Una visión mapuche de la cuestión mapuche

Al momento de realizar un análisis geopolítico, es decir, un análisis de las rivalidades de poder en el territorio, una de las perspectivas que hay que tomar en cuenta es la visión de los diferentes actores involucrados, en términos de lo que éstos consideran debe ser la función y el destino de determinado territorio.

Es el caso, por ejemplo, de la visión que tienen los diferentes actores que participan en lo que se ha dado en llamar la cuestión mapuche, o el conflicto mapuche, que tiene como escenario a la región de La Araucanía, al sur de Chile. Y una visión propiamente mapuche de la cuestión mapuche es la que expresa claramente el historiador chileno Fernando Pairican, en una entrevista que para la televisora alemana DW le hiciera la periodista Pia Castro.

Pairican, quien reivindica la actual línea autonomista del movimiento mapuche, se fundamenta históricamente en la ocupación militar de los territorios de la nación mapuche perpetrada por el Estado chileno entre 1860 y 1883, y el no reconocimiento del Tratado de Tapihue de 1825, que le concedía la independencia a este pueblo originario.

Siguiendo el hilo de la lucha por las tierras librada por el pueblo mapuche durante finales del siglo XIX y el siglo XX, Pairican se enlaza con la actual posición autonomista que exige la devolución de las tierras usurpadas por colonos agrícolas y empresas forestales en la región de La Araucanía, y el control político del territorio mapuche, y cifra las esperanzas en que tal estatus sea reconocido en la nueva constitución chilena, que está en proceso de ser redactada y aprobada.

Finaliza Pairican condimentando su visión de la cuestión mapuche, recordando que en la actualidad, en la sociedad chilena, se vive desde abajo una interculturalidad, en la que la cultura mapuche es más aceptada y compartida por buena parte de la población. Dicha interculturalidad, en buena medida, ha sido enriquecida por los aportes de los migrantes peruanos y bolivianos de extracción indígena, y por los migrantes haitianos afrodescendientes, por lo que perfectamente se puede hablar de Chile como un Estado plurinacional.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 631 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Alfredo Portillo

Alfredo Portillo

Más artículos de este autor