de "imperio" como política de Estado.

En esa línea en el transcurrir de los tiempos es cuando entró en escena imperial los EEUU de Norteamérica, nación cual comenzaría su praxis histórica en su transitar naval-expansivo hacia posesionarse de la Región del Asia-Pacífico con lo cual tuvo que participar en la "Guerra Civil" en China, promoviendo la "Guerra en la península de Corea", pasar por Vietnam en momentos bélicos en los cuales Taiwan y Las Filipinas jugaron un papel geoestratégico y hospitalario fundamental para concluir en fecha más reciente en la "Cumbre de San Francisco".

Otro mundo se está consolidando donde las inestabilidades globales comienzan a aflorar con agresividad, cuando la realidad mundial está entrando en la consolidación de la multipolaridad en Historia obligando con ello, según las matemáticas de conjunto, a regionalizar en grandes e importantes bloques geopolíticos/geoestratégicos las realidades globales según se comporte la "economía mundial" pero con una más que obvia orientación en las realidades objetivas de las relaciones de los EEUU de Norteamérica y la República Popular China.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1102 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: