Por fin un pequeño rayo de esperanza para Bolivia

Traducción desde el inglés por Sergio R. Anacona

Strategic Culture Foundation 

http://www.strategic-culture.org

No fue una sorpresa para nadie, el depuesto presidente de Bolivia, Evo Morales, fue sensacionalmente reivindicado por la elección del domingo pasado.

https://www.aljazeera.com/news/2020/10/19/luis-arce-presumed-winner-of-bolivia-presidential-election

La mujer usurpadora, europea rubia teñida, Jeanine Añez, quien en el mes de noviembre del año pasado fue instalada como presidenta de facto por el régimen de la junta que reemplazó a Morales, tendrá que abandonar el cargo. Añez reconoció la derrota a manos de los nativos Aymaras que ella obviamente repudia. Demás está señalar que tal sentimiento es recíproco.

El nuevo presidente de Bolivia será el ex Ministro de Hacienda de Morales y estrecho colaborador Luis Arce, del Movimiento Al Socialismo, MAS conocido por su acertada y ambivalente sigla MAS Victoria en castellano que fue más impresionante….

https://www.washingtonpost.com/world/the-americas/bollivia-election-evo-arce-mesa-camaco/2020/10/18/205b6b5c-Of11-lleb-8a35-237efleb2ef7_story-html

porque su candidato obtuvo una clara mayoría en la primera vuelta contra dos representantes de la junta evitando así la necesidad de una segunda vuelta.

Podría plantearse legítimamente la pregunta de por qué Morales tuvo que recurrir a una abstención y no postular él mismo y personalmente humillar a sus enemigos --probablemente incluso de manera más decisiva. La razón radica en una cruel treta de parte del departamento imperial de recursos sucios.

Anticipándose a un desastre electoral virtualmente a prueba de fraudes si a Morales se le permitía participar personalmente, el régimen títere local fraguó acusaciones sexuales falsas…

https://www.bbc.com/news/world-latin-america-5385091

con el propósito de descalificar al presidente ilegalmente depuesto para que presentara su candidatura. Pero no fue así, Morales no fue acusado de frecuentar la isla de pedofilia de Jeffrey Epstein, sino que las autoridades golpistas convenientemente descubrieron que él cortejaba a una chica menor de edad, acusación lo suficientemente desagradable para hacerle cargos criminales y conseguir una orden de arresto para él.

https://www.aljazeera.com/news/2020/9/8/bolivia-court-blocks-desposed-leader-evo-morales-bid-for-senate

Con toda seguridad, Morales figura en la "lista sucia" del imperio desde mucho antes de la conspiración para derrocarlo y esto se aceleró al máximo a fines del año pasado. Cuando Morales fue elegido el año 2004 heredó una situación ilógica, estrambótica desde donde se la mire. Su predecesor neoliberal, había vendido los recursos acuíferos de Bolivia a intereses financieros extranjeros, lo cual significaba que las empobrecidas masas campesinas tenían que pagar a empresas extranjeras por el derecho al uso de uno de los recursos naturales fundamentales de su país que –al igual que el aire— deben ser patrimonio común de todos. Solo en retrospectiva vemos ahora que los recursos acuíferos de Bolivia fueron blanco no solo por los magros beneficios que se podían extraer de los empobrecidos campesinos andinos, sino como un experimento político de laboratorio para el saqueo de recursos naturales, cosa que podría extenderse hacia otros sectores si esto resultara exitoso. Esto se extendió hacia otros países pero, debido a la inesperada aparición de Evo Morales fue recortada solo en Bolivia haciendo que el insolente nuevo presidente indígena fuera considerado como la bestia negra en los círculos oligárquicos internacionales.

Luego de iniciar una partida tan antagonista, resultó natural que Morales la convirtiera en el pilar de su política para poner los considerables recursos naturales de Bolivia al servicio de su pueblo y no al servicio de financistas internacionales y sus rapaces corporaciones.

