El ébola pone a prueba la unidad de los países del mundo

El Virus del Ebola causa un síndrome viral agudo que produce entre otros síntomas que describiremos luego, fiebre hemorrágica, es una enfermedad devastadora con una tasa de mortalidad del 90%, el nombre de Ebola se debe a que fue localizado por primera vez en un río de Zaire (Congo) que lleva precisamente ese nombre, ello ocurrió en el año 1976; es una enfermedad que se transmite de persona a persona a través del contactos físicos mediante fluidos corporales (saliva, sudor, sangre, vómitos, y orina) de animales o humanos vivos o fallecidos, infectados con el virus, se considera que los murciélagos frugívoros de la especie Hypsignathus monstruosos son posibles huéspedes naturales del Virus del Ebola, hasta ahora no hay tratamientos curativos ni vacunas, específicas que sean efectivas, sólo se emplean tratamientos de soporte con hidratación, después del periodo de incubación de tres a nueve días, se presentan síntomas como por ejemplo: malestar generalizado, cefaleas, conjuntivitis, dolores musculares, náuseas y vómitos, diarreas y luego hemorragias cutáneas, gastrointestinales, renales y oculares.

Hoy en día la mayor incidencia está localizada en las Repúblicas del África occidental de Sierra Leona, Liberia y Guinea, países muy pobres y en consecuencia sumamente vulnerables, con apariciones eventuales en otros países.

Las Organización de las Naciones Unidas, (ONU), Organización Mundial de La Salud, la Organización Panamericana de la Salud, y la Organización de Estados del Caribe Oriental (OECA) coordinan esfuerzos en nuestro continente, los Presidentes de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) efectuaron la Cumbre del bloque regional sobre el Ebola para enfrentar la emergencia de esta letal enfermedad, para lo cual se requiere de medidas de emergencia de la comunidad internacional, solo la acción solidaria de todos los países del mundo pueden dar una respuesta contundente que detenga el posible avance de esta severa patología.

Resulta admirable el esfuerzo que el Gobierno cubano con su pueblo está realizando para enfrentar al Ebola, al disponer de un contingente de médicos y personal para médicos, los cuales se van a desplegar por los diversos países africanos donde han aparecidos brotes de esta enfermedad, un ejemplo de solidaridad digno de ser emulado por todos los Países del orbe, sin distingo de desarrollo económico. De tal manera que el EBOLA pone a prueba la unidad de los Países del mundo, cuando se trate de calamidades que pongan en peligro a la población mundial, ojalá ocurra de igual manera con la amenaza de la destrucción nuclear.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1224 veces.



Mariano Crespo Colina

Universitario, socialista, bolivariano y humanista, partidario de la no concesión a la derecha golpista.

 mcrespo48@yahoo.es      @dialogoambiente

Visite el perfil de Mariano Crespo Colina para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: