Crítica ácida

Arrodillados lo reconocen obedeciendo

Esta "ácida" la dedico al pueblo colombiano y sus elecciones, dando las gracias a quienes allá nos leen. No suelo mencionar a un aturdido personaje porque es identificar la nada, individuo que tiene una foto de su trasero como tarjeta de presentación, imitadores de saltimbanquis que nada tienen de artistas callejeros sino de simples figurines, Juan Guaidó Márquez en actitud de auto juramentación ridícula responde a la derecha maltrecha y arbitraria, que se las da de arre….batada y con represión criminal calculada sustenta a buenos para nada, un marioneta recibido en Colombia por Uribe, Duque y demás "Rastrojos" narcos.

Da que pensar la situación del hermano pueblo bolivariano Ecuador, vecino de Colombia e igualmente en manos de cavernarios prosternados al capital corrupto. Embajadores imperiales siglo XX y siglo XXI mandan más que los presidentes electos o impuestos, e interviene en las elecciones colombianas del 19 de Junio 2022, muy preocupados debido a sus desgastados desaciertos, engaños y lo escaso o ínfimo de uno que otro éxito fugaz capitalista, directa consecuencia de sus salvajadas sociales.

Un análisis de la situación ecuatoriana por el educador español Fernando Casado, rector de la Universidad Técnica "Manabí´", es inmensa perla descriptiva. Lo que pasa en Ecuador evidencia la complicidad formada por el vergonzoso silencio de medios complacientes en torno a desaguisados del capitalismo voraz con manipulación noticiosa.

Lo que describe Casado no lo insertan pitiyanquis de prensa por temor a la razón y verdad que reclaman los más necesitados en Ecuador, país sacudido por una avalancha de protestas principalmente de los pueblos originarios, exigiendo a Guillermo Lasso mejores condiciones de vida, pero el gobernante pitiyanqui lejos de atender sus demandas responde ordenando represión y encarcelamientos, lo mismo mal vivimos en Venezuela de 1959 a 1999 en "democracia representativa", desasosiego, desatención y ataques policiales a las masas de ciudadanos abandonados.

Agradezco y doy crédito de estos pareceres al periodista Clodovaldo Hernández que entrevistó por internet desde Venezuela al Profesor Casado afirmando que las protestas anti neoliberales en Ecuador han sido silenciadas en la gran prensa, el gobierno de Guillermo Lasso es aliado de la derecha al punto de contarse entre los poquísimos que aún reconocen al innombrable sujeto dizque presidente interino de Venezuela, venido a menos aceleradamente y despreciado por la mayoría aplastante de sus antiguos seguidores.

En el país andino Ecuador, hay un levantamiento popular similar al que vive Colombia contra los programas neoliberales, Lasso enfrenta torpemente el movimiento rebelde dirigido por líderes indígenas, apoyado por estudiantes, sindicatos y un colectivo decidido cuyas demandas se han sintetizado en 10 puntos. El estallido ha adoptado el nombre de "Paro Nacional", consecuencia de diversos factores, destacando entre ellos las numerosas promesas incumplidas por el gobernante derechista, Lasso acumula desgaste y apenas tiene un año en el cargo.

Ecuador se ha deteriorado en las condiciones de vida pese al alza de los precios del petróleo, luciendo incremento exponencial de la violencia. El Profesor Casado asegura que en 2022 Ecuador es territorio en que se disputan cárteles del narcotráfico para trasegar importantes volúmenes de droga que se produce en Colombia, la criminalidad ecuatoriana pasó de 5 a 14 muertes por cada 100 mil habitantes. Igual que a la economía narco y capitalista salvaje colombiana, a la ecuatoriana la enjundia EE UU, respaldando gobernantes lacayos, vasallos y vende patria en ambos países, los calificativos son míos, no del docente Casado.

Las protestas ecuatorianas se explican por el muy violento deterioro de los estándares sociales y de seguridad, los padece la población y el gobernante Lasso así como su antecesor Lenín Moreno que traicionó abiertamente al economista jefe de estado hoy exiliado Rafael Correa, les mortifica no poder arrancar de cuajo el sentimiento por la "revolución ciudadana" que tanto aportó al colectivo popular. En Venezuela vivimos esos afanes imperialistas y sabemos que huele a podrido el capitalismo como sistema mundial hegemónico, presenciamos pancadas de ahogado del salvajismo capitalista, muy lejos del voto salvavidas directo, universal y secreto, en ambas naciones liberadas por Bolívar.

El respeto al voto y no permitir las trampas pitiyanquis de las democracias representativas están en juego, la elección colombiana puede desembocar en una salida similar a la de Jeanine Añez en Bolivia, no sería sino una pausa en el reclamo sentido por las colectividades que llevan muchos años padeciendo el voraz salvajismo, por lo que se ve dispuesto a invertir billones y billones en armas, antes que en perfeccionar sus sistemas de votación, conducta ilícita y represión bestial que reconocen oligarcas y derechistas obedientes al extranjero.

 

 

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 291 veces.



Luis Sánchez Ibarra


Visite el perfil de Luis Sánchez Ibarra para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: