Arabia Saudita dispara contra Yemen

Sobre el territorio de la República de Yemen, de algo más de 500 mil km² y donde habitan 25 millones de habitantes, al sur de la Península Arábiga, continúa el desarrollo de la operación militar conocida como Tormenta Decisiva, liderada por Arabia Saudita, cuyo objetivo es controlar ese estratégico punto caliente de la geopolítica del Medio Oriente. En la fase que está en marcha, en este septiembre de 2015, se han desplegado ya 10 mil soldados invasores en territorio yemení.

Ya en abril de este año, cuando se dieron los primeros bombardeos sauditas sobre la población de Yemen, el Líder Supremo de la República de Irán, Ayatolá Ali Hoseini Jamenei, calificó tales acciones como un genocidio. Estas fueron sus palabras: "La actuación contra Yemen es un genocidio y un crimen internacional por el que Arabia Saudita responderá sin duda alguna".

Por su parte, durante esos mismos días abrileños, el Secretario General de la ONU, Ban Ki-moon, en vista de la masacre que estaba provocando la agresión saudita y sus aliados, manifestó su preocupación con las siguientes palabras: "Los ataques aéreos de la coalición han convertido una crisis política interna en un conflicto violento, que plantea el riesgo de repercusiones regionales profundas y duraderas".

Transcurridos ya seis meses desde que se inició la agresión saudita, Jens Laerke, portavoz de la Oficina de Coordinación Humanitaria de la ONU ha admitido lo siguiente: "En Yemen se desenvuelve una tragedia humanitaria masiva", con miles de muertos y heridos, desplazados, refugiados, y destrucción de la infraestructura básica del territorio yemení. Mientas tanto, el rey de Arabia Saudita, Salmán bin Abdulaziz, junto a sus aliados, continúa haciendo cálculos geopolíticos y disparando contra la población de Yemen.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1300 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: