La Revolución Bolivariana y la actual crisis mundial

Nos hemos precisado que la crisis mundial a la cual nos referimos es la actual; es esta crisis la que ha superado la “Crisis Wall Street” y algunos intelectuales se están encaminando en analizarla con aquella crisis que se iría desarrollando durante la “entre-guerras” (1919-1939) que para el Presidente Vladimir Putin y su canciller, Serguéi Lavrov, vienen denunciando como el resurgimiento de la “nueva Guerra Fría”; es decir, que sí consideramos la propuesta en pleno desarrollo que ha colocado sobre la mesa de discusión José Vicente Rangel Vale sobre la “nueva política Obama” tendríamos que alcanzar una primera conclusión que sería que la crisis en la cual está inmersa la realidad del sistema capitalista está caminando a través de una serie de etapa críticas que podrían, según lo que observamos en los movimientos teórico-prácticos militares, alcanzar una profundidad en los escenarios de “guerras limitadas” que venimos conociendo en la actual geopolítica mundial y/o como lo expresaría Zbigniew Brzezinski en el actual “tablero de ajedrez mundial”.

En ese orden de ideas, debemos decidir sí aceptamos que los escenarios internacionales están inmersos en una profunda crisis estructural que está afectando desde lo general a las diferentes particularidades mundiales: finanzas, mercados, sociedades, lo real-militar, las asimetrías, la producción, distribución, mercados y lavado de dinero proveniente de la economía de los estupefacientes, las religiosidades y, en última instancia, las relaciones entre las diferentes estado-naciones. Es decir, la crisis mundial no solo se ha verticalizado sino también se ha horizontalizado con lo cual debemos comenzar aceptando que estamos en el curso de una muy grave crisis actual mundial y que las soluciones en desarrollo no afectan positivamente al sistema capitalista sino que siguen desarrollando dicha crisis actual hacia, reiteramos, lo real-expresado por Putin y Lavrov sobre la “nueva Guerra Fría”.

En el marco de esa realidad propuesta podríamos comenzar a precisar las variables que están incidiendo en el desarrollo de la actual crisis mundial pero en relación directa con el desarrollo de la Revolución Bolivariana que es, en última instancia, lo que realmente es de nuestro interés. Para adentrarnos en ese escenario en propuesta debemos, primeramente, precisar que la Revolución Bolivariana en sus diferentes expresiones socio-políticas con sus particulares realidades histórico-ideológicas ha penetrado en todas las sociedades al sur del río Bravo y al sur de la península de la Florida para circunscribirnos, exactamente, a nuestro entorno de nuestro interés geopolítico en su geo-estrategia. Ello no significa que los paradigmas en sus particularidades nacionales no hayan “tocado” otras sociedades allende los espacios geográficos en mención como sería, por ejemplo, el “caso Podemos” que está irrumpiendo en el territorio de los Borbones y conservadores españoles considerando, al tiempo, al partido socialdemócrata español, PSOE, como uno de los partidos conservador-español y considerando a esa ideología reformista en el marco de las realidades comunitario-europeas como seguidor de los paradigmas del capitalismo reformado y/o “suavizado”.

Una vez aceptada la realidad de la Revolución Bolivariana y su espacio geográfico arriba en mención debemos alcanzar un marco referencial comparativo sobre la propia realidad de la Revolución Bolivariana y el conjunto de todas sus realidades propio-nacional-y-continental con las realidades y paradigmas que se vienen desarrollando en la actual crisis mundial que están afectando, severamente, al propio sistema capitalista-global. Es decir, comparar las reales ventajas de lo real-continental-americano referido con las deficiencias, necesidades y limitaciones globales de las realidades que realmente sustentan al propio sistema capitalista para su permanencia temporal-histórica como sistema socio-económico con sus realidades ideológicas como sistema histórico. Es decir, en última instancia, nos estamos refiriendo a la permanencia del “modo de producción capitalista” actual-mundial.

Adentrémonos en simple ejemplo: el petróleo y, en el marco de la actual crisis mundial, los precios del crudo (barril de petróleo). No es un secreto que el Poder y Washington han decidido “reventar” la estructura de precios globales no solo del precio del barril de petróleo sino de, prácticamente, toda la economía de consumo masivo mundial cual ha afectado, directamente, los stocks existentes en las fábricas que, supuesta y actualmente, están “echando humo”. Es decir, se está presentando una doble crisis con los precios del barril del petróleo y la realidad en necesidad del fundamento real del sostenimiento del sistema capitalista que significa tanto la distribución como el consumo masivo de bienes. Es decir, no nos encontramos con aquella crisis de exceso de oferta de años pasados como tampoco de aquella crisis de los muy bajos precios del barril de petróleo como tampoco nos encontramos con la crisis de la economía japonesa ni la crisis del bath como tampoco con la crisis de los créditos en el mercado financiero estadounidense que llevaría, como paso previo a la actual crisis mundial, la “Crisis de Wall Street”; nos encontramos dentro e inmersos en una profunda crisis estructural de la realidad geopolítica mundial y global de todos los estado-naciones.

En el marco propuesto mas arriba, el Poder y Washington han decidido caminar desde la inducida “Crisis de Wall Street” hacia la actual “Crisis del fracking”. Hace meses atrás salió la información sobre la temporalidad de la existencia de las reservas petroleras estadounidenses que, en nuestra modesta visión, ha obligado a los factores de poder estadounidenses a impulsar el desarrollo de la industria petrolera vía la aplicación de la tecnología contra-ecológica titulada como “fracking”. Según los expertos petroleros y nos, no lo somos, en el marco de la realidad implícita y explícita del propio sistema capitalista, el desarrollo de la aplicación de la tecnología del fracking para que sea rentable necesita cubrir los costos de producción de crudo aplicados a la implementación de dicha tecnología; es decir, caso contrario, se estaría trabajando a pérdidas y/o sería obligante “aguas abajo” subsidiar dichos costos con lo cual, tanto el Poder como Washington, es decir, los EEUU de América estarían violando los acuerdos alcanzados en el marco de la OMC (Organización Mundial del Comercio) como están violando, cotidianamente, con los subsidios a la agricultura estadounidense afectando los precios internacionales como bien lo conoce Japón.

En el escenario en propuesta tendríamos varias variables que se contradicen: los costos de producción del barril vía fracking, la necesidad de subsidiar esos costos vía su desarrollo “aguas abajo”, la temporalidad de las existencias de las reservas estadounidenses, la afectación en una economía de servicios como lo es la economía estadounidense, los efectos en el marco de la Dependencia en neo-colonialismo aplicado a los países del Golfo que se sumarían a los costos de mantenimiento de las tropas estadounidenses estacionadas en esos países árabes, los efectos en países productores alejados de las directrices geopolíticas impuestas desde Washington, los efectos reales actuales sobre las economías de los “socios y aliados” de los EEUU de América, particularmente, en la región de Asia y Pacífico y el control necesario por parte del Pentágono de los “efectos colaterales” producidos en consecuencia por la caída de los precios del barril del petróleo; es decir, en el marco de este discurso, la economía mundial se ha venido sustentado en los recientes años con un precio del barril de petróleo calculado en su necesidad obligante en los US$100,00/barril, sustentados sobre cálculos muy generosos en temporalidad actual. (Es muy probable que el costo del barril producido pudiera calcularse sobre los US$125,00/barril buscando una rentabilidad justa)

La actual crisis mundial obliga a calcular las realidades de los crecimientos de las economías fundamentales: China, EEUU de América, Japón y la Comunidad Europea cuales son, en última instancia, las economías que mantienen la existencia del sistema capitalista. Es decir, para su propia subsistencia, exceptuando a China, las otras economías en mención se han visto obligadas a desarrollar lo que en alguna ocasión mencionaría Umberto Eco sobre el regreso a los paradigmas de la Edad Media. Ello lo podemos percibir con un simple ejemplo cual es la realidad de la España borbónica como nación neo-colonial-estadounidense cuando el régimen de don Mariano Rajoy ha venido “pauperizando” a la masa trabajadora española y aprobando leyes represivas dirigidas, fundamentalmente, al control real-legal de la sociedad, la restricción de los Derechos Naturales individuales y castrando cualquier intención de una propuesta que horizontalice la distribución de las ganancias; es decir, el gobierno de don Mariano Rajoy ha puesto al Capital por encima del “ser creado” como “ser social” violando, fundamentalmente, las bases fundamentales que impone la propia teología antropológica.

En ese marco referente, las políticas revolucionarias como las que se vienen aprobando desde el Gobierno del Presidente constitucional, Nicolás Maduro Moros, en el marco del propio proceso del desarrollo de la Revolución Bolivariana no solo entran en contradicción con la realidad actual de la crisis mundial sino que representan “la contradicción del propio sistema capitalista” en pleno desarrollo actual. Es decir, las políticas aprobadas por el Gobierno de Maduro Moros son políticas en su aprobación y praxis las políticas obligantes y revolucionarias que se desarrollan en sus diferentes etapas fundamentales cuales irán demostrando su propia viabilidad revolucionaria y serán evidente ejemplo de solución a la constante y permanente violación de los Derechos Naturales que desarrolla permanentemente el propio sistema capitalista per se y, fundamentalmente, en el marco de la actual crisis mundial y global socio-económica.

delpozo14@gmail.com


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1222 veces.



Miguel Ángel del Pozo


Visite el perfil de Miguel Ángel Del Pozo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Miguel Ángel Del Pozo

Miguel Ángel Del Pozo

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a199653.htmlCd0NV CAC = Y co = US