Lo que me cuentan sobre Argentina

Aunque uno no lo crea, todavía existen sitios donde se puede tener la puerta sin candado y esto sucede en algunos sitios de la nación sureña, que fueron visitados por mi familia en esta bella nación del sur del continente. Claro, esto no es en Buenos Aires, aunque queda a 40 minutos de la de la capital del tango y la parrilla, este lugar se llama Francisco Álvarez y así como éste, existen muchos mas donde la delincuencia criminal y asesina no existe. Pero es que en realidad, somos dos sociedades muy distintas; una donde el pueblo se protege entre si y no permiten desmanes y delitos tan fácilmente como por ejemplo que en los medios de comunicación se incite a “tomar las calles” como lo hace el malandro del Leopoldo López o “vamos a incendiar este país” como dice la presionada Maria Machado.

No, en Argentina, usted no vera a nadie sacándole la madre al conducir su carro o gente tomando en una licorería, y si por casualidad anda sin cinturón de seguridad o se come la luz del semáforo le quitan la licencia y si hace ruido con su equipo de sonido, le dan una multa para que no se le ocurra otra vez andar con ese escándalo y con esta “música” de hoy que sinceramente da pena. En ningún lado, vez a alguien armado y en general nadie siendo un civil “normal” puede portar armas, solamente portan armas funcionarios debidamente entrenados y si a usted lo agarran con una pistola o un revólver, va a parar a la sombra por una buena temporada y si el arma esta “cochina” le será difícil salir en menos de diez años. Los medios, no andan todo el día induciéndolo a comprar cualquier vaina que no necesite, en general en una sociedad mas socialista, los medios son mas culturales.

Son lo contrario de los medios de los parásitos, que sirven para alienar al pobre a gastar lo que no tiene y para disociar a los “ricos” en odiar a su prójimo de las clases menos pudientes y como de paso, le cortamos el flujo de dólares, que antes se llevaban a granel, están como locos sobre todo, los tridentes del infierno esos que cuentan con el músculo mediático mundial, para llamar a prender un peo, de tipo pueblo contra pueblo, donde un bando es agringado y lo único que quiere es el poder a toda costa y otro; el bando que destina a los menos favorecidos en la vida, una gran cantidad del chorro petrolero para equiparar y tratar de salir de las fauces del capitalismo creador del salvajismo imperante, donde nunca se sembró el petróleo y venimos nosotros los chavistas a intentarlo.

Asi, nuestra patria creció diferente a la Argentina, aquí las cosas buenas eran para un grupito y las cosas malas para el resto, habitantes sin cultura, sin educación, sin comida; todo para el grupito que se gozaba el excremento del diablo en detrimento de una población de jóvenes excluidos que hoy casi sin control, hacen daño a sus semejantes, porque muchos estos “semejantes” en vez de humildad derrochan antivalores en una sociedad que en su lucha de clases, va entendiendo que el plan para terminar de salir de esta sociedad injusta donde viven mejor los amos del valle y los inmigrantes escuálidos (los disociados en general viven igual a nosotros) se nivele y con la comuna y la organización popular volvamos a la época cuando nuestros abuelos dormían sin candado en las puertas, antes que llegaran los que nos obligaron a colocar el candado; que no son otros sino, AD y COPEI. Así, al bajar ese nivel tan drástico de cosas que entran en nuestro subconsciente y que son las que nos llevan a hacer cosas que no queremos, dejar de ser tan consumistas donde los medios, y todos en sociedad y comuna, debemos propiciar, valores socialistas para que entre todos vivamos bien y en felicidad, sin ser pantalleros, ni envidiosos. Puedo decir lo que me contó mi familia sobre la hermana República de Argentina y me parece muy bien, una sociedad menos acelerada. De paso, en Argentina, todas las cosas no vienen de China, ellos han logrado desarrollar una infraestructura económica donde no necesitan importar todo lo que consumen, sino que usted consigue todo de calidad y ese producto dice “Industria Argentina” y no, “Made in China”. Debemos copiarnos muchas cosas de esta productiva nación, que al no tener excremento del diablo, tuvo que desarrollarse de otra forma y no al estilo de la cuarta república, antidesarrollista y proimperial. Aprovechar MERCOSUR.


Esta nota ha sido leída aproximadamente 1761 veces.



Jorge Osorio Rojas


Visite el perfil de Jorge Osorio Rojas para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes:



US mp N GA Y ab = '0' /internacionales/a180839.htmlCd0NV CAC = Y co = US p hace 3 = NO