El murciélago brasileño

El Santón Brasileño, Jair Bolsonaro, quien de bolsa no tiene nada ya que hábilmente utilizo la religión, manipulando a millones de sus coterráneos para llegar a la presidencia del Brasil, desde donde ha hecho malabarismos con dictámenes y declaraciones discriminatorias, homofóbicas y descalificadoras a sus oponentes, ahora se ha transformado en un Murciélago.

Desde esa conversión y quizás para proteger a sus congéneres murciélagos, declaró públicamente que el Covid-19 era una simple pripeciña y acompañó su declaración con gestos públicos, donde aparecía sin mascarilla, contrariando las recomendaciones formuladas por todos los organismos sanitarios mundiales para prevenir y frenar el contagio de la Pandemia que a sazón se avecinaba.

Pero la simple gripeciña como la diagnosticó el Santón, le ha resultado una verdadera pesadilla. Gracias a su irresponsabilidad y a la subestimación de las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud y de los propios organismos de salud internos en su país, ha llevado a colocar a Brasil, en uno de los países con mayor número de contaminados y muertos, una verdadera tragedia para su pueblo y sobre todo para la gran masa empobrecida.

Ahora producto de ese mal manejo sanitario, acompañado de la desatención a la población puesto que El Murciélago (Bolsonaro) nunca creyó en la ciencia. Brasil, además de incontables muertos y contaminados tiene su propia cepa de Covid, que ya está siendo exportada a sus países vecinos, al parecer más contagiosa y agresiva que la producida por su congénere chino.

Las cifras aportadas por el Ministerio de la Salud de Brasil son alarmantes: Brasil rompe record casi diarios de muerte por Covid, la última conocida fue de Mil novecientos Setenta y Dos; Doscientos sesenta y ocho mil trescientos setenta muertes ( 268.370), registrándose casi 70.000 casos diarios y ahora con su propia cepa, Made in Brasil, que la deberían llamar al Cepa bolsonaro.

Todo ello producto de la desatención del Murciélago Bolsonaro que ha sido tan notaria, que incluso, la Organización Mundial de la Salud y organizaciones de su propio país ven con preocupación el avance indetenible de la Pandemia. Tal ha sido la desatención que sus propios conciudadanos lo han denunciado en la Corte Internacional Justicia por negligencia.

Descaradamente Bolsonaro, ha llegado hasta burlarse de esta tragedia que azota al pueblo brasileño y ha llegado a declarar, diciendo que de todas maneras "todos vamos a morir".

Toda esta conducta negligente en la atención que debería habérsele prestado al Covid en Brasil, tomando en cuenta las orientaciones sanitarias de organismos internacionales, ha llevado a su actual caos, que lamentablemente no sólo masacra a los brasileños sino, que apunta a perjudicar a toda la región y el mundo.

La gripeciña o gripecita, como llamó a la Pandemia, se le ha convertido en una verdadera pesadilla y bien merece que lo califiquemos como Murciélago por su conducta negligente para enfrentar los efectos de esta Pandemia en el pueblo brasileño.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 695 veces.



Jesús Sotillo Bolívar

Docente en la UCV

 jesussotillo45@gmail.com

Visite el perfil de Jesús Sotillo Bolívar para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Jesús Sotillo Bolívar

Jesús Sotillo Bolívar

Más artículos de este autor


Notas relacionadas