La guerra: solución geopolítica del capitalismo

¿Se puede escapar el capitalismo de su variable intrínseca de la guerra? ¿Es la guerra la realidad histórica de la perfectibilidad del desarrollo humano? ¿La Historia es la biblia referente de la permanencia, en la existencia, del "ser creado" como "ser social" en su tránsito terrenal hacia "lo Eterno"? ¿Sería, en conclusión de la Lógica, la guerra inherente a la condición humana?

Las inquietudes precedentes son elevadas a sus consideraciones por las consecuencias a las realidades geopolíticas en curso actual cuando el imperio norteamericano al cual se adscriben sus "socios y aliados", necesita alcanzar sus objetivas realidades imperiales en permanentes y agravadas crisis sistémicas internas e internacionales.

Desde Yalta y Postdam, fundamentalmente, los EEUU de Norteamérica se auto-proclamaron como "primus inter pares" del capitalismo global compartiendo esa globalidad con "Iván, el Terrible" en la realidad objetiva de Europa en la presencia de la URSS y sus aliados del Pacto de Varsovia, lo que expresaban, esas realidades, un sustentado "equilibrio mundial" en "perfectas competencias imperiales" expresadas en la conocida realidad global como "Guerra Fría".

Resulta muy curioso aquel "statement" (declaración) del general Dwight Eisenhower quien como Presidente estadounidense precisara sobre la importancia de la industria militar como salvaguarda de la seguridad y permanencia de los EEUU de Norteamérica. Es decir, la conjunción significada en lo significado de la "Guerra Fría" en su praxis geopolítica con su salvaguarda sustentada en la industria militar como "salvador del Edén" junto con su Lebensraum (espacio vital) cual obligan a corresponderse con su propia obligatoriedad capitalista. Exponiendo un ejemplo real. La decisión de Barack Husseim Obama de calificar a Venezuela, su gobierno y revolución como "extraordinaria amenaza a la seguridad interna" donde refleja su Lebensraum yanqui al cual lo denominamos como "patio trasero" ("Doctrina Monroe"). Un otro ejemplo está presente en el paulatino proceso de convertir a Colombia en una semi-colonia-militar norteamericana como espejo de la expansión del Imperio Romano hacia las Galias, Germania y la isla saxonia.

Sustentándonos en lo ante-expuesto tratemos el tema "Ucrania".

Curiosamente, la Histórica ha demostrado como Polonia ha sido el país que ha sufrido de las confrontaciones entre Alemania y Rusia. En las actuales circunstancias el imperio norteamericano junto a su colonizador, Gran Bretaña, han elegido a Ucrania como "el mensajero" de los "tambores de la guerra". Evidente que las variables (excusas) que sustentan las políticas en sus propuestas como sus explicaciones justificativas tratan de demostrar las razones de confrontación entre Washington-Londres con Moscú para el escenario europeo cuando la finalidad final es la objetiva recuperación del sistema capitalista.

Las variables son diversas como importantes que se circunscriben tanto a la estructura económica como para la superestructura (conceptos marxistas) como son, por ejemplo, el "mercado del gas", la "guerra sicológica anti-rusa" junto a la "guerra financiera" necesarias como variables de importancia vital para la supervivencia del sistema capitalista; pero, además, están presentes otras variables tan importantes como las arriba en mención que se podrían remontar a pretéritos "hechos históricos" ocurridos en siglos anteriores. Es decir, las continuas guerras en las praderas europeas entre reinos confrontados por espacios geográficos cuando siempre estaban presentes la corona británica enfrentada al zarismo ruso. Ejemplos no tan lejanos en la Historia: Napoleón y Hitler.

El actual "tira y afloja" de Washington con Moscú se enfrenta a una realidad que ha derrotado a los arriba mencionados: Napoleón y Hitler. Esa realidad es "la nieve" tanto por ella misma como por las gélidas temperaturas aun cuando son pocas las cordilleras. En un simple análisis de las noticias que salen desde la Casa Blanca y el Pentágono percibimos las "ayudas en material bélico" junto con el "goteo de tropas" norteamericanas hacia países miembros de la OTAN. Pareciera que estarían esperando el deshielo; en otras palabras, la Primavera.

Frente a lo anterior debemos adicionar otras variables a considerar que podrían afectar muy seriamente un posible desarrollo de la confrontación bélica. Objetivamente las realidades sociales en diferentes países-miembros de la OTAN no son estables, de tranquilidad social, de equilibrios entre sus clases sociales, consecuencias de las crisis sistémicas y los efectos continuos de la Covid-19 y sus variables perfectibles. En nuestra visión pareciera que las "democracias europeas occidentales" se están confrontando al "mejor estilo medieval" a pesar de Bruselas.

Por otro lado se encuentran las realidades en los EEUU de Norteamérica bien conocidas por una comunidad internacional motivada; ello obsta para que nos refiramos a dos escenarios de suprema importancia para el sostenimiento del imperio norteamericano. Las realidades, en pleno desarrollo, que se están sucediendo al sur del río Bravo y la península de la Florida exponen fuertes debilidades para lo significado de la praxis histórica de la "Doctrina Monroe". La otra realidad es la histórica negativa social a la participación en cualquier guerra lo que ha obligado al Poder "crear un escenario" que "motive" a la sociedad norteamericana a suscribir la decisión política de "ir a la guerra" como lo hemos conocido con Pearl Harbour, Golfo de Tonkin, las Torres Gemelas y el intento en el puente Simón Bolívar, aún como acción fracasada.

En ese orden, nos preguntamos: ¿cuál será la excusa con respecto a Ucrania?

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1187 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: