Ucrania debe resistir

La  globalización  capitalista no solo ha pretendido reventar las fronteras nacionales y secuestrar la Soberanía e Independencia de los Estados sino que también, ha impuesto  la internacionalización de los conflictos;  por lo que,  problemas políticos internos  de los Estados  y los que se generen entre diversos Estados  son transformados, en confrontaciones  geopolíticas porque, en el fondo,   esta nueva visión de  conflictividad internacional permanente  está asociada al Plan de Reconquista y Recolonización Global que el imperialismo y las Viejas potencias coloniales europeas y sus aliados subalternos regionales  vienen desarrollando para  someter los Estados  Nacionales y sus mercados, con el fin de garantizar el ingreso y dominio de sus corporaciones financieras e industriales y sus mercancias; condición necesaria y urgente para intentar controlar  la  irresoluble crisis del modelo Capitalista dominante y restablecer  su vieja hegemonía en declive.

La crisis política que desde hace  varios meses viene afectando a Ucrania  tiene un origen multifactorial, el cual se relaciona  con  su antigua relación estratégicas  con la extinta  Unión de República Socialista Soviéticas y su sucesora capitalista, la Federación Rusa, pero también, con el plan estratégico de los Estados Unidos de América, la Unión Europea y de su brazo armado, la Organización  del Tratado del Atlático Norte, OTAN,  dirigido a cercar económica y  militarmente  a su rival  estratégico, la Federación Rusa, con el fin de debilitar sus lazos comerciales externos e incidir en la cohesion política con sus Repúblicas Autónomas asiaticas y en sus vínculos económicos con  los Estados pertenecientes a la Comunidad de Estados Independientes, CEI, qure sustituyó  el Mercado Común  de los paises socialistas, tambien llamado CAMECOM.

A los factores anteriores ha de agregarse la profunda crisis política que viene acumulando Ucrania a consecuencia de los conflictos entre las comunidades eslavos  no rusos y la inmensa cantidad de población de origen ruso  sobre las alianzas  que Ucrania debería sostener y, lo que no es menos importante, el proceso de descomposición  moral de las elites pos-soviéticas de Ucrania a causa de la corrupción y del uso de la repression contra la disidencia, la cual no se resolvió con la llamada Revolución Naranja  ni con el gobierno derechista de la  hoy prisionera  ex primera ministra Yulia Timoshenko en el año 2004, antes por el contrario, ha continuado  durante el gobierno del actual presidente Victor Victor Yanukovick;  proceso que ha alentado  el crecimiento de los sectores fascista, rusofobos, racistas y anti-inmigrantes, cuya violenta presencia se expresa en las calles, plazas y edificios publicos de Kiev  en su desafío y aggresion a la policía no armada de Kiev,  el asalto a edificios públicos y las grandes hogueras en plena Plaza de la Independencia.

En ese marco, la decisión del presidente Yanukovich de suspender la firma del  acuerdo de asociación con la Unión Europea, no puede considerarse como la causa real del conflicto actual, sino el evento que desató las planificadas  acciones de la ultraderecha fascistas y sus aliados europiestas, dirigidas a producer la ingobernabilidad y provocar, no solo la caisa del gobierno, sino la renuncia del presidente Yanukovich; objetivo fundamental de las actuals acciones de lesa oposición vuiolenta a generar la crisis política hasta la caida del gobierno  e incluso, de la renuncia  del presidente Yanucovik , por lo que ello podría garantizar la covocatoria inmediata de elecciones, en momentos  en que cuentan con una importante acumulación de fuerzas internas y apoyos politicos, diplomáticos y financieros internos, lo que podría favorecer u su triunfo electoral y  la firma inmediata del acuerdo de asociación Ucrania-Unión Europea.

El caldo de cultivo de esta crisis que pudiera afectar la paz y la seguridad en el noreste del continente europeo y su fallada asiática, esta en las actuatales condiciones de vida de  los obreros, campesinos, profesionales y pensionados ucranianos que se han venido empobraciendo por la aplicación del modelo ruso de privatización de los bienes públicos luego de la disolución  de la URSS, de cuyo proceso se formó una capa social integradas por antiguos burócratas corruptos del antiguo régimen, comerciantes aventureros y poderosas mafias, las cuales se apoderaron en pocos años del inmenso patrimonio acumulado por los pueblos de Ucrania durante su largo proceso socialista, trayendo como consecuencia una desigualdad social sin precedentes,  alto desempleo, perdida del valor de las pensiones,  prostitución, drogadicción,  elevada criminalidad social y emigración illegal, que muchos ingenuos y desesperados ucranianos creen que puede ser solucionadas con una asociación una Unión Europea que pasa por la peor crisis  económica y financiera desde que entró en vigencia el Acuerdo sobre el Carbon y el Acero de 1.954, que sirvió de embrión a la actual Unión Europea;  organización neocolonialista  que ya  se ha  tragado a 28 naciones.

La situación de conflicto que mantienen los diversos grupos de la ultraderecha facista ucraniana, encabezada por el partido Svoboda,  opuesto al gobierno derechista del presidente Yanukovich, conduce a la tension  política y militar  en una zona estratégica del planeta,  en donde la Federación Rusa  - lo ha dicho  el presidente Putin y  repetido el Canciller Lavrov ha venidos sosteniendo que la Unión Europea debe permitir que sean los propios ucranianos los que resuelvan democráticamente sus conflictos  y que, la Federación Rusa, no está dispuesta a tolerar que mediante la fuerza se produzcan  cambios geopolíticos en Ucrania   que puedan poner en peligro su propia seguridad y los intereses del pais y sus nacionales en Ucrania; por lo que es necesario y conveniente para los intereses de todas las partes, la resolución politica negociada del conflicto, que puyeda expresarse en la formación de un gobierno  aceptado por todos los actores internos, que convoque, en el mediano plazo, un referendo consultivo sobre la asociación con la Unión Europea,  que proteja el interes propio de Ucrania de mantener relaciones financieras y económicas ventajosas con la Federación Rusa; condición que la Unión Europe quiere impedir a toda costa porque Ucrania es hoy, la Joya de la Corona neocolonial.

Yoel Pérez Marcano

 



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1435 veces.



Yoel Pérez Marcano


Visite el perfil de Yoel Pérez Marcano para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a181117.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO