El Reloj del Tiempo

Eje Oriental articulación y desarrollo en Occidente que incluye a Venezuela

En el Foro de Porto Alegre celebrado en el gimnasio Gigantinho un treinta de mayo de 2005, el comandante Hugo Rafael Chávez Frías tuvo la oportunidad de expresar: "Resistir, resistir y resistir hasta que nos correspondió pasar a la contraofensiva, pasar al contraataque y fue así, como en el 2003, nosotros, por primera vez, podemos decir que Venezuela en el 2003 recuperó su empresa petrolera, porque siempre estuvo en manos de la oligarquía venezolana y del imperio norteamericano. Recuperamos la industria petrolera, pero aquello fue una batalla, una guerra económica, social, comunicacional, tecnológica, popular y hasta militar"

El terrorismo en sus diversas facetas siempre ha atacado a nuestra tierra desde la época de los hermanos Monagas, José Tadeo y José Gregorio, para no hablar mal de los anteriores militares que desde sus puestos de mando han deseado controlar nuestras tierras, es que ´´esta vía es una forma de proyectar y de intención justificada de discutir el orden del mundo. Pero, se trata enseguida de un esfuerzo por denunciar el fracaso y la manipulación del sistema mismo. Esta es una visión de Armundaty Ray, la escritora india que ha denunciado a la potencia mundial en ser una muestra del terrorismo mismo, como su hermano gemelo, rostro diabólico del sistema capitalista, siendo esta orden el cáncer y el terrorismo su metástasis.

El mito no se ha eliminado en Occidente, los turcos e iraníes desean tomarle mano con ayuda de cubanos y Venezuela, es decir occidente no es propietario de su racionalidad y en toda civilización hay formas de racionalidad, hay un desencadenamiento brutal del poderío técnico conduciéndonos a una carestía de las que ciertas poblaciones inconscientemente, se dan cuenta. Hay un molestar y un vacío interior que por razones históricas recientes vienen degradando la idea misma de calidad, nos vienen atacando biológicamente y en nuestro intelecto para hacer perder la memoria y, esto ya se viene manifestando.

El Oriente toma fuerza con las materias primas que le viene suministrando el mundo que incluye el cacao, café, petróleo y oro. Paradójicamente también se viene revelando un criterio dialéctico y ambivalente.

La tierra es solo una matriz porque la humanidad proviene de una evolución biológica, que ha nacido ella misma de la tierra. Los seres humanos tenemos una identidad común, no solamente compartimos el mismo código genético, la misma capacidad cerebral, sino también las mismas capacidades de emoción, simpatía, de amistad y, ahora de odio y temores, una faz emocional y psicológica dada por los nuevos izquierdistas al arremeter contra los ciudadanos con sus fortalezas chinas de represión social.

Esta última noción está íntimamente ligada a aquella de patria, según el teórico austro- marxista Otto Bauer que viene del pasado, está en el presente y es aquello que uno desea conservar en el futuro. Nuestro destino común nos es dictado en la era planetaria y sobre todo por las amenazas mortales. Entonces, tenemos las credenciales para una ciudadanía cierta y asumir con fe que no estamos ante un abismo desesperado, se necesita simplemente aprender a convivir en su seno. Tengamos un poco de fe en lo improbable, pero, tratemos a la vez de actuar en su favor.

Estamos siendo atacados por las religiones herejes. Predican el amor y son las replicas de la muerte. En definitiva, diría que predican el evangelio de la perdición que no es un abismo desesperado, porque los que habitan bajo su seno tienen conciencia que son falsas doctrinas y el desarrollo de sus aportes positivos tienen una responsabilidad individual. Esta claro, la cultura humanística o la democracia reflejan adversidad con Pinochet, Stalin o el Furher Adolph Hitler.

Es una crisis planetaria, incluso alcanza el pensamiento y los diagnósticos exilian una razón de locura y excede la causalidad clásica y pocos hombres se encuentran comprometidos con la historia de este tiempo y bajo esta constante algunos se encuentran signados bajo el símbolo de la resistencia o en su toma de decisión por ejemplo para una solución para la crisis de Palestina y que involucra a Venezuela en América Latina que es la más golpeada porque de sus estudios que es un tema doloroso, al hacer un análisis altamente desprendido de las pasiones humanas, nos damos cuenta que hay gestos de hombres valientes que tienen la valentía de asumir una vanguardia para retar el poder de la muerte para el sistema y tener una potencia positiva de reconciliación total de un mundo totalmente soluble en el intercambio. Un poder de desafío contra la dominación de países extranjeros hacia nuestras tierras latinas y el efecto de tener una patria verdaderamente soberana en el seno de nuestra civilización. Evoquemos a un ilustrado como Lévis- Strauss o a un islamólogo como Jacques Berque para entender este proceso ideológico que incluye a Henry Corbin. Occidente exige una capacidad critica y una disponibilidad de autocrítica.

Ya esta bueno de nombrar a Estados Unidos de Norteamérica como culpable de todo. Hay negligencia e incompetencia de presidentes y Cancillerías que son ejemplos de mediocridad porque olvidan que occidente es una visión inherente a la globalización y los desenlaces viene dándose de una manera muy dramática, donde la mayoría tiene miedo a vivir.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 564 veces.



Emiro Vera Suárez

Profesor en Ciencias Políticas. Orientador Escolar y Filósofo. Especialista en Semántica del Lenguaje jurídico. Escritor. Miembro activo de la Asociación de Escritores del Estado Carabobo. AESCA. Trabajó en los diarios Espectador, Tribuna Popular de Puerto Cabello, y La Calle como coordinador de cultura. ex columnista del Aragüeño

 emvesua@gmail.com

Visite el perfil de Emiro Vera Suárez para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: