La Muerte de una Reina

Con motivo del fallecimiento de la Reina Isabel por qué todos los medios nos inculcan y venden un corto sentimiento de orfandad más allá del Reino Unido? ¿Por qué será? Es posible que le quieran lavar la cara al imperio colonial inglés construido a sangre y fuego destruyendo pueblos, culturas y razas en todas las regiones del mundo en nombre de los valores occidentales. Que la entierren pronto, por favor. Que no nos domine el luto universal que están tratando de vender. Ha muerto un símbolo del viejo capitalismo devenido ahora en un capitalismo moderno presente en nuestra vida económica y comercial por todas las vías posibles.

Estas palabras leídas hoy, escritas por mi buen amigo y hermano de luchas Federico, me ha puesto a meditar sobre la verdad que encierran, y lo fácil que es sugestionar a todo un mundo con cosas ficticias e irreales que en la realidad son todo lo contrario a lo que nos quieren hacer ver y que creamos.

La reina ha muerto viva el rey o lo que viene a ser lo mismo a rey muerto rey puesto, en este caso hereda su hijo la corona de Inglaterra Carlos el príncipe que se casó con aquella bella princesa que se ganó la simpatía y cariño de todos vasallos y no vasallos que tuvieron por suerte conocerla. Lady Di o Diana de Gales.Cuya muerte accidental levantó tantas teorías conspiranoicas, entre otras que fue por mandato de la casa real de Inglaterra, el mortal accidente que le causa la muerte a laa ex princesa de Gales para entonces divorciada de Carlos el hoy rey de inglaterra y la de su novio y futuro esposo Dody.

La reina Isabel, será enterrada al lado de su esposo el Duque de Edimburgo.

Para algunos, su muerte ha despertado recuerdos de la historia en ocasiones sangrienta del gobierno colonial: atrocidades contra los pueblos indígenas, el robo de estatuas y artefactos de las naciones de África occidental, oro y diamantes del sur de África e India, esclavitud y opresión.

Si bien el presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, describió a la reina como una figura pública extraordinaria que sería recordada con cariño por muchos en todo el mundo, el partido opositor Luchadores por la Libertad Económica (EFF) dijo que no estaría de luto por el fallecimiento.

"Durante su reinado de 70 años, nunca reconoció los crímenes que Gran Bretaña y su familia perpetraron en todo el mundo y, de hecho, fue una orgullosa abanderada de las atrocidades", comentó el tercer partido más grande del país en un comunicado. "Para nosotros, su muerte es un recordatorio de un período muy trágico en este país y en la historia de África". Uju Anya, estadounidense nacida en Nigeria, compartidos en las horas previas a la muerte de la reina, desencadenaron un fuerte debate."Si alguien espera que exprese algo más que desdén por la monarca que supervisó un gobierno que patrocinó el genocidio, que masacró y desplazó a la mitad de mi familia, cuyas consecuencias todavía están tratando de superar los que están vivos hoy, puedes seguir deseando una estrella". Aparentemente, su tuit es una referencia a la guerra de Biafra a fines de la década de 1960, en la que el gobierno británico apoyó y armó al gobierno nigeriano que bloqueó, mató de hambre y finalmente aplastó a los secesionistas de la autoproclamada República de Biafra.

"Si alguien espera que exprese algo más que desdén por la monarca que supervisó un gobierno que patrocinó el genocidio, que masacró y desplazó a la mitad de mi familia, cuyas consecuencias todavía están tratando de superar los que están vivos hoy, puedes seguir deseando una estrella".

Aparentemente, su tuit es una referencia a la guerra de Biafra a fines de la década de 1960, en la que el gobierno británico apoyó y armó al gobierno nigeriano que bloqueó, mató de hambre y finalmente aplastó a los secesionistas de la autoproclamada República de Biafra.

Otros críticos dicen que la reina debería haber usado su poder e influencia para garantizar que se devolvieran los restos humanos de quienes lucharon contra el dominio colonial británico.

Los kenianos y sudafricanos exigen a héroes como Koitalel Samoei, quien lideró la resistencia Nandi en la actual Kenia a fines del siglo XIX, y el rey Hinstsa kaKhawula de Xhosa en Sudáfrica, quien fue asesinado en 1835.

Después de que los cuerpos fueron mutilados, sus cabezas fueron llevadas a Gran Bretaña como trofeos.

También se ha recordado la brutal matanza de kenianos durante la rebelión de Mau Mau.

Para cerrar con broche de oro decorado con el diamante Estrella de Àfrica que se robó de Sudáfrica en 1.905 y hoy se encuentra entre las joyas de la corona británica.

Recordemos Las Malvinas, los muertos del acorazado Belgrano torpedeado por un submarino británico y los miles de soldados argentinos que murieron por liberar Las Malvinas.

Con broche de oro se cierran las puertas del averno con las toneladas de oro hoy en manos de Inglaterra, que pertenecen legalmente a Venezuela, nuevamente quieren hacer uso de su afición pirata y están hoy en pico de zamuro como dice un dicho popular.

Lamento que la gente muera, debemos aprender de la tristeza y edificar sobre la alegría de vivir.


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 574 veces.



José Juan Requena


Visite el perfil de José Juan Requena para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



José Juan Requena

José Juan Requena

Más artículos de este autor