Desgraciadamente el ingenuo presidente campesino olvidó que en algunas situaciones la discreción es la parte principal del valor. En vez de trabajar de manera discreta en el 2017 anunció a todo el mundo un plan general para primero, nacionalizar los principales recursos naturales y segundo –quizás lo más negativo—procesar aquellos recursos en Bolivia y exportarlos como productos terminados y no como materia prima. Si él hubiera tenido algún grado de sofisticación política, habría anticipado que sería atacado por no haber considerado la línea roja de los Hermanos Mayores.

Pareciera que al tratar de implementar esta moralmente inobjetable política, él tropezó no solo con las potencias corporativas en general sino también específicamente con el multimillonario Elon Musk, quien contaba con tener acceso barato e irrestricto a los enormes depósitos de litio de Bolivia que son de extrema importancia para las baterías de su principal producto, los vehículos eléctricos. Con unas cuantas e indignantes llamadas telefónicas hacia los lugares apropiados, parecidos a la United Fruit Co., que frente a las inaceptables políticas del presidente Guzmán en Guatemala setenta años atrás….

https://www.strategic-culture.org/news/2020/08/02/the-privatization-of-global-chaos/

solicitó la deposición del inoportuno presidente indígena que presumió de poner los intereses de su pueblo antes del interés de las corporaciones internacionales.

Como se dice, lo demás es historia.

https://www.strategic-culture.org/news/2019/12/30/bolivian-vassals-are-merely-aping-their-imperial-masters/

El escenario de cambio de régimen de Gene Sharp fue seguido al pie de la letra. La elección presidencial del mes de octubre del 2019 fue enfrentada por la "comunidad internacional" con todas las correctas razones, los jefes policiales y militares fueron pagados para derribar a Morales de la cima y la estrafalaria y rubia teñida señora Añez fue instalada en su lugar por la junta de Musk.

Luego de muchos retardos y cancelaciones las nuevas elecciones diseñadas para legitimar al gobierno de la junta y eliminar políticamente a Morales y a su movimiento MAS se realizaron finalmente el 18 de octubre. La emergencia de la pandemia del Covid-19 fue un pretexto caído del cielo para que la junta pospusiera la votación y trabajara para montar una combinación electoral ganadora. Pero el día del juicio finalmente llegó y todas las manipulaciones fueron en vano. El resistente campesinado se salió con la suya.

Mientras que desde la perspectiva moral el resultado electoral es una noticia excelente, la evaluación práctica de los resultados será probablemente retenida por el momento a la espera de cualquier otro desarrollo. La política en América Latina se destaca por su condición traicionera. Vimos un ejemplo de esto en Ecuador, donde un sujeto de baja catadura quien de manera muy decepcionante responde al nombre de Lenin Moreno (sujeto que demostró no ser ningún Lenin ni tener la menor simpatía por los pobres, como tampoco por García Moreno, el distinguido presidente patriota de Ecuador del siglo XIX que luchó para conservar la soberanía de su país ante el acoso esencialmente de las mismas fuerzas que nos atacan para controlarnos en la actualidad) quien reemplazó al populista Correa solo para revertir todo lo que su antecesor había logrado. Otro notorio ejemplo es la traicionera carrera de Carlos Menem, el clásico pantallero como se le conoció en Argentina, quien de manera engañosa postuló y fue elegido en una plataforma peronista solo para luego implementar ruinosas políticas neoliberales al día siguiente que fuera juramentado.

La dura prueba que el gobierno de Luis Arce tendrá que enfrentar será si puede conseguir que se anulen los falsos cargos contra Evo Morales, cosa que le permitiría regresar al país donde es el líder indiscutido. Si los mecanismos legales que le impiden a la figura política central de Bolivia reintegrarse a su pueblo y ejercer la influencia política a la cual él tiene derecho no son prontamente levantados, las campanas de alarma tendrán que reemplazar a los cantos de victoria en Bolivia. Y, además, procesar a las personalidades del régimen golpista por sedición según cargos legítimos y no cocinados, cosa que constituiría una medida bienvenida para reconstruir la confianza con la que el nuevo gobierno debería contar.

Nota.- Sus comentarios y opiniones acerca de este artículo serán bienvenidos en

www.strategic-culture.org


 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 381 veces.



Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter