Rusia y China: ¿socios, aliados, amigos, interesados e históricos?

La "Guerra Política" es más que un concepto, una tesis militar, que se desarrolla sobre escenarios tanto hipotéticos como reales en función de poder desarrollar un objetivo, hipotético o real, en su búsqueda por alcanzar y controlar el poder real de un estado referido que tenga particulares ventajas geopolíticas y geo-estratégicas para un y/o unos países concretos; dicho en otras palabras, países del denominado como "centro" y países referidos como de "periferia". A título de ejemplo podríamos referirnos a Venezuela.

La "Guerra Política" se desarrolla en diferentes y temporales fases calificadas según sea el desarrollo que "la conspiración" en función de "los objetivos políticos" esté en curso y es por ello que hablamos de "matriz de opinión", de "guerra económica", de "delincuencia desatada", de "guerra legislativa", de "guerra ideológica" dependiendo cada escenario específico en cada particularidad de cada país en el objetivo militar como se desarrollen en esas etapas donde evidentemente son importantes y fundamentales tanto la Historia del país-objetivo como su cultura conjuntamente con sus realidades geográficas. Por ejemplo, con nuestras reales disculpas, la importancia de un país mediterráneo, es decir, que sea un país donde las aguas oceánicas no bañen sus costas porque, sencillamente, no son países con costas oceánicas, no tiene la misma importancia que un país con las mismas excepto que dicho país sea de importancia vital para las financias mundiales como es, por ejemplo, Afganistán y su producción de "poppies", es decir, amapola, es decir, opio y los opiáceos. Otra de las variables a considerar es sí un país determinado es calificado como un país-nudo-geográfico, es decir, que sea de vital importancia como "país-tránsito" hacia regiones que significan de ser vitales para objetivos específicos militares, estratégicos y de seguridad.

Entrando en tema, nos preguntamos sí el Pentágono como eje fundamental del Poder estadounidense en su aparato ideológico se encuentra desarrollando una matriz de opinión dirigida a desarrollar un impacto en el inconsciente colectivo mundial negativo tanto hacia la dirigencia de Rusia y de China al tiempo que aprovechando esa matriz para ir desarrollando otra matriz dirigida a los pueblos ruso y chino sustentando esa nueva matriz en el concepto capitalista que definen los derechos humanos como podríamos, fácilmente, demostrar con solo ir a los medios de información en sus diferentes expresiones.

Pero, lo interesante desde una visión de análisis cuasi-objetivo, es como conjugan esa matriz de opinión en referencia con un agresivo avance en "lo concreto-militar" cuando el Pentágono ha comenzado a recuperar, efectivamente, su presencia tanto en la Región de Asia-Pacífico como al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida sin descartar a la OTAN cuando nos referimos tanto al "movimiento de factores militares" como traslado de personal militar, consolidación del personal militar, transferencia de tecnologías militares, transferencia de diferentes "artefactos" militares, presencia de especialistas en diferentes áreas relacionadas con la sociología de la guerra, y, fundamentalmente, la reactivación de tratados y acuerdos de defensa y seguridad mutuas, claro, según los espacios geográficos de particulares intereses para el Pentágono; es decir, no podemos ni debemos confundir las importancias que para el Pentágono tienen Japón y el sur de la península de Corea y Singapur frente a las Filipinas, Vietnam, Tailandia. Tema aparte es Taiwan.

Para el escenario concreto de la región americana en referencia más arriba debemos precisar la importancia de Colombia y Ecuador frente a Perú y Chile ante los espacios correspondientes al océano Pacífico.

¿Hay una confrontación entre Rusia y China como aquella expresada en pasadas décadas? ¿Existe una correspondencia de intereses mutuos ante las actuales realidades que se están expresando y exponiendo en el campo tanto del capitalismo como de las exposiciones imperialistas consecuenciales? ¿Se encuentra el escenario mundial al borde de una guerra en toda su extensión conceptual total? Y así podríamos poner sobre la mesa otras preguntas relacionadas con los actuales escenarios pre-bélicos quizás por razones de la propia crisis conceptual por la cual está atravesando el sistema capitalista en sus diferentes desarrollos en perfectibilidad histórica.

La matriz de opinión que vienen desarrollando los factores intelectuales adscritos a los intereses tanto del Pentágono como de sus "socios", particularmente, cuando consideramos que "sus aliados" son más necesarios como "soldados del frente y al frente" en caso de confrontación obligante que lo real-significativo que representan "los socios", como, a título de referencia, son Japón, Gran Bretaña, Israel, Singapur, solo como referencia y guía; matriz de opinión sobre una supuesta contradicción actual y en desarrollo entre los intereses de Rusia frente a los intereses de China sin precisar a cual región geográfica, concreta, se estarían refiriendo, por ahora.

En ese marco referente, nos, nos vamos comprometer con una serie de variables discutibles referidas a contraponer dicha matriz de opinión proveniente de los escenarios intelectuales del capitalismo global. Es de conocimiento el desarrollo en el marco de los acuerdos que se han alcanzado entre Rusia y China sin contraponer que cada país, Rusia y China, deberán tener sus propios intereses y objetivos geopolíticos nacionales.

En primer lugar y nos consta porque nos encontrábamos en Beijing, aquel acuerdo de delimitación alcanzado sobre el río Amur, frontera sino-rusa que había sido motivo de fuertes contradicciones; con este acuerdo se comenzaron a desarrollar otra serie de acuerdos cuales, entre ellos, el referido a la necesaria e imperativa seguridad en los diferentes pasos fronterizos establecidos cuando "las mafias" de ambos países comenzaban a alcanzar acuerdos de distribución después de serios enfrentamientos en diferentes escenarios como aquel del Hotel Beijing.

En segundo lugar, se han mantenido permanentes conversaciones sobre asuntos fronterizos en las zonas occidentales chinas con la finalidad de poder establecer las bases fundamentales para posteriores acuerdos económico-comerciales.

En tercer lugar, los acuerdos alcanzados en los temas petrolero y gas no solo rusos sino de otros países de la zona del Cáucaso, Caspio y Urales, es decir, del Asia Central de ahí la importancia vital del control sobre Afganistán e, históricamente, de Irán. Estos acuerdos han permitido otros acuerdos para las construcciones de los medios de transporte de petróleo y gas desde las zonas rusas y occidentales productoras de crudo y gas hasta, prácticamente, el golfo de Bohai, algunos de ellos aún en curso de construcción sobre negociaciones aún en curso.

En cuarto lugar, se han venido expresando una serie de noticias tanto sobre las islas de Kuriles como las zonas árticas donde rusos y japoneses están en expresiones dialécticas conjuntamente con la reingeniería y actualización de puerto ruso sobre el Ártico con la finalidad de cooperar con el puerto de aguas profundas en la región oriental rusa de Siberia. Estos escenarios son de particular interés para Beijing por las diferentes variables que están sobre la mesa en las conversaciones ruso-chinas en función de las probabilidades del uso y, posiblemente, servicios del puerto en mención por parte del reciente interés chino sobre los desarrollos geopolíticos en sus funciones geo-estratégicas que se vienen expresando tanto el Pentágono como Canadá, Noruega, Gran Bretaña conjuntamente con otros países de la´órbita capitalista.

En quinto lugar, dos temas de interés como son el "Acuerdo de Shanghai" y la interesante propuesta de la "Nueva Ruta de la Seda" sobre bases históricas.

En sexto lugar, Rusia viene desarrollando interesantes acercamientos con la India y Vietnam en lo que podríamos definir como la nueva reingeniería estratégica de Vladimir Putin cual no entra en contradicción con los acuerdos militares sino-rusos como son los ejercicios militares en las zonas norteño-asiáticas.

Para el Pentágono es imperativo revivir dos escenarios fundamentales en el marco de su "nueva política Obama" (JVR dixit), cuales son: la reactivación de la confrontación entre Rusia y China como se expresara en algún momento de la decadencia de la "Guerra Fría" y su consolidación, EEUU de América, como "prima donna" mundial en tanto y cuanto lo real fundamental tanto para la mantenencia del Imperio estadounidense como para la permanencia del sistema capitalista como es y representa el necesario control de los factores energéticos mundiales.

Es en ese contexto que los acuerdos alcanzados en el sector energía por China y Rusia confluyen en una confrontación directa e inevitable con dichos intereses estadounidenses de control de las energías mundiales particularmente lo referido con el impacto geo-estratégico, fundamentalmente, en la Región de Asia Oriental.

De lo que extrae que ese acuerdo ruso-chino alcanzado en el sector energía, el cual es independiente de los acuerdos militares rusochino, se presentan escenarios objetivos en cuanto al transporte de esas energías cuando consideramos las asimetrías y los costos reales y totales en esas diferencias por transporte en cuando trasladar el crudo desde las zonas arábigas hasta ese espacio geográfico asiático oriental en mención cual se realiza tanto por ULCC como VLCC mientras que el crudo y gas se transporta a través de Siberia por oleoductos y gasoductos.

Es decir para los "socios y aliados" estadounidenses en la Región de Asia y Pacífico, exceptuando la costa occidental americana, cualquier alteración militar en esa región afectaría no solo la geo-estrategia como, fundamentalmente, la geopolítica con lo cual las bases capitalistas de esos "socios y aliados" tendrían, obligatoriamente, que trasladarse a lo que consideramos sus supervivencias, es decir, una relación "suma cero" con China y Rusia con lo cual se expresaría una debilidad objetiva hacia lo real-representativo del Poder estadounidense y su carácter como Imperio algo que, consideramos, la "nueva política Obama" no va a permitirlo.

Sí el desarrollo lógico que proponemos en los escenarios precedentes significan que los EEUU de América tendrán, necesaria e inevitablemente, que alcanzar algún tipo de negociación con la Revolución Bolivariana y/o en contrario tendrán dos opciones realistas con respecto al Gobierno Bolivariano y Chavista que preside Nicolás Maduro Moros como Presidente constitucional elegido por mayoría por la sociedad venezolana, con lo cual se tendrán que expresar bien no solo a favor del "golpe de estado" tanto como promoverlo acompañado con una necesaria y obligante invasión militar desde territorio colombiano y por costas venezolanas y, en segundo lugar, sí así lo deciden como necesario estratégicamente el buscar y tratar de alcanzar una negociación real de mutuo interés sobre bases realistas sustentadas en la geopolítica regional cual significaría, evidentemente, una nueva y obligante relación de Washington y el Pentágono con la MUD y la oposición golpista y para ello, inobjetablemente, tendrá que dar demostración de "buena voluntad" en temas ya conocidos y protestados.

UNIDAD, LUCHA, BATALLA, VICTORIA.

delpozo14@gmail.com



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1293 veces.



Miguel Ángel Del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a226067.htmlCd0NV CAC = Y co = US