El Ébola y la Cuba Socialista y Solidaria siempre presente…!!!

La Cuba Revolucionaria y Socialista demuestra, una vez más, su clara vocación humanista y solidaria ante la aparición del Ébola que ya lleva cerca de cinco mil fallecidos, en su mayoría en el África Occidental (Sierra Leona y Liberia), la cual ha sido una constante a través de toda su historia Revolucionaria desde que se inició el 1 de enero de 1959, es decir, hace más de 55 años.

No sólo a nuestro Continente ha enviado en los últimos treinta años legiones de médicos, paramédicos y enfermeras para atender extensas áreas de nuestros países (Haití, Nicaragua, El Salvador, Jamaica, Venezuela y Brasil entre otros) a donde los galenos oriundos de los mismos se han negado de modo persistente a ir a dar salud a la población de más bajos recursos, sino frente a otras situaciones, como sucedió igualmente en el África, cuando sus soldados lucharon al lado del pueblo de Angola y de Namibia, para derrotar las tropas sudafricanas de un régimen  atroz y segregacionista en la histórica batalla de Cuito Cuanavale (1987/1988) y con ello la abolición del Apartheid (1), hoy  de nuevo la Cuba de Fidel regresa a la Madre África con un batallón de médicos especialistas (más de 150 de un total de 460 programados que viajarán progresivamente) para cooperar con la erradicación del virus del Éboli y así detener la mortandad que el mismo pudiera provocar si logra propagarse por otras regiones vecinas y del planeta en general, como sabemos que ya ha sucedido con algunos pocos casos en España y los Estados Unidos.

He allí una muy clara y contundente demostración de solidaridad y de amor al prójimo, lo que tanto pregonó Jesús en su corta vida y es lo que ahora ni nunca, al menos en los últimos cien años, hemos conocido ha hecho los Estados Unidos y sus aliados europeos en ningún lugar de la tierra amenazado por una tragedia similar.

Lo único que le han ofrecido a estos nuestros pueblos del sur o llamados del Tercer Mundo y aún lo siguen haciendo, como lo ha venido recogiendo la historia de los últimos cien años, son bombardeos, drones y la provocación y la muerte al por mayor, como sucedió con las bombas atómicas que lanzó sobre Hiroshima y Nagasaqui los día 6 y 9 de agosto de 1945, más de tres meses después de que Hitler se suicidara (30 abril de 1945) y Mussolini fuera ejecutado por su pueblo ( 28 de abril de 1945) y posteriormente, para mencionar apenas cuatro casos adicionales por tanta barbarie que allí se cometió: la invasión a Panamá para derrocar a quien fuera su amigo y socio, Manuel Antonio Noriega, en el asesinato de Omar Torrijos, la cual dejó un saldado de más de tres mil panameños masacrados en un bombardeo que duró menos de media mañana, la invasión a Granada (octubre/83), pequeño país Caribeño de apenas 88 kilómetros cuadrados y menos de 200 mil habitantes, donde murieron algo más de mil quinientos de sus connacionales, el bombardeo a Yugoslavia, entre los meses de marzo y junio de 1999, el cual dejó miles de muertos y heridos y la destrucción casi total de la tercera aparte de ciudades como Belgrado y Montenegro, luego de que las fuerzas de la OTAN “realizaron unas 38.000 misiones de combate” y las invasiones criminales de Afganistán y de Iraq (2001/10), cuyas muertes sobrepasan el millón de personas..

Pero leamos lo que ha escrito Fidel Castro ante esta nueva gesta solidaria de la Revolución Cubana con nuestros pueblos de un sur que, parodiando a Mario Benedetti, “también existe” (3):

La hora del deber (2) 

No tardó nuestro país un minuto en dar respuesta a los organismos internacionales ante la solicitud de apoyo para la lucha contra la brutal epidemia desatada en África Occidental.

Es lo que siempre ha hecho nuestro país sin excluir a nadie. Ya el Gobierno había impartido las instrucciones pertinentes para movilizar con urgencia y reforzar al personal médico que prestaba sus servicios en esa región del continente africano. A la demanda de Naciones Unidas se dio igualmente respuesta rápida, como se ha hecho siempre ante una solicitud de cooperación.

Cualquier persona consciente sabe que las decisiones políticas que entrañan riesgos para el personal, altamente calificado, implican un alto nivel de responsabilidad por parte de quienes los exhortan a cumplir una peligrosa tarea. Es incluso más duro todavía que la de enviar soldados a combatir e incluso morir por una causa política justa, quienes también lo hicieron siempre como un deber.

El personal médico que marcha a cualquier punto para salvar vidas, aun a riesgo de perder la suya, es el mayor ejemplo de solidaridad que puede ofrecer el ser humano, sobre todo cuando no está movido por interés material alguno. Sus familiares más allegados también aportan a tal misión una parte de lo más querido y admirado por ellos. Un país curtido por largos años de heroica lucha puede comprender bien lo que aquí se expresa.

Todos comprendemos que al cumplir esta tarea con el máximo de preparación y eficiencia, se estará protegiendo a nuestro pueblo y a los pueblos hermanos del Caribe y América Latina, y evitando que se expanda, ya que lamentablemente se ha introducido y podría extenderse en Estados Unidos, que tantos vínculos personales e intercambios mantiene con el resto del mundo. Gustosamente cooperaremos con el personal norteamericano en esa tarea, y no en búsqueda de la paz entre los dos Estados que han sido adversarios durante tantos años, sino en cualquier caso, por la Paz para el Mundo, un objetivo que puede y debe intentarse.

El lunes 20 de octubre, a solicitud de varios países del área, tendrá lugar una reunión en La Habana con la participación de importantes autoridades de los mismos que han expresado la necesidad de dar los pasos pertinentes para impedir la extensión de la epidemia y combatirla de forma rápida y eficiente.

Los caribeños y latinoamericanos estaremos enviando también un mensaje de aliento y de lucha a los demás pueblos del mundo.

Ha llegado la hora del deber."

Fidel Castro Ruz

Octubre 17 de 2014

 

(1)       Rebelion. Cuba consolidó la independencia de Angola y ...

(2)       Cuba Debate: Artículo de Fidel: La hora del deber

(3)       Mario Benedetti. El sur tambien existe

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 826 veces.



Iván Oliver Rugeles


Visite el perfil de Iván Oliver Rugeles para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:

Comparte en las redes sociales


Síguenos en Facebook y Twitter



Iván Oliver Rugeles

Iván Oliver Rugeles

Más artículos de este autor



US mp N Y ab = '0' /internacionales/a196968.htmlCd0NV CAC = Y co = US