Poca innovación en América Latina

El último informe del Banco Mundial sobre el emprendimiento de América Latina dice “muchas empresas poca innovación”.

La brecha de innovación abarca todo el espectro que va desde las pequeñas empresas hasta las multinacionales Latinoamericanas conocidas como multilatinas y las subsidiadas de los grandes conglomerados internacionales.

Las empresas latinas en su gran mayoría no tienen inversión para investigación y desarrollo a las empresas parecidas de otras regiones con países emergentes y cuando cruzan las fronteras para vender sus productos lo hacen con los mismos que venden en su país.

En general, introducen productos con poca frecuencia porque invierten muy poco en actividades de investigación y desarrollo, poco personal calificado y científico así obtienen menos patentes y son peor gestionadas con sus pares de un nivel de desarrollo compatible.

América Latina no tiene una universidad registrada entre las 100 mejores universidades del mundo y de los ingenieros graduados por cada millón de habitantes entre los 15 y los 34 años sitúan a Chile como el país mejor ubicado con un 9%, Brasil con un 3%, mismo porcentaje para Colombia y Argentina, lo cual incide en la poca o nada inversión y desarrollo de las multilatinas.

La educación es la peor de las desigualdades que caracterizan a América Latina.

“Cada producto lanzado es pensado en nosotros no en el mercado” dice un empresario de una multilatina. Es un esfuerzo prometedor para la empresa a nivel local que de ninguna manera resuelve ni aporta a la solución de los problemas de manera mediata; fuera de esto los gobiernos tienen problemas a largo plazo comunes en toda la región por la desigualdad existente y la falta de competitividad de las empresas privadas y estatales escasamente ligados al comercio global.

En la región Venezuela introdujo nuevos productos en un 40%; Ecuador 50%; Argentina 90%; Bolivia 85%; Nicaragua 38%.

El ascenso de los mercados emergentes en parte por las políticas de estimulo de la FED y del BCE, bancos centrales de EEUU y Europa, capitales especulativos de inversionistas en las sombras permitieron a los países Latinoamericanos recibir grandes cantidades de dinero para crecer a tasas significativas y con políticas económicas controlaron la inflación los ayudo con el clima de estabilidad para sacar a millones de personas de la pobreza.

Pero, las economías emergentes en estos últimos dos años se contrajeron, caídas de las inversiones, reducción de la producción manufacturera, menos empleo, lograron que el nivel de pobreza en América Latina se sostenga en 165 millones al nivel del 2012 dice la CEPAL.

“Desde el 2002 la pobreza en América Latina cayo 15.7 puntos porcentuales y la indigencia un 8%, pero, las ultimas cifras muestran una desaceleración” informo Alicia Barcena, Secretaria Ejecutiva de la Cepal.

En el mismo informe la Cepal manifiesta “en 6 países de la región con información disponible del 2012, estos registraron disminución de la pobreza respecto del 2011.

En Venezuela la tasa cayo 5.6 puntos porcentuales al 23.9; Ecuador bajo del 35.3 al 32.2 en el 2013; en Brasil se redujo 2 puntos igual en Perú, Argentina, Colombia, pero, para El Sa Uruguay, Republica Dominicana, Costa Rica y México la tasa es de 41.2 por la falta de empleo. Situación por la que la Cepal proyecta un aumento del 0.2% para la indigencia que en estos momentos se sitúa en 68 millones de personas.



Esta nota ha sido leída aproximadamente 1150 veces.



Raul Crespo


Visite el perfil de Raul Crespo para ver el listado de todos sus artículos en Aporrea.


Noticias Recientes: