Tlatelolco: 51 años de total impunidad

Hace ya 51 años, el 2 de octubre de 1968, hora 6 pm, la Plaza de las Tres Culturas en Tlatelolco, ciudad de México, ya se había llenado mayormente de jóvenes estudiantes, profesores, niños, mujeres y ancianos para manifestar su indignación e inmensa rabia por las políticas represivas del gobierno de Gustavo Díaz Ordaz (1964/70) contra las movilizaciones estudiantiles, que exigían el mayor respeto a la autonomía universitaria, en particular a la del Instituto Politécnico Nacional (IPN), popularmente conocido como el Politécnico y que es interesante registrarlo, fue creado en 1936 durante el gobierno de Lázaro Cárdenas (1934/40), el cual fue allanado por el ejército en tres ocasiones pocos meses antes de la masacre, el 30 de julio, el 19 y 24 de septiembre, con lo cual se hizo demasiado evidente, que la arremetida criminal de la Plaza no fue otras cosa que una fase más y quizás la definitiva de una política preconcebida de Estado para enfrentar las justas demandas estudiantiles de respeto a la autonomía universitaria y de esa manera ponerle término a sus movilizaciones de protesta, es decir, acabar de una vez con el movimiento estudiantil mexicano, al cual ya lo tachaba el Gobierno de estar infiltrado por organizaciones al servicio del comunismo internacional…

El autoritarismo y la conducta represiva eran las características más resaltantes del régimen priista de Díaz Ordaz…

Al menos veintiséis funcionarios del Estado estuvieron involucrados en esa terrible masacre. De todos ellos, mencionemos a los de más alto rango: el Presidente de la República, Gustavo Díaz Ordaz, Luis Echeverría Álvarez, secretario de Gobernación y quien sustituye a Díaz en la Presidencia para el período 1970/76; los generales Marcelino García, secretario de la Defensa; Luis Gutiérrez, jefe del Estado Mayor Presidencial y Mario Ballesteros Prieto, jefe del Estado Mayor de la Sedena; Julio Sánchez Vargas, procurador General de la República; así como el jefe y subjefe de la policía del entonces Departamento del Distrito Federal, Raúl Mendiolea y Luis Cueto Ramírez; el director de la extinta Dirección Federal de Seguridad, Fernando Gutiérrez Barrios; el canciller Antonio Carrillo, y el regente de la Ciudad, Alfonso Corona del Rosal.

La matanza dejó el pavoroso saldo de 320 muertos y más de 500 heridos y todos esos funcionarios que mencionamos prosiguieron en sus actividades burocráticas sin que nada les sucediera, pero cuyos nombres permanecen aún grabados en la memoria del pueblo mexicano esperando que algún día se haga justicia, sobre la que no podemos más que admitirlo y, obviamente denunciarlo ante el mundo, sigue estando secuestrada por quienes detentan el poder de la Nación azteca para el beneficio exclusivo de las elites oligárquicas por más de 60 años y que ahora con la llegada al poder de Manuel López Obrador, se abre la posibilidad, si es que acaso no resulta este personaje otro zángano igual a sus antecesores del Partido Revolucionario Institucional (PRI) y del Partido Acción Nacional (PAN), equivalentes estas toldas políticas, respectivamente, a las venezolanos Acción Democrática (AD) y Partido Social Cristiano (COPEY), que este caso de Tlatelolco y los muchos otros también muy terribles que han llenado de dolor y lágrimas a los mexicanos estas últimas décadas, como los 43 jóvenes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa en 2014 y los cientos de crímenes cometidos por los carteles de la droga y las mafias del contrabando y la trata de personas, no solamente que no se vuelvan a repetir, sino que sean investigados con el debido rigor y llevados sus operadores y sus autores intelectuales, a la cárcel.

Respecto de los responsables de Tlatelolco, el único que aún vive es Luis Echeverría, pero más allá de que los demás ya fallecieron, es necesario que la justicia mexicana dictamine quiénes de todos ellos fueron los artífices de esa terrible mortandad… Allí no puede quedar campante la impunidad…!!!

De manera que hasta ahora nuestra conclusión ante ese crimen que no hay duda que fue planificado, es que quienes han tenido en sus manos la administración de la "justicia" en la República mexicana, la sangre derramada a borbotones hace 51 años en la Plaza de Las Tres culturas, no tuvo responsables…!!!

Veremos qué ocurrirá con el gobierno de AMLO…?



Esta nota ha sido leída aproximadamente 380 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a283019.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO