Taiwan, China, "lo militar" y la corrupción histórica

En el título salta la pregunta del porqué comenzamos señalando, primeramente, a Taiwan en lugar de colocar a China como factor nacional-político internacional en realidad objetiva de importancia global, en los actuales momentos históricos. Pero nuestro título se refiere fundamentalmente a los pasados históricos que se expresaron en el continente chino, es decir, en lo reconocido geográficamente continental como China, a partir, fundamentalmente, del aquel año cuando la dinastía foránea manchú, la dinastía Qing, fuera desplazada del poder real simbólico en el Palacio Imperial (Ciudad Prohibida), para así poder proceder a la imposición de una república extremadamente débil aunque de corte sino-nacionalista titulada como República de China (1911).

Es de obligación señalar que además del movimiento nacionalista chino confrontado con lo significativo de lo histórico-cultural-manchú como país-extranjero-invasor desde aquel siglo XVI cuando desplazaron a la dinastía china de los Ming, se le adicionaban a la sociedad china las realidades de las invasiones, guerras e imposiciones jurídicas, ideológicas, económicas además de financieras por las potencias mundiales capitalistas en su expansión imperialista sobre aquella dinastía manchú corrupta, débil, atrasada tecnológica y militarmente; aquella dinastía extranjera manchú en China se vería confrontada ante aquellas potencias extranjeras lideradas por la isleña corona de la Gran Bretaña con sus obligantes e impuestas exportaciones de "bultos de opio" desde la India sobre la sociedad urbana y campesina china con las finalidades de poder equilibrar la balanza comercial bilateral sino-británica.

Aquel proceso desequilibrado en el marco de las relaciones internacionales comenzaría con la firma del Tratado de Nanking (Nanjing) cual fuera firmado en la segunda parte del siglo XIX. Las consecuencias de la imposición de tratados y acuerdos desiguales por las potencias extranjeras evolucionaría hasta tener un impacto importante y directo sobre el poder constituido chino en lo político, en lo financiero y económico, en lo ideológico-cultural y, evidente, con fundamentales efectos en la corrupción estructural tanto vertical como horizontal a nivel de los poderes y sociedades chinas cuales afectarían los procesos políticos que se irían profundizando durante la primera mitad del siglo XX, etapa histórica sobre la cual nos avocaremos a proceder su desarrollo como "idea central y referente" para los escenarios globales actuales en calidad de comparación socio-política.

La corrupción es, probablemente, el factor socio-político y económico-financiero con fuerte e importante impacto en lo sico-social-de-clase que más ha afectado la "sanidad estructural" de cualquier país, de cualquier gobierno, de cualquier estamento militar, en cualquier momento histórico analizado.

La corrupción ha sido y se mantiene como la variable socio-económica más fácil de practicar ante gobiernos calificados como gobiernos débiles en sus caminares hacia lo conceptual-significativo referido a "estados fallidos" como, a título de ejemplo, en la más evidente demostración histórica, no refiriéndonos ni a "los papeles de Panamá" como tampoco al demostrado "lavado de dineros" en bancas mundializadas y reconocidas como factores financieros que marcan pauta global en las economías nacionales y mundiales.

La corrupción que cohabita con factores sociales de estados estructuralmente calificados como jurídicamente débiles se expresa con las consecuencias lógicas correspondientes a la praxis de la corrupción sin distingo de nacionalidades, de clases sociales, de ideologías sino que está íntimamente relacionada, esa praxis, en corruptelas aceptadas, con el "ser social", como protagonista, como "ser creado"; es decir, se corresponde con los comportamientos negativos del "ser social" en sus vivencias anti-natura como "ser creado"; es decir, en su negación antropológico-teológica como "ser social" por lo cual son de evidente realidad demostrables los desarrollos "aguas abajo" de los comportamientos sociales de los corruptos en referencia a sus congéneres, vecinos y familiares; es decir, se expresan en comportamientos "inmorales" en sus tránsitos hacia la "amoralidad" por lo cual afectan, con sus comportares, a los entornos sociales y nacionales en formas extremadamente negativas poniendo en "alto riesgo" la paz, el progreso y las estabilidades nacionales con las lógicas afectaciones internacionales.

En esa línea de pensamiento, resulta de pregunta inevitable elevada a la inquietud moral la obligación necesaria del porqué se expresa en el "ser social" ese comportamiento negativo en referencias a su condición de clase social al tiempo de inquirirnos necesariamente cómo afecta ese comportamiento a la "salud social" en los desarrollos natural-históricos de una sociedad en estudio histórico como trataremos de exponer en estas líneas en inquietud personal por escenarios conocidos.

En ese orden de ideas entraremos en el tema histórico referido a la corrupción en los sucesos en China en aquellos tiempos pretéritos en los que trataremos de demostrar como los sectores sociales afectados por la corrupción, en los factores de la dirigencia política, en los sectores de las sociedades controladoras de las economías y finanzas chinas y en el estamento militar constituido cuales se expresaron durante la gobernanza del partido nacionalista chino, Guomindang, bajo la férrea dirección del Generalísimo Chiang Kaishak como Presidente de la República de China con las consecuencias conocidas, en corrupción, de la pérdida del Poder por la derrota militar ante los avances indetenibles de los ejércitos del Partido Comunista Chino, PCCh, obligándole a Chiang Kaishek a proceder al traslado de su débil y corrupto gobierno a la isla china de Taiwan bajo el título de República de China en Taiwan.

Sería sobre la base de su y de esa experiencia de Estado y Poder en realidad objetiva con su derrota como político y militar nacionalista a manos del Partido Comunista Chino y del Ejército Popular de Liberación, EPL, ante su archi-enemigo Mao Zedong, del PCCh y del analítico mariscal Zhu De, cuando, Chiang Kaishek, en reflexiva tranquilidad y objetividad de analísis, analizó aquella derrota político-militar en las realidades y consecuencias producto de la corrupción no confrontada dentro y en los cuadros políticos del Guomindang como en todos los altos niveles militares del ejército bajo su dirección.

Aquel análisis de Chiang Kaishek lo obligó a objetivar las necesidades de, primeramente, "limpiar la casa", el Guomindang, el ejército nacionalista e imponer un modelo social que le permitiera el control absoluto y regio del gobierno y del nuevo estado chino en Taiwan.

Como consecuencia de ese análisis, Chiang Kaishek, se vio en la imperiosa necesidad de abstraer conceptualmente de aquellas crudas y duras realidades consecuenciales por la pérdida del Poder total y, en consecuencia, del proyecto nacionalista sustentado en los "Tres Principios de Sun Yatsen", para poder imponer unos paradigmas de comportamiento vertical a políticos, militares y factores ideológicos con las correspondientes consecuencias en afectación sociales sobre las tesis constitutivas del referente escrito en el texto denominado como "Guerra Política" y la necesaria creación de una institución militar titulada como Academia Militar de Fuxingang, ubicada en las afueras de Taibei, donde tuvimos la oportunidad de cursar estudios durante varios meses.

En el marco de lo expuesto sobre la afectación en la política nacionalista del gobierno de Chiang Kaishek referido a la corrupción como factor viral en desarrollo y su consecuente camino hacia la derrota fáctica de ese proceso nacionalista chino de derechas, es preciso exponer algunas consideraciones referidas a decisiones históricas que afectarían directamente a ese proceso político y militar de corte nacionalista de derechas y pro-norteamericano.

Para ello es de necesidad exponer algunas realidades históricas que se conjugan, obligatoriamente, con el proceso de comportamientos en soberbias personales y políticas en los factores políticos del partido nacionalista chino, Guomindang, como en el Gobierno nacionalista aún en residencia en la ciudad continental de Nanking (Nanjing) como también en los comportamientos en los sectores corruptos militares.

En primer lugar nos referimos a la traición de Chiang Kaishek a las políticas acordadas y aprobadas como herencia política del denominado como "Padre de la República de China", Sun Yatsen, sobre el "Frente de Unidad Nacional". Aquella traición de Chiang Kaishek se expresó con el sistemático asesinato de más de 10 mil cuadros del partido comunista chino, PCCh, en aquel abril de 1927, hecho histórico que se sucedió en la populosa ciudad de Shanghai.

En segundo término serían las persecuciones a cuadros dirigentes comunistas chinos y a sus pequeños y débiles ejércitos populares en lo que se denominó como la "política de cerco y destrucción" que se desarrollaría hasta la inevitable invasión de tropas japonesas durante toda la década de los años 30 del siglo próximo pasado.

Como tercera realidad ante los escenarios de invasión japonesa y las imposiciones de políticas coloniales a la sociedad china, Chiang Kaishek se vió en la imperiosa necesidad impuesta y por obligatoriedad de aceptar y conformar junto con el Partido Comunista Chino, PCCh, el "Frente Anti-fascista y Anti-japonés", frente político-militar cual a diferencia del anterior de los años 20 se extendería en el tiempo hasta la finalización y derrota del ejército japonés en la Segunda Guerra Mundial en el Pacífico.

Como acto consecuencial del Generalísimo, Chiang Kaishek, con los apoyos externos norteamericanos, constituyó un gobierno de corte nacionalista-dependiente y capitalista-financiero cohabitando junto a un Poder Legislativo plegado a sus políticas pro-occidentales procurando alcanzar el aislamiento de las fuerzas verdaderamente nacionalistas, patrióticas, tanto políticas como militares, con decisiones políticas desde el Poder Ejecutivo junto a los apoyos y solidaridades de los otros cuatro "yuanes" con la finalidad de proceder a realizar persecuciones sistemáticas sobre las fuerzas nacionalistas, de izquierda y comunistas, con lo cual, como fuera evidente, se desarrollaría el proceso bélico de la "Guerra Civil" china (1947-1949).

En este apartado es donde deseamos desarrollar para su demostración de cómo la corrupción llevó a la inevitable derrota del gobierno nacionalista presidido por Chiang Kaishek, a la prácticamente destrucción del partido nacionalista chino, Guomindang, y la derrota humillante del ejército nacionalista adscrito al partido nacionalista chino, Guomindang, y del inevitable triunfo del Partido Comunista Chino, de su ejército, Ejército Popular de Liberación, y del triunfo del archi-enemigo de Chiang Kaishek, Mao Zedong junto a Zhu De, Zhou Enlai, Lin Biao, Deng Xiaoping, Ye Jianying, entre otros líderes y mariscales comunistas.

Nos consideramos que la debilidad estatal china consecuencial de la post-finalización de la "Guerra Mundial" afectó, directamente, cualquier decisión política y económico-financiera que fuera asumida y aprobada tanto por el Gobierno presidido por Chiang Kaishek como por el Poder Legislativo, Yuan Legislativo, chinos.

Las debilidades tanto económicas como financieras obligarían al poder constituido nacionalista-guomindantista-chino a tener que aceptar realidades correspondientes a la importante y vertical presencia post-conflicto-mumdial norteamericana en la región oriental de Asia-Pacífico. A esta realidad Chiang Kaishek se tuvo que confrontar con otras realidades político-militares en el norte de China como una creciente y profunda crisis social tanto en las zonas urbanas como en las regiones campesinas pauperizadas a consecuencia de los estragos de la conflagración mundial en el Pacífico. Aquel escenario obligaría a tener que aceptar políticas anti-comunistas procedentes desde Washington en los albores de la "Guerra Fría" (de necesidad releer el artículo de "Mister X").

Es, en ese marco, que Washington propuso e impuso avances de solución política de negociaciones entre los sectores confrontados, es decir, los nacionalistas del Guomindang versus los cuadros del PCCh. Serían, primeramente, el General Joseph Stillwel y, posteriormente, el general Douglas MacCarthur, según órdenes directas del Presidente Harry Truman, quienes serían los responsable de tratar de acercar a ambos sectores políticos chinos con propuestas, evidentemente, ajenas a las realidades estructurales en curso en aquellos tiempos históricos en China.

Como consecuencia de los fracasos en las negociaciones, el sector militar del Guomindang procedería a profundizar la Guerra Civil contra los ejércitos del PCCh en el norte de China con las ayudas militares y financieras procedentes de los EEUU de América, conjuntamente con acciones militares directamente dirigidas por Chiang Kaishek y el General Chen Cheng, fundamentalmente, en el resto del territorio chino.

Era evidente que la conjunción de las realidades sociales, las crisis a lo interno de los sectores militares adeptos a Chiang Kaishek, el financiamiento norteamericano desviado hacia "arcas personales" tanto de políticos como de militares (T.V.Soong) fueron socavando y minando el poder militar nacionalista-guominantistas en los diferentes espacios geográficos chinos ante los avances imparables de los ejércitos comunista-chinos. Ante aquel escenario, la sociedad china, fundamentalmente, la sociedad rural, ante el avance del EPL se iría incorporando a la lucha contra el gobierno de Chiang Kaishek.

Sería en aquel mes de agosto (1949), tal como nos lo informó José Miguel Ferrer, por aquel entonces Encargado de Negocios de Venezuela ante el gobierno nacionalista, que Chiang Kaishek tomaría la inevitable como drástica decisión, evidentemente, no oficial, de comenzar su retirada del continente chino para así poder proceder a trasladarse a la isla de Taiwan con la finalidad de implantar e imponer el Gobierno Nacionalista en Taiwan convirtiéndola en un "portaviones no hundible" y así a proceder a confrontar cualquier intento de invasión desde el continente chino por las tropas del PCCh como, al tiempo, comenzar un proceso de "Guerra Política", incluyendo sabotajes, contra el gobierno recién instalado en Peking (Beijing) bajo el liderazgo de Mao Zedong.

En ese orden de ideas, tal como en alguna ocasión nos sería comentado durante nuestra estadía en Taiwan que sería la realidad objetiva y consecuencial de la corrupción el enemigo fundamental que afectaría y, en última instancia, derrotaría al Gobierno Nacionalista presidido por el Generalísimo Chiang Kaishek.

¿Se repite la Historia?





 




 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 928 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a235738.htmlCd0NV CAC = Y co = US