Geopolítica de los muros antiinmigrantes

Un nuevo muro antiinmigrante se agregará a los tantos que ya existen en
varias regiones del mundo. Esta vez se trata del muro de 177 km de
longitud y 4 metros de altura que se va a construir en la frontera de
Hungría con Serbia, en el sureste de Europa. La iniciativa de este nuevo
muro forma parte de las medidas que el gobierno de Hungría, presidido por
Victor Orban, ha tomado para frenar  la ola de inmigrantes provenientes
principalmente de África y Oriente Medio, y que utilizan la ruta de los
Balcanes para intentar llegar a Europa occidental.

Este es un caso que se presta perfectamente para hacer un análisis
geopolítico, para explicar las rivalidades de poder en el territorio. Los
actores principales son: 1. Los inmigrantes que provienen de países
africanos, del Medio Oriente y de los mismos Balcanes, que huyen de los
conflictos bélicos y de la pobreza; 2. El gobierno de Hungría, que procura
proteger a sus ciudadanos y evitarle problemas a su economía; 3. El
gobierno de Serbia, que se opone a la construcción del muro, porque de lo
contrario los inmigrantes en tránsito quedarían represados en territorio
serbio.

En el marco de la dinámica geopolítica que se desarrolla en esa región del
sureste europeo, el factor que aumenta la presión es la decisión del
gobierno húngaro. Inspirado en una visión geopolítica nacionalista y
conservadora, opuesta al multiculturalismo, el gobierno húngaro,
sustentado en el partido Fidesz (Unión Cívica Húngara), busca atrincherar
el territorio húngaro, por lo que está implementando  una estrategia
geopolítica de contención y de disuasión, a través de la construcción del
muro y el despliegue de carteles en todo el país haciendo  advertencias a
los inmigrantes recién llegados.

Finalmente, en el contexto de la Unión Europea, que en conjunto enfrenta
el problema de los inmigrantes, Hungría se opone a  las tasas de
redistribución entre los países socios de inmigrantes y refugiados
propuestas por Bruselas. Al respecto, el Ministro de Relaciones Exteriores
de Hungría,  Péter Szijjártó, ha declarado lo siguiente: “La inmigración
es uno de los mayores problemas que enfrenta la Unión Europea. Los países
de la Unión buscan una solución (…) pero Hungría no puede esperar más”.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1512 veces.



Alfredo Portillo


Visite el perfil de Alfredo Portillo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